El seguro de Responsabilidad Civil

Mayo 2015

  • La póliza de Responsabilidad Civil más contratada en España es el seguro de Caza.
  • El seguro de RC cubre los daños y perjuicios que el asegurado cause a un tercero.

El seguro de Responsabilidad Civil (RC) es uno de los que más variedades existen. Contar con una póliza de este tipo es obligatorio en muchas ocasiones, como ocurre en el ramo de Auto. La legislación española exige que todos los vehículos estén asegurados, como mínimo,  con la cobertura de RC para poder circular.

En España, la póliza de Responsabilidad Civil específica más contratada es el seguro de Caza, que representa el 40% de los contratos, según Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones (ICEA).

En el ámbito familiar el seguro de RC es el gran ausente, y es que, según datos de Unespa, sólo el 12% de las familias cuenta con una póliza de estas características. Concretamente, son las familias numerosas las que más recurren a la contratación de este producto ya que el 20% de los hogares en los que habitan 3 o más niños cuenta, por ejemplo, con una póliza de daños y perjuicios a terceros.

¿Qué es el seguro de Responsabilidad Civil?

El Código Civil, en el artículo 1.902, advierte que la persona que por acción u omisión causa daños a otra está obligada a repararlo. Pero no sólo se debe responder por los perjuicios que cause a un tercero sino también por los que causen aquellos que estén bajo su dependencia. De este modo, los padres son responsables de los daños que originen sus hijos, si se encuentran bajo su guardia, y los tutores de los que causen los menores o incapacitados que están bajo su autoridad. Del mismo modo, los dueños serán los que tengan que responder de los daños que originen sus mascotas.

Para cubrir estas posibles situaciones a las que hace referencia el Código Civil se recurre al seguro de RC. Este producto tiene como misión cubrir los daños materiales y personales así como los perjuicios económicos que el asegurado produzca a un tercero dentro de los límites fijados.

A través de un seguro de RC, la compañía garantiza al asegurado su responsabilidad civil extracontractual (cuando no existe relación jurídica convenida entre el autor del daño y el perjudicado) por los daños que éste origine a otras personas de manera involuntaria en los supuestos derivados del riesgo especificado en la póliza. Muchos seguros también ofrecen protección en los casos de culpa y negligencia pero no si ha concurrido dolo o culpa grave.

¿Qué cubre el seguro de RC?

Las coberturas que incluye una póliza de RC pueden ser más o menos dependiendo de la modalidad contratada o de lo que se proteja concretamente. La principal garantía de estos productos es la que tiene que ver con el pago de la indemnización que le correspondería a un perjudicado o a sus derechohabientes (personas que derivan su derecho de otra).

Por otro lado, en caso de que el perjudicado le ponga una reclamación y lleve al asegurado a juicio, la compañía se haría cargo del pago de las costas y gastos judiciales así como de los honorarios de los abogados y del resto de profesionales. Además, si para garantizar la responsabilidad civil del asegurado se le exige la constitución de fianzas, esta póliza suele cubrirla, al igual que los gastos extrajudiciales inherentes al siniestro en los que pudiera incurrir éste. Eso sí, estos costes tienen que realizarse con el consentimiento de la aseguradora.

Tipos de seguros de Responsabilidad Civil

Existe una gran variedad de seguros de RC (que pueden ser contratados de manera independiente o dentro de otros seguros) que cubren la responsabilidad de diferentes personas o bienes derivada del desarrollo de una actividad concreta. La póliza de Coche más sencilla, la que cubriría sólo la responsabilidad civil del vehículo y los conductores, es una de las principales y de las más contratadas. De hecho, la cobertura de RC es una de las que están incluidas en todas las pólizas de Auto, independientemente de la modalidad, y que están obligados a tener todos los vehículos para poder circular.

