Los gastos médicos en el seguro de Viaje

  • Una de las principales coberturas en la que deben fijarse los usuarios al contratar un seguro de Viaje es la de gastos médicos
  • El límite monetario de los gastos médicos es uno de los principales factores que pueden encarecer una póliza de Viaje
  • Muchas aseguradoras ofrecen la opción de ampliar los gastos médicos a cambio de un incremento en el precio de la póliza

Los seguros de Viaje se pueden contratar para cubrir una posible anulación o cancelación de un viaje o los gastos sanitarios derivados de un accidente o una enfermedad. Otra opción, es la suscripción de una póliza que incluya ambas coberturas.

El ámbito de cobertura de la póliza, el número de prestaciones incluidas o los riesgos contemplados dependen de cada compañía y pueden variar de una a otra. De hecho, una misma aseguradora puede ofrecer distintas pólizas en función de diferentes variables como por ejemplo, el nivel de protección. Un ejemplo claro es lo que ocurre con la cobertura de gastos médicos que puede tener un límite máximo que suele situarse entre los 600 euros y los 200.000. Ahora bien, pueden existir seguros que contemplen unos gastos médicos por encima o por debajo de esta franja o que, directamente, excluyan determinadas situaciones.

De hecho, necesitar asistencia médica cuando se está fuera del domicilio habitual, como consecuencia de una enfermedad o accidente, es una de las razones para contratar un seguro de Viaje, sobre todo, cuando el desplazamiento es al extranjero. La importancia de contar con una de estas pólizas aumenta cuando se conocen datos como que 2 de cada 3 turistas han echado mano de su seguro de Viaje para asistencia médica.

2 de cada 3 turistas han usado la cobertura de asistencia médica de su seguro de Viaje

¿Qué cubre la cobertura de gastos médicos?

Los gastos médicos forman parte de la cobertura de asistencia sanitaria y cubren al asegurado en caso de que sufra un accidente o caiga enfermo cuando está fuera de su domicilio habitual. También puede cubrir la asistencia odontológica de urgencia fuera de España.

De esta forma, será la aseguradora la que se haga cargo de los costes del tratamiento de una enfermedad o de un accidente que hayan tenido lugar durante el viaje. Es decir, los gastos derivados de las visitas médicas, la medicación, así como de las intervenciones quirúrgicas o la hospitalización.

La cobertura de gastos médicos cubre el coste derivado de las visitas médicas, las operaciones o la hospitalización

La importancia de viajar con un seguro que contemple estas situaciones cobra fuerza cuando se conocen datos como que los problemas de salud y los accidentes son las incidencias más habituales que sufren las personas cuando se encuentran de viaje. De hecho, según el estudio Travel Insurance Observatory (TIO), elaborado por ERV,  las infecciones gastrointestinales son los percances más comunes entre los turistas. Además, el 49% de los problemas médicos están relacionados con el país de destino.

El límite de los gastos médicos

La cobertura de gastos médicos puede presentar cambios de una póliza a otra. No sólo puede variar el ámbito geográfico de cobertura, sino que el límite máximo cubierto puede presentar grandes diferencias.

Para un mismo perfil de usuario y de viaje, una misma compañía puede ofrecer varias pólizas con distintas precios. No es raro encontrar diferencias de hasta el doble entre 2 pólizas de una misma compañía. Uno de los motivos es el límite de los gastos médicos y es que no es lo mismo tener cubiertos 2.000 euros que 200.000.

El destino, factor clave

Antes de contratar un seguro de Viaje con unos gastos médicos mayores o menores es primordial informarse sobre el coste que supondría hacer uso de esta cobertura en el país de destino. Y es que, el coste de la sanidad no es el mismo en un país que en otro. Según datos de Intermundial, mientras que en Francia una prueba médica tiene un precio medio de 168 euros, en Estados Unidos rondaría los 540. Lo mismo ocurre con una intervención quirúrgica o con la hospitalización. En el país europeo un día ingresado suele costar, de media, 781 euros frente a los 3.900 de EEUU. En el país galo, la factura se dispara hasta los 4.000 euros si el asegurado tiene que someterse a una intervención quirúrgica, 3 veces menos de lo que costaría en Estados Unidos, dónde una operación de las mismas características superaría los 12.000 euros.

Las grandes diferencias que existen entre el coste de la asistencia sanitaria en un país u otro refuerza la necesidad de viajar con un seguro que cuente con una cobertura de gastos médicos que cubra cualquier incidencia.

De poco sirve contratar un seguro con un límite de gastos médicos de 600 euros para estar 20 días en Estados Unidos, cuando el más mínimo percance rebasaría ese límite. Del mismo modo, sería exagerado contratar una póliza con un límite de 100.000 euros para pasar un fin de semana en Alicante si se puede hacer uso de la sanidad pública.

Buscar el seguro de Viaje más adecuado

Viajar es, para muchos, uno de los mayores placeres. Conocer otros países, otras culturas, probar los platos típicos de su gastronomía… Sufrir un percance cuando se está lejos de casa puede ser un gran problema si no se cuenta con la protección adecuada. Realizar un viaje, por remoto que sea el destino, con la tranquilidad de saber que en caso de enfermedad o accidente hay una aseguradora a la que poder llamar pidiendo ayuda, es algo que hacen muchas personas.

Ahora bien, un seguro de Viaje no es realmente un seguro si no cubre de manera completa, o casi completa, cualquier situación contemplada en el condicionado. Para poder contratar el mejor seguro de Viaje que se adapte a cada persona, la mejor opción es hacer una comparativa en Rastreator.com. Es fácil, rápido y permite saber con detalle todas las coberturas incluidas en cada póliza así como el límite de los gastos médicos.

Abril 2016


COMPARAR SEGUROS DE VIAJE

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Viaje