En la montaña, la prudencia es siempre la mejor consejera

Todos los años ocurren accidentes en las zonas de montaña. En muchos casos son protagonizados por montañeros experimentados, mientras que otras veces son simples excursionistas los que se pierden, se despeñan o incluso mueren congelados. Todos ellos pudieron dar marcha atrás cuando el mal tiempo llegó de repente o veían que se les echaba la noche encima, pero decidieron seguir adelante bajo el convencimiento de que podían salir airosos de la situación.

En ocasiones llevas tiempo esperando la aventura de subir a una determinada montaña, no te encuentras especialmente cansado y confías en el material que llevas, por lo que cuesta admitir que las cosas no han salido como tú querías a consecuencia de una tormenta inesperada. O bien has hecho el recorrido previsto en más tiempo de lo que pensabas y se te ha hecho de noche. La pregunta es: ¿vale la pena morir por esto?

Para renunciar a tiempo se necesita humildad. La cima no es el único lugar de la montaña y, en cualquier caso, siempre se puede volver. Sin embargo, algunas personas quedan atrapadas en la idea del dinero invertido en la compra de su equipo o en el tiempo que han invertido en desplazarse hasta allí y no pueden consentir que un elemento externo les estropee su instante de gloria. En esos momentos es necesario admitir que no podemos continuar sin poner en riesgo nuestra vida. Es mejor tener la oportunidad de intentarlo de nuevo que arriesgarte y no regresar.

Si vamos a dedicar nuestras vacaciones a la práctica de deportes extremos o que impliquen cierto riesgo conviene llevar un buen seguro de viaje adaptado a nuestras circunstancias. Con el comparador de seguros de viaje de Rastreator.com encontraremos lo que buscamos de una manera cómoda, rápida y muy eficaz. En pocos minutos y con total garantía.


COMPARAR SEGUROS DE VIAJE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Viaje