Las garantías adicionales del seguro de Vida

Octubre de 2014

Los seguros de Vida más comunes, para caso de muerte (también denominados de Vida Riesgo), tienen como fin cubrir el fallecimiento natural de la persona que lo ha contratado. Así, en el caso de que el asegurado pierda la vida, sus familiares o aquellos que sean beneficiarios de la póliza recibirán una indemnización o renta fijada previamente entre el tomador del seguro y la compañía.

Por lo tanto, la cobertura básica de este tipo de pólizas es el fallecimiento por causa natural, pero también pueden contemplar otras causas de defunción, como puede ser un accidente en la carretera o en otra circunstancia, y poner a disposición del asegurado un amplio abanico de garantías adicionales a la cobertura básica. Cada asegurado puede decidir el alcance de protección que necesita y disponer de las coberturas que necesita dentro de una sola póliza. En esta guía de Rastreator.com queremos explicarte cuáles son las garantías adicionales y opcionales que puedes pedirle a tu seguro de Vida, para que sea tan completo como desees.

Coberturas del seguro de Vida

Además del fallecimiento del asegurado, un seguro de Vida tiene otras garantías de carácter adicional cuyo fin es cubrir todos aquellos riesgos de los que el usuario desee protegerse acomodando la póliza a sus circunstancias personales y a su bolsillo. Estas coberturas pueden contratarse de forma adicional en la póliza, pero no de manera independiente. Es decir, no puedes contratar las coberturas adicionales en un seguro de Vida si no contratas la garantía principal de este producto asegurador, el fallecimiento.

Todas las coberturas que contrates deben estar reflejadas también en las Condiciones Particulares de la póliza, por lo que es importante leer la letra pequeña para saber exactamente cuáles son las garantías cubiertas por el seguro de Vida que estás contratando.

Garantía de invalidez

Una de las garantías más habituales que se contratan para complementar el seguro de Vida es la de invalidez. Suscribir esta cobertura, además de la de fallecimiento, te permite estar tranquilo por lo que pueda ocurrir en el futuro al saber que si por cualquier causa falleces tu familia estará protegida económicamente, pero también si sufres una invalidez.

En el caso de que sufras una incapacidad permanente o absoluta y no puedas realizar ninguna actividad laboral o profesional tu seguro de Vida puede cubrirte con una renta monetaria mientras dure su cobertura, para ofrecerte la ayuda que necesitas al verse reducida la entrada de capital en casa. Es, por lo tanto, una cobertura que puede resultarte interesante contratar principalmente en el caso de que tu núcleo familiar dependa de tus ingresos monetarios, ya que así, si un día éstos faltan, podréis disfrutar de la renta que tienes contratada.

Protegido frente a accidentes

Como decimos, la principal cobertura es la de la muerte por causas naturales, aunque muchas aseguradoras contemplan también la derivada de un accidente de circulación. Si quieres asegurar un capital adicional en el caso de que el fallecimiento se deba a cualquier tipo de accidente puedes hacerlo, pero asegúrate de que la póliza lo especifica.

En algunos casos puedes contratar la garantía de doble capital para los supuestos de muerte o invalidez por accidente o bien triple capital cuando éste ocurra en la carretera. Es decir, que algunas aseguradoras te permiten recibir una cuantía mayor a la que has fijado como capital asegurado en el caso de que no sea un fallecimiento natural sino derivado de un suceso involuntario.

Además, estas pólizas permiten que en el caso de que fallezcáis los 2 cónyuges y tengáis hijos menores de 18 años la aseguradora pueda realizar una ampliación del capital que recibirán éstos.

Anticipo del capital asegurado por enfermedad

Por otro lado, si tienes contratado un seguro de Vida puedes obtener un anticipo de parte del capital o de su totalidad en el caso de que te diagnostiquen una enfermedad grave o sufras un problema de salud importante. Así, en el caso de diagnóstico de cáncer, insuficiencia renal, infartos de miocardio o enfermedades de las arterias coronarias, entre otras causas, la aseguradora te abonará parte del capital o bien su totalidad, dependiendo de las condiciones pactadas.

Otras coberturas del seguro de Vida

A todas estas coberturas pueden añadirse otras muchas garantías adicionales que pueden resultarte interesantes. Para poder hacer útiles estas pólizas mientras vives, algunas compañías aseguradoras ofrecen dentro de sus garantías asesoramiento médico y nutricional además de una segunda opinión médica, servicios de orientación psicológica y servicios de información jurídica. Así, este tipo de seguros pueden contemplar coberturas más propias de otras pólizas, como pueden ser las de Salud, pero que pueden resultarte de utilidad mientras lo tienes contratado.

Contratar un seguro de Vida

Decidas por lo que decidas contratar un seguro de Vida recuerda que a la hora de calcular la prima que tendrás que pagar las compañías tendrán en cuenta 3 factores: la edad, el sexo y el capital asegurado que deseas incluir (y que recibirán las personas que fijes como beneficiarias en tu póliza). Ten en cuenta tu situación personal y todas aquellas cargas que tengas pendientes de amortizar, como pueden ser préstamos e hipotecas, para decidir qué póliza contratar.

Un seguro de Vida te permitirá afrontar el presente y pensar en el futuro con la tranquilidad de saber que, si faltas o si en algún momento padeces una grave enfermedad que derive en una incapacidad, tienes asegurados a los miembros de tu familia. Hacer la vida más fácil a los tuyos puede ser fácil y económico. Compara las pólizas disponibles actualmente en el mercado y sus coberturas y contrata la que más te conviene.


COMPARAR SEGUROS DE VIDA

Eva GonzálezRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Vida