Cobertura de Robo. ¿Qué hay que hacer si me roban el coche?

En la primera parte de nuestra guía sobre la Cobertura de Robo. ¿En qué consiste? ya te hablábamos de algunas cuestiones importantes con referencia a la cobertura de Robo. En esta segunda parte, queremos ampliarte la información para que no te queden dudas.

¿Qué tengo que hacer si me roban el coche?

Si estás seguro de que te han robado el coche (comprueba que no se lo ha llevado la grúa, que a veces pasa), tienes que poner una denuncia en la comisaría de policía más cercana. Posteriormente, tendrás que dar parte a tu compañía de seguros, haciéndoles llegar una copia de la denuncia presentada. Puede que el coche no aparezca nunca, pero en el caso de que apareciese y además de lo que te hemos contado en la primera parte de esta guía, deberás volver a la comisaría para poner la contradenuncia y el boletín de recuperación del vehículo. Ambos documentos los tendrás que remitir también a tu compañía para que tramite el cierre del expediente y la indemnización que pudiera haber quedado pendiente.

Indemnización por Robo Parcial

En este caso tu compañía te abonará únicamente los daños causados al robarte partes integrantes de tu coche. Cada una de las partes dañadas se valora de manera independiente y de acuerdo con el importe que cuesta reponerlas o repararlas en el momento del accidente.

Accesorios

Dentro del concepto de robo parcial, es posible que la parte del vehículo que te roben sea un Accesorio. En este aspecto habría que distinguir entre dos tipos:

  • Accesorios de serie. Son accesorios originales de fábrica, como una puerta, el volante, un asiento, etc. Estos accesorios de serie casi siempre quedan cubiertos por nuestra póliza y nuestra compañía nos los indemnizará a valor de nuevo (lo que valgan en el momento del accidente). Todos los accesorios de serie se indemnizan completamente y a valor de nuevo, a excepción de los neumáticos, que tendrás que ver qué indican al respecto las condiciones de tu póliza, ya que hay compañías que no los cubren si no hay más daños, o que les aplican una depreciación y te pagan un importe inferior.
  • Accesorios no de serie. Se trata de accesorios no originales, que son instalados con posterioridad en el vehículo. Tendrás que consultar también las coberturas de tu póliza, pero normalmente es necesario declararlos y pagar por ellos un suplemento de prima para que queden cubiertos en caso de siniestro. Por ejemplo un GPS tendrá que estar expresamente declarado para que si nos lo roban nuestra compañía nos pague la indemnización por él.

¿Merece la pena contratar la cobertura de robo?

Como todo, se trata de una decisión que tú deberás tomar personalmente, pero desde Rastreator.com te recomendamos que la contrates. La parte de prima correspondiente a la cobertura de robo no suele ser cara, y más vale estar protegidos en caso de que nos roben una parte o el vehículo completo. Cuanto más nuevo o más caro sea tu vehículo, más atractivo será para los ladrones, pero aún en el caso de que no se trate de un vehículo de esas características, todos los días se roban coches de todo tipo. A nadie le gusta quedarse sin su coche y encima no ser indemnizado por ello, piensa si te pasara ahora y tuvieses que comprar un nuevo vehículo, probablemente ni lo tenías en mente, ni tienes el dinero preparado… Más vale prevenir que lamentar, y desde Rastreator.com te recomendamos que asegures tu vehículo contra el robo. Ojalá no te lo roben nunca, pero si sucede, al menos tu compañía tendrá que pagarte el valor del vehículo robado o de los daños causados y no te quedarás sin nada.

Eva Montero

Redacción Rastreator.com

COMPARAR SEGURO DE COCHE AHORA