¿Cómo comparar smartphones?

Hace unos años el teléfono móvil era una herramienta totalmente distinta a la que conocemos ahora. Con él llamábamos y enviábamos SMS pero no nos podíamos conectar a internet, mandar whatsapps y mucho menos pagar. Actualmente el móvil es esencial, le damos infinidad de usos. Lo hemos convertido en despertador, radio, reloj y cámara de fotos, por ejemplo, y con él han surgido nuevos miedos y adicciones como la nomofobia o el phubbing.

El peso que este dispositivo tiene en nuestras vidas es tal que se estima que en 2015 el número de líneas móviles supere al de personas y el afán por estar a la última lleva a que en España se desechen al año 20 millones de terminales.

La evolución del teléfono y su continua renovación hacen que las principales marcas vivan en una guerra permanente por sacar al mercado smartphones lo más completos posibles, con las últimas novedades y creando en los usuarios una necesidad, la de tenerlo. Pero, a la hora de adquirir un dispositivo de este tipo, ¿qué se debe tener en cuenta? En Rastreator.com hemos creado esta guía para mostrarte en qué te debes fijar a la hora de comparar smartphones.

Factores para comparar smartphones

A simple vista 2 móviles pueden parecer idénticos, incluso siendo de marcas distintas, pero si los examinas en profundidad comprobarás que pueden ser como la noche y el día. Casa usuario es distinto y sus necesidades no tienen por qué coincidir. No necesitará el mismo teléfono un niño de 12 años que un adulto de 30. Del mismo modo, no usará para lo mismo el móvil un adolescente que su madre, ni un trabajador con número de empresa que uno sin él.

Por eso, a la hora de adquirir un teléfono móvil y hacer esa inversión hay que tener muy claro qué es lo que se quiere realmente y qué se necesita. ¿En qué debes fijarte a la hora de elegir un smartphone?

Número de tarjetas SIM

Hasta hace unos años el usuario que quisiera tener más de una línea móvil tenía que tener un dispositivo para cada una de ellas. Actualmente, y gracias a los teléfonos Dual SIM, eso ya no es necesario. Este tipo de dispositivos permite a los usuarios tener en un único terminal 2 ó 3 números distintos que pueden permanecer activos simultáneamente.

Así, el primer factor en el que te debes fijar a la hora de comprar un smartphone, y que te ayudará a descartar unos y quedarte con otros, es el número de tarjetas SIM que acepta, sobre todo si tienes más de 1 línea, por ejemplo, una personal y otra de trabajo o una española y otra extranjera.

SIM personal y SIM laboral

Estos teléfonos son los ideales para ti si eres de las personas que tienen más de una línea activa ya que te evitas llevar más de un teléfono encima, ganando así comodidad y espacio. Con estos dispositivos podrás recibir y realizar llamadas con cualquiera de los números y podrás administrar tus planes de datos, utilizando en cada momento el de la tarjeta que desees. Ahora bien, como inconveniente, estos teléfonos gastan más batería que los de una única SIM.

SIM local y SIM extranjera

Los teléfonos duales también son tu mejor opción si viajas mucho al extranjero o vas a permanecer una temporada fuera de su país. De esta manera, podrás tener en el mismo terminal tu SIM local y otra del país en el que te encuentres. Ésta puede llegar a ser una buena medida de ahorro respecto al roaming ya que llamar desde un número extranjero a uno de tu país de origen es más económico que hacerlo desde este último.

Sistema operativo

Superado el primer escollo, el siguiente paso es decidir qué sistema operativo (SO) quieres. Android, iOS, Windows Phone, Blackberry o Symbian son las diferentes opciones entre las que puedes elegir, aunque el 90% de los españoles a la hora de comprar un smartphone se decanta por uno con SO Android. Le sigue IOS, el sistema operativo que llevan instalados los dispositivos de Apple, con un 4,8% del total.

Android vs IOS

La principal diferencia que puede haber a la hora de decantarse por uno u otro es la oferta de terminales y sus precios.

