¿Qué modalidad de seguro de Hogar elegir?

Mayo 2015

El seguro de Hogar es el instrumento al que recurrir cuando ocurre algún imprevisto en la vivienda, ya sea dentro o fuera de ella. Y es que, muchos han evolucionado hasta el punto de incluir coberturas tan novedosas como el borrado de huella digital o protección digital a menores.

Tener contratado uno de estos productos no es obligatorio para los propietarios de una casa, a no ser que esté hipotecada. No obstante, los últimos datos publicados por Unespa aseguran que el 76% de las viviendas españolas están protegidas con una póliza de Hogar. De hecho, en España existen más de  17 millones de pólizas Multirriesgo Hogar.

Un usuario, un seguro de Hogar

Las pólizas de Vivienda pueden incluir un gran número de coberturas. Que sea más o menos completa depende, principalmente, de la modalidad que se contrate. Así, en función de la casa qué se desea asegurar o las características concretas de ésta hace que convenga más un tipo de seguro u otro. En Rastreator hemos elaborado esta guía para ayudarte a elegir la modalidad que más te interesa. Para ello, hemos clasificado los seguros de Hogar que puedes encontrar en el mercado en 3 tipos: Básico, Intermedio y Completo.

¿Cuándo contratar un seguro de Hogar Básico?

El seguro de Hogar Básico es el más sencillo que puedes contratar para proteger tu vivienda. Ahora bien, no siempre es el más recomendable ya que las coberturas que incluye son muy escasas por lo que estarías desprotegido frente a muchos de los accidentes que pudieran suceder en tu hogar.

La mayoría de este tipo de seguros suele cubrir los daños que sufra tu casa como consecuencia del fuego, de una inundación (aunque no siempre la reparación de tuberías), así como los originados a raíz de un robo (pero no hurto). Eso sí, esta última acción no suelen contemplarla todas las compañías. También cubriría la rotura de cristales y, en ocasiones, de la placa vitrocerámica. Además, ofrece asistencia en el hogar y defensa jurídica, aunque la mayoría de las veces ilimitada en ambos casos.

Son varias las situaciones las que te pueden llevar a contratar una póliza de Hogar Básica. Las principales son:

Casa en alquiler

Tener la casa alquilada a un tercero es una de las situaciones en las es una buena idea contar con una póliza básica. Éstas cubren, hasta un límite fijado, el continente y el contenido de la casa. Además, la protege, casi siempre, de los daños que pueda sufrir como consecuencia del fuego, del agua, la caída de un rayo o de una explosión. Eso sí, tienes que prestar atención al condicionado de tu póliza porque hay algunas compañías que en esta modalidad no incluyen los gastos derivados de la extinción de incendios.

Segunda vivienda

La segunda vivienda es otra de las situaciones en las que podría bastarte con un seguro de Hogar Básico, especialmente si los muebles y los electrodomésticos no son de gran coste y no vas a guardar en ella bienes de valor especial y/o joyas.

Además, la mayoría de estas pólizas también suelen cubrir la responsabilidad civil del propietario y de sus hijos así como los de la vivienda. Es decir, la aseguradora se hará cargo del coste de los daños que ocasiones a un tercero así como los que se originen como consecuencia de roturas y averías de la casa o de sus elementos.

¿Cuándo contratar un seguro de Hogar Intermedio?

El seguro de Hogar Intermedio tiende a incluir, además de lo ofrecido por la póliza Básica, la cobertura de daños estéticos. Además, suele ampliar la garantía de defensa jurídica y ofrecer una asistencia en el hogar completa.

Cubrir joyas y objetos de valor especial

¿Tienes joyas o/y objetos de valor especial como una obra de arte o una bicicleta? Si estás en esta situación y quieres tenerlos protegidos sería suficiente con contratar un seguros de Hogar Intermedio. La mayoría de estos productos permiten proteger estos bienes frente a posibles robos o daños. Por lo que este producto es el que más te convendría.

RC de tu mascota

Si tienes un perro o un gato y no lo tienes asegurado con una póliza de Responsabilidad Civil (RC) te convendría contratar un seguro que incluyera esta cobertura. La mayoría de los seguros de Hogar Intermedio cubren la RC de los animales domésticos que residan en la vivienda asegurada.