Responsabilidad Civil para Particulares (RC Privada)

Una de las formas más sencillas de cubrir la responsabilidad civil en el ámbito privado es a través de la contratación de un seguro de Hogar que contemple los daños que puedan ocasionarse a terceras personas que residen en esa vivienda.

Responsabilidad Civil Individual y Familiar

Mediante este seguro tanto el cabeza de familia (o el que contrata el seguro) como las personas que estén bajo su responsabilidad, incluidas las mascotas, estarán cubiertas en caso de causar daños a otros (ya sea dentro como fuera de la vivienda). También estarán cubiertos el resto de los miembros de la familia que convivan en la casa, independientemente de la edad que tengan. Es decir, el resto de personas que habiten en ella y estén unidos por un vínculo de parentesco como los hijos mayores de 18 años o los abuelos, también estarán bajo el amparo de la póliza de RC.

Esta póliza de Responsabilidad Civil Privada protege a los asegurados no sólo de los daños ocasionados a terceros sino también durante la práctica deportiva como aficionados. El asegurado también suele estar cubierto frente a los hechos que causen las personas que trabajen como personal doméstico, siempre que estén legalmente contratados.

Responsabilidad Inmobiliaria

Otra cosa distinta son los daños ocasionados por la propia vivienda. En  este caso, es la responsabilidad inmobiliaria o derivada del uso de la vivienda la que corra con los gastos originados. Así, si una de las macetas se cae a la calle y le provoca daños a una persona o si una visita se tropieza con una loseta suelta y se rompe un brazo,  será este seguro el que se haga responsable.

Responsabilidad Civil para Profesionales

Esta póliza es la destinada a profesionales que trabajan en despachos de abogados, asesorías, gabinetes de ingeniería, clínicas, o estudios técnicos, entre otros. Con su contratación, los asegurados protegen su patrimonio de posibles reclamaciones que les pueda poner un tercero por el ejercicio de su protección. También suele cubrir las pérdidas que pueda sufrir debido a los actos fraudulentos cometidos por un empleado.

Seguro de Responsabilidad Civil para Autónomos

Muchas aseguradoras incluyen a los autónomos dentro de los trabajadores que pueden contratar un seguro de RC para Profesionales. Otras, les ofrecen seguros específicos para ellos, aunque las coberturas son casi idénticas a las que ofrece la otra póliza.

El seguro de RC es de contratación obligatoria en algunas actividades empresariales. Con este seguro, el trabajador por cuenta propia puede cubrir desde la caída de un cliente dentro de sus instalaciones hasta hacerse cargo de los gastos derivados de un accidente en el trabajo.

Responsabilidad Civil Patronal

Este seguro es el destinado a cubrir al empresario de las reclamaciones que pudiera sufrir por parte de sus empleados o de sus derechohabientes como consecuencia de sufrir algún accidente mientras estaban trabajando.

Seguro de Responsabilidad Civil para Administradores y Directivos (D&O)

Esta modalidad de seguro de RC protege el patrimonio personal de los administradores y los directivos de una empresa participada frente a las reclamaciones que reciban por perjuicios causados a la sociedad, a los accionistas o a terceros derivados de errores de gestión.

Entre las coberturas incluidas en esta póliza destaca la de posibles reclamaciones por prácticas de empleo como mobbing, despido, acoso o discriminación, entre otras.

Seguro de RC frente a los daños a terceros

Existen muchos seguros de Responsabilidad Civil diferentes. Desde el seguro obligatorio de un automóvil o el que se puede contratar como parte de un seguro de Hogar, hasta los destinados a proteger a autónomos o determinados profesionales como abogados, médicos o arquitectos.

En el ámbito de la vida privada, contar con un seguro de RC es altamente recomendable, especialmente si se tienen mascotas o niños pequeños. Y es que, un seguro de RC Familiar puede cubrir desde los daños que ocasione tu perro a una persona si se cruza por delante de ella y la tira al suelo hasta el cristal que rompa tu hijo de un balonazo.
COMPARAR SEGUROS DE COCHE

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...