Garantía de buen tiempo para sus vacaciones

El buen tiempo no suele estar garantizado en ningún lugar. Por eso las aseguradoras ofrecen compensaciones a sus clientes si las vacaciones terminan pasadas por agua. La iniciativa ejemplifica la diversificación de pólizas emprendida por parte de las aseguradoras para captar la atención de la clientela en plena crisis. Los “seguros de buen tiempo” forman parte del listado de casos recogidos en un informe realizado por la editorial de seguros INESSE, junto con INOV Finance. Dicho trabajo recoge también otras iniciativas novedosas como seguros de accidente de coche para animales domésticos, contra ataques informáticos e incluso un posible contagio de gripe A.

Requisitos para contratar esta cobertura

En portales especialistas en seguros, como Rastreator, es posible recopilar información acerca de las cláusulas que las principales aseguradoras españolas incorporan en sus seguros de viaje respecto a la garantía de buen tiempo. En todo caso, requisitos ineludibles para contratar esta cobertura suelen ser la suscripción de una reserva de 3 días de duración, al menos, así como la contratación del viaje con una antelación a la fecha de entrada no inferior a 12 días.

Este seguro está directamente relacionado con destinos de costa de por sí muy soleados que, en todo caso, no están exentos de sorprender al viajero con un eventual inestabilidad meteorológica. No obstante, el listado de destinos susceptibles de incorporar una compensación complementaria en el supuesto de tener que “sufrir” las consecuencias de un tiempo adverso incluye ciudades tan turísticas, y acostumbradas a la lluvia, como Nueva York y Londres, París o Amsterdam, dentro del continente europeo.

Cuánto tiene que llover

¿De qué compensación estamos hablando? Por ejemplo, algunas compañías ofrecen a sus clientes por unas vacaciones pasadas por agua 50 euros por cada día que llueva una cantidad predeterminada de lluvia, normalmente superior a los 12 litros por metro cuadrado. Asimismo, es bastante común ofrecer una indemnización de hasta 300 euros si durante las vacaciones de verano se suma una serie de días de lluvia, por ejemplo la mitad de la duración total del viaje.

Las precipitaciones se miden cada día en el aeropuerto más cercano al destino donde ha sido reservado el hotel. Al contratar el seguro, el usuario conocerá cuáles son los aeropuertos que se tomarán como referencia. Será el Servicio Meteorológico Nacional y otros organismos independientes que trabajen en cada país quienes ofrecerán el dato de cantidad de lluvia diaria en cada punto de medición.


COMPARAR SEGUROS DE VIAJE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Viaje