El sistemas operativo IOS sólo está instalado en los dispositivos de la marca Apple, es decir en iPhones, iPads y algunos iPod. Si nos centramos en los smartphones, es decir, los iPhone, el más barato no suele bajar de los 400 ó 500 euros. Android, por su parte está presente en infinidad de marcas de teléfonos, como Samsung, Sony, LG y HTC. La oferta de teléfonos provistos con el sistema operativo Android es mucho más amplia que la de IOS, por lo que tienes más donde elegir, y puedes llegar a encontrar móviles por menos de 100 euros. Esta diferencia en la oferta de móviles se debe a que IOS es de software cerrado, mientras que Android es open source, es decir, que su código puede ser adaptado por los fabricante.

Si tienes un presupuesto limitado, decantarte por un terminal de Apple no es una buena opción. Por eso, si no puedes permitirte gastarte una gran cantidad de dinero Android te ofrece una amplia gama de teléfonos entre los que elegir.

App Store VS Google Play

Ambos sistemas operativos tienen 2 plataformas muy potentes que son las tiendas oficiales, a través de las cuales te puedes descargar las diferentes aplicaciones. Tanto la tienda de IOS, App Store, como la de Android, Google Play, cuentan con una oferta muy similar de aplicaciones. Muchas suelen ser las mismas aunque con nombres distintos. La principal diferencia entre una y otra es que mientras que la mayoría de las descargas en Google Play son gratuitas en la App Store hay muchas por las que hay que pagar.

Diseño, modelo o marca del smartphone

El color, el diseño, si es táctil o no o el acabado son otros de los factores esenciales a la hora de elegir un móvil. De estas características depende que un teléfono nos guste más que otro y que nos lleve a pagar incluso un poco más.

La marca y el modelo también tienen un peso muy importante en la elección final del dispositivo. Lo más probable es que si te gustan los móviles que no sean táctiles te decantes por una Blackberry y que si eres usuario de iPhone desde hace varios años no contemples la opción de sustituirlo por un Samsung o un Nokia. Es por eso, que la marca o incluso el modelo de un terminal sean elementos claves para la elección de tu nuevo smartphone.

Tamaño y peso del terminal

Hemos pasado de teléfonos enormes a móviles pequeñitos para estar en la situación actual en la que conviven multitud de tamaños. Los hay que son más pequeños que la palma de una mano y otros que casi es necesario cogerlos con las 2 manos. ¿Qué tipo de móvil te gusta? Esta característica es otra de la que tienes que tener en cuenta a la hora de elegir un móvil.

Para ello, tienes que sopesar el uso que le vas a dar y el lugar en el que lo vas a transportar porque puede llegar a convertirse en un estorbo más que en una herramienta útil. Además, busca también un móvil que no sea demasiado pesado, piensa que tienes que estar con tu teléfono lo más cómodo posible ya que es probable que tengas que llevarlo encima durante muchas horas al día.

Tamaño de la pantalla y resolución

En la mayoría de los casos, por no decir todos, el tamaño de la pantalla va íntimamente relacionado con el del móvil. Las pulgadas de la pantalla de un dispositivo es un factor muy importante y tienen que ver con el uso que vayas a hacer de éste. Por eso, si vas a utilizar el teléfono para realizar llamadas, mandar whatsapps y consultar de vez en cuando alguna página web con una pantalla de 4 pulgadas, o incluso menos, tienes más que suficiente. Ahora bien, si vas a convertir tu dispositivo en el sustituto de tu ordenador o tu libro electrónico y vas a usarlo para contestar al correo electrónico de manera habitual, leer el periódico y comprar por internet entonces tienes que elegir un móvil que tenga como mínimo 5 pulgadas.