Y es que, por muy tranquila y buena que sea tu mascota eso no te garantiza que no pueda ocasionar algún daño a una persona o a otro animal, aunque sea de manera involuntaria. Así, si tu mascota muerde a una persona será el seguro el encargado de indemnizar a la víctima. Incluso de hacerse cargo de tu defensa si te vieras en la situación de tener que ir a juicio.

¿Cuándo contratar un seguro de Hogar Completo?

El seguro que incluye el mayor número de coberturas es el seguro de Hogar Completo. Ofrece los mismos servicios que la póliza de Hogar Intermedio y además, otros como reparación de electrodomésticos, mantenimiento de equipos informáticos y servicios de bricolaje.

Vivienda principal

A la hora de proteger tu hogar lo más recomendable es hacerlo con un seguro Completo. La casa en la que vivimos durante la mayor parte del año es el espacio en el que guardamos todos nuestros bienes que no sólo son de un gran valor económico sino también sentimental.

Y es que, estas pólizas también contemplan las reparaciones por daños estéticos del continente y, algunas, incluso de elementos que forman parte del contenido. Así, tras un siniestro en tu casa la compañía no sólo te indemnizará o reparará los perjuicios producidos a raíz de éste sino también por los daños estéticos.

Casas con jardín

El jardín es una de las partes de las casas que más valor tiene, por eso, una buena opción es protegerlo con la póliza de Hogar. Si tu vivienda cuenta con este elemento, la modalidad que más te conviene es el seguro de Hogar Completo. La mayoría de estos productos cubren su reconstrucción, que consiste en costear la recuperación del aspecto del jardín tras un siniestro.

Esta cobertura también puede estar incluida en alguna póliza de Hogar Intermedia e incluso Básica. Ahora bien, lo habitual es que se limite la reconstrucción a un porcentaje de la suma asegurada en el continente o que sólo se hagan cargo si los daños se han originado a raíz de un rayo, un incendio o una explosión. De hecho, alguna aseguradora llega a especificar que sólo protegería el jardín de posibles incendios.

Atraco y hurto

Hay seguros de Hogar que protegen mucho más que tu casa. Los más completos contemplan situaciones como el hurto (que es distinto al robo) y el atraco en la vía pública. Así, si estando en la calle te quitan la maleta o te roban el teléfono móvil en un descuido mientras estás sentado en un restaurante, por ejemplo, tu seguro de Hogar se haría cargo de indemnizarte con la cantidad que crea oportuna para que puedas sustituir los bienes sustraídos por otros de características similares.

Un manitas en el hogar

Otro de los servicios con los que suelen contar todos (o casi todos) los seguros de Hogar es el de bricolaje, también conocido como servihogar. Contar con esta cobertura es esencial si ni tú ni el resto de personas que viven contigo son demasiado manitas.

Colgar un cuadro, un espejo o las cortinas, poner el marco de una ventana, pulgar los radiadores o reparar un grifo son cosas que tarde o temprano se necesita hacer en una casa y que no todas las personas saben cómo. Por eso, algunos seguros de Hogar ponen a disposición de sus clientes 1 o 2 pequeñas operaciones de mantenimiento de este estilo al año.

Pago fraccionado

Poder pagar la prima del seguro en varias cuotas es posible, pero no siempre. Esta opción suele estar disponible en los seguros de Hogar Completo y en algunos de la modalidad Intermedia, aunque en esta última no suele ser posible el pago mensual y el trimestral puede sufrir un recargo.

¿Qué seguro de Hogar elegir?

La elección del seguro de tu vivienda depende de muchos factores. Lo que tienes que tener claro es qué tipo de protección es la que te hace falta. Las pólizas de Hogar pueden ser muy básicas, que cubran tu responsabilidad civil y la de tu vivienda y el continente, o tan completas que te ofrezcan servicios de bricolaje o te indemnicen si te atracan en la calle.

Rastreator te ayuda a encontrar el seguro de Hogar que más se adapte a tu vivienda y a tu familia. En apenas unos minutos podrás tener un conjunto de ofertas para las distintas modalidades de seguro (Básico, Intermedio y Completo). Así, podrás comparar los precios entre unos y otros y las coberturas que te ofrecen para que tengas más fácil tu elección final.


COMPARAR SEGUROS DE HOGAR

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de hogar