Cómo asegurar objetos de valor

Enero 2015

Las propiedades de una persona pueden ser de más o menos valor, pero casi todas ellas pueden asegurarse, la cuestión es ¿cómo? El coche, la casa, el negocio o las embarcaciones son bienes que se pueden proteger, sin embargo pese a que éstos únicamente pueden cubrirse con una póliza específica, existen otras pertenencias que pueden estar contempladas en seguros concretos o bien dentro de otros generales.

La salud y el bienestar de los animales domésticos, por ejemplo, puede blindarse con un seguro de Mascotas, pero su cobertura puede estar incluida también en el seguro de Hogar que tengas contratado para tu vivienda. Lo mismo sucede con los objetos de valor. Éstos pueden asegurarse a través de la póliza de Vivienda pero también tienes la posibilidad de contratar un seguro específico para su seguridad y tu tranquilidad. Rastreator ha elaborado esta guía para ayudarte a decidir cuál es la mejor opción a la hora de asegurar tus objetos de valor.

¿Qué cubre tu seguro de Hogar?

La cobertura de un seguro de Hogar se puede dividir en 3 partes: responsabilidad civil, continente y contenido. La primera de las garantías es la que te protege frente a las reclamaciones que te pueda hacer un tercero por daños materiales o personales. El continente cubre la estructura de la vivienda, es decir, los elementos de la edificación. Por lo tanto, es la cobertura del contenido la que hará que los bienes que tienes en el interior de tu hogar estén seguros. Sin embargo, existen otros que pueden quedar fuera de la protección de la póliza si no se incluyen de una manera específica o se contrata una póliza concreta para ello.

¿Qué es un objeto de valor?

Qué es un objeto de valor y qué no para una aseguradora no depende del coste sentimental que supone a su propietario su pérdida, sino que se determina según el coste monetario que puede significar su reposición o reparación. Para que un bien sea considerado especial es necesario que su valor unitario sea superior al fijado por la compañía con la que se contrata el seguro de Hogar. Esa cuantía suele rondar los 1.800 euros, aunque depende del caso concreto y de la aseguradora que elijas para la protección, porque pueden llegar a tener un coste superior a los 10.000 euros.

Los objetos de valor especial en el hogar

Las joyas, obras de arte, colecciones, abrigos de piel u otro tipo de pertenencias de gran valía son consideradas por las aseguradoras como objetos de valor a la hora de suscribir una póliza de Hogar. Es por ello que su cobertura suele quedar excluida a no ser que se indique lo contrario en las Condiciones Particulares o Generales. Es decir, que si contratas un seguro de Vivienda que cubra el contenido de la misma y se produce un incendio que no sea debido a una negligencia, por ejemplo, recibirás una indemnización por los muebles que pierdas en el siniestro o la ropa que se calcine. Sin embargo, si en él desaparecieran obras de arte o se dañaran abrigos de piel, la aseguradora no se hará cargo de esos daños a no ser que esté fijado en el contrato.

Para que un seguro de Hogar cubra objetos de valor especial como puede ser una colección filatélica, musicales, bicicletas o instrumentos musicales debes haberlos declarado como objetos de valor especial a la hora de contratar la póliza. Una vez declarados también están cubiertos por la cobertura del contenido, pero el capital asegurado que se fija para su seguridad se determina de manera independiente al contenido general de la casa. Es decir, que puedes estipular que el contenido de tu domicilio (electrodomésticos, ropa, muebles…) sea de 10.000 euros, por ejemplo, pero el capital para objetos de valor sea de 25.000 euros. Así, tendrías el contenido de tu vivienda protegido hasta un límite de 35.000 euros en total, pero más de la mitad para tus propiedades de alto coste.

Si tu intención es incluir tus objetos de valor dentro del seguro de Hogar debes tener en cuenta las condiciones de cada aseguradora. Ten en cuenta que a la hora de asegurar el contenido algunas aseguradoras hacen 3 distinciones: contenido general, joyas y objetos de valor especial. Asimismo, es posible que simplemente declarando esos bienes ya estén cubiertos, pero en algunos casos es requisito indispensable que estén guardados en una caja fuerte, y que ésta cumpla con las características pertinentes.

Un seguro para cada pertenencia de valor

Si tienes un objeto de valor que quieres proteger tienes 2 opciones: incluirlo en el seguro de Hogar o bien contratar una póliza específica para su protección. Normalmente, las pólizas de Vivienda cubren hasta un límite los enseres que no has declarado específicamente, pero si la joya, obra de arte o piel en cuestión supera ese importe no recuperarás la totalidad de su coste. Incluir una propiedad valiosa en este seguro puede hacer que la prima que pagas por proteger tu domicilio se multiplique considerablemente y la cobertura se limitará al importe que estiméis como suma asegurada para los objetos de valor, para ir más allá existen los seguros específicos.

Joyas aseguradas

Es posible que no todas tus joyas merezcan ser incluidas en la póliza específicamente, pero también que algunas requieran una póliza concreta que garantice su protección y, por lo tanto, tu tranquilidad. Algunas aseguradoras determinan que si el valor total de las joyas no supera el 10% del total del contenido que has asegurado no es necesario que contrates una garantía adicional para asegurarlas, por lo que si su coste no excede este porcentaje, o el fijado por tu aseguradora, no necesitarás declararlas.

En el caso de que su valor sea especial sí tienes que hacerlo si quieres que su robo esté completamente cubierto, y según su coste o valor sentimental deberás plantearte si hacerlo con una cláusula dentro del seguro de Hogar o bien contratar un seguro para joyas.

Los seguros de Hogar y las joyas

Para las joyas, los seguros de Hogar te brindan la oportunidad de incluirlas como garantía adicional. En ese caso la cobertura dependerá de la aseguradora y de qué decidas contratar. A la hora de suscribir el seguro debes indicar el valor de las joyas que tienes dentro y fuera de la caja fuerte, el problema es que aunque algunas compañías pueden llegar a cubrir el total del importe que indicas como tal, otras no lo hacen. Es decir, que en algunos casos aunque tú indiques que tienes 20.000 euros en joyas en casa, por ejemplo, sólo te indemnizarán hasta un límite prefijado. Si el valor de las que quieres proteger supera ese límite incluirlas en el seguro de Hogar no será la mejor opción.

Los seguros para joyas

La otra forma de asegurar tus joyas es mediante una póliza específica para ellas. Con este tipo de seguros puedes cubrir el valor real de tus relojes, pulseras, anillos u otras joyas de alto valor. Así, en el caso de que sufras un siniestro la aseguradora cubrirá el valor real. Es por ello que su contratación tiene una prima superior que si se hace a través del seguro de Hogar, porque la compañía valora independientemente cada artículo y fija el precio de acuerdo a dicha estimación.

Con estas pólizas si el objeto cubierto es un reloj de oro que te regalaron hace tiempo y que tiene un alto precio en el mercado y te lo roban en tu casa la aseguradora te indemnizaría, mientras que si sólo tienes contratado el seguro de Hogar sin incluir esa joya no recibirás nada en compensación por la pérdida.

Obras de arte

Algunos estudios indican que 9 de cada 10 coleccionistas de arte no tienen sus obras aseguradas. Si eres de los que tiene una gran colección de pinturas, esculturas u otras obras te interesará saber que existen maneras de asegurar su coste para que en el caso de que te las roben, por ejemplo, no sólo pierdas tu preciada obra sino también su coste. Lo mismo ocurre si sólo tienes un cuadro o un tapiz, ya que el valor de esa única pieza puede requerir protección. Al igual que ocurre con las joyas, tienes 2 opciones para asegurar estas propiedades.

Coberturas del seguro de Hogar para obras de arte

Las obras de arte, como las joyas, pueden ser incluidas en una póliza de Hogar siempre y cuando se haga de manera específica en la firma del contrato y quede reflejado en las condiciones del mismo. Si contratas la cobertura para protegerlas dentro del seguro que cubre tu vivienda éstas estarán cubiertas en caso de robo o incendio, por ejemplo, pero debes prestar atención a la hora de suscribirla porque algunas aseguradoras limitan la cobertura a los daños por incendio o excluyen los daños ocasionados por agua o electricidad. Asimismo, la compañía puede solicitarte una relación de obras con sus fotos y peritaje para poder asegurarlas, y también que estén dentro de una caja fuerte, entre otros requisitos.

Seguros de Obras de Arte

También puedes asegurar tu colección con una póliza que tenga coberturas más amplias y especializadas. Actualmente las aseguradoras permiten a los particulares, así como a los museos, anticuarios o subastadores, entre otros, suscribir seguros específicos para proteger las obras de las que son propietarios.

Si contratas uno de estos seguros puedes obtener cobertura más allá del robo o la desaparición por incendio de tus obras, y así aumentar tu tranquilidad. Según la aseguradora con la que decidas suscribir la póliza y las coberturas que selecciones puedes blindar tu colección en mayor o menor medida. Entre las garantías que puedes suscribir se encuentra el robo, los daños materiales que pueda sufrir la obra de manera involuntaria y los hurtos. También pueden incluir protección durante su transporte y contar con garantías opcionales como la pérdida de valor o el incremento de la suma asegurada por fallecimiento del artista. Además, algunas empresas incluso pueden asesorarte en la compra o venta de otras piezas. Incluso si optas por un seguro de coleccionista puedes incluir coches de época u objetos de diseño, si los tienes.

Bicicleta

Otro de los bienes que puedes tener en tu casa y que debido a su valor es posible que estés interesado en proteger, son las bicicletas. El seguro que tienes contratado para tu casa puede cubrir también estos vehículos, pero, al igual que en el caso de otros objetos, su cobertura dependerá del valor que tenga.

Seguro de Hogar y bicicletas

Si tienes contratada la cobertura del contenido en tu póliza de Vivienda ésta puede cubrir el robo de tu bicicleta si se produce dentro de la casa, trastero o garaje si a ellos sólo puedes acceder tú y están cerrados con llave. Sin embargo, al igual que en el caso de las joyas, la cobertura dependerá del coste de la bicicleta en cuestión.

Cuando compras una bicicleta tienes muchas posibilidades de elección, y desde los 100 euros hasta los más de 5.000 puedes encontrar la perfecta para ti. Pero, ¿cubre tu seguro de Hogar por defecto cualquiera de ellas? La respuesta es no, si tu bicicleta es de alto valor necesitarás incluirla específicamente en la póliza, lo que puede suponer un incremento de la prima. Normalmente, si su precio es de más de 2.000 euros la aseguradora te exigirá que la informes de su posesión para declararlo objeto de valor especial, y en caso contrario no cubrirá ningún siniestro relacionado con ella.

Póliza de Bicicleta

Otra opción para asegurar tus bicicletas es contratar un seguro específico para ellas, aunque, como decimos, en el caso de que tengan un alto valor puede ser tu única opción. La ventaja de estas pólizas es que incluyen una cobertura mucho más amplia. Además de indemnizarte si te la roban o si causas daños a terceros con ella (responsabilidad civil) también te brindan asistencia en viaje, cubren los gastos médicos si tienes un percance con ellas e incluso la invalidez o fallecimiento, entre otras muchas coberturas.

Eso sí, tanto si la proteges dentro del seguro de Hogar como si lo haces de manera específica consulta las condiciones en la póliza, ya que en muchos casos incluyen normas específicas para su cobertura, como puede ser que cuando te la roben esté atada con un candado, por ejemplo.

Otros objetos de valor

Además de joyas, obras de arte o bicicletas, es posible que tengas en tu domicilio otros objetos de valor que quieres proteger con un seguro. Instrumentos musicales, colecciones (sellos, monedas…), abrigos de piel, cuberterías o elementos decorativos son algunas de las propiedades que puedes blindar con tu seguro de Hogar si tienes contratada la cobertura de contenido. Eso sí, debes tener en cuenta que, al igual que en los otros casos, su protección dependerá del valor que tengan. Si su valor unitario supera el límite impuesto por la aseguradora deberás incluirlo como objeto de valor de manera específica o bien contratar una póliza concreta que lo proteja.

Objetos de valor especial, especialmente asegurados

En una casa se tienen muchos objetos, unos de más valor y otros de menos, pero todos ellos pueden ser asegurados de un modo o de otro. A la hora de proteger todas las cosas que tienes en tu domicilio puedes elegir entre incluirlas en la cobertura de contenido de la póliza que protege tu vivienda o bien contratar uno específico que se encargue de cubrirlas.

Mientras que con un seguro de Hogar la prima que pagarás por su protección puede no ser elevada, con uno específico el precio puede ser mayor pero la cobertura también. De ese modo, el valor de tus objetos y el nivel de protección que deseas para ellos serán los que determinen si requieren de una póliza concreta o es suficiente con incluirlos en la póliza de Hogar.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Eva GonzálezRastreator.com


Seguro que te interesa...