Cámara de fotos y cámara de vídeo

Las cámaras de fotos y vídeo en los teléfonos móviles llevan muchos años presentes en el mercado. Pero las de los antiguos teléfonos no tienen absolutamente nada que ver con las que podemos encontrar en los dispositivos más actuales. Han sido mejoradas y profesionalizadas. Han visto aumentar considerablemente el número de píxeles y permiten realizar distintos tipos de instantáneas, desde panorámicas hasta autorretratos y montajes. Además, el enfoque puede ser automático y el sensor de luz es más preciso.

Todas estas características hacen que cuando te plantees comprar un móvil tengas muy en cuenta la cámara fotográfica que incluye, porque es posible que puedas llegar a prescindir de tu aparato tradicional. Pero antes tienes que tener muy claro qué tipo de fotógrafo eres, profesional o aficionado, y qué calidad deseas conseguir.

Para fotógrafos aficionados

Si no tienes mucha formación en fotografía y lo que quieres de tu cámara de fotos es hacer unas instantáneas dignas de poner en un marco o que al pasarlas al ordenador tengan una calidad aceptable no es necesario que ésta tenga demasiados megapíxeles.

Además, si eres un apasionado de los “selfies”, autorretratos, presta atención a su cámara delantera. Las marcas saben de la importancia que están tomando éstas y ya han comenzado a mejorar su resolución y flash.

Para fotógrafos más profesionales

Si lo que buscas es darle un uso más profesional a tu cámara busca dispositivos que tengan cámaras con 16 megapíxeles. En cuanto a la opción de vídeo, busca que cuente con visión nocturna. Así, no sólo podrás captar buenas imágenes cuando sea de día sino que aunque haya poca luz podrás grabar con colores brillantes y nítidos.

Memoria del teléfono

La memoria es una parte esencial del smartphone y otra de las características que debes examinar con lupa, sobre todo, porque en muchos smartphones te vas a ver en la situación de tener que elegir qué capacidad deseas tener. Evidentemente, cuantos más gigas de memoria tenga un dispositivo más alto será su precio.

Los smartphones tienen 2 memorias, la RAM y la memoria interna. La memoria RAM es la encargada de tirar del procesador y en función de su capacidad proporcionará más o menos rapidez de ejecución a las aplicaciones.

Por otro lado, la memoria interna es en la que se almacenan el resto de datos que puedas guardar en el móvil como las fotos, los vídeos o los archivos PDF. Es aquí donde puedes elegir entre distintas opciones: 1, 8, 16, 32 GB…, dependiendo de cada modelo concreto. Además, muchos teléfonos también ofrecen la posibilidad de ampliar la memoria permitiendo insertar una tarjeta de memoria externa, SD.

¿Cuántos GB necesitas?

Dependiendo del uso que le vayas dar y de la cantidad de datos que quieras almacenar necesitarás más o menos capacidad.

Poco almacenamiento de datos

Si utilizas el móvil para llamar, mandar mensajes, recibir o enviar alguna foto no es necesario que tengas un móvil con una memoria RAM demasiado alta. Lo mismo ocurre con la memoria interna, con 8 GB o menos tienes más que suficiente.

Mucho almacenamiento de datos

Si usas el móvil como una herramienta de trabajo y almacenamiento de datos, lo más recomendable es que tengas una memoria interna de 16 o 32 GB, en función de la cantidad de datos que quieras guardar. Por eso, si no te quieres quedar sin espacio y verte en la obligación de borrar documentos, fotos o cualquier otro tipo de información presta atención a la capacidad de la memoria interna a la hora de comprar un teléfono.

Otras prestaciones de teléfonos inteligentes

Más allá de los elementos básicos de un teléfono móvil existen otras prestaciones que sólo están presentes en algunos.

¿Tienes información confidencial?

Si eres muy cauteloso con la información que guardas en tu móvil o tienes en su interior documentos de cierta confidencialidad, tu móvil ideal tiene que tener integrado un lector de huellas dactilares u otro sistema de seguridad para tenerlos protegidos en todo momento.

¿Estás en contacto con el agua o el polvo?

El teléfono es una herramienta muy sensible. Si no lo proteges correctamente un simple golpe o una caída puede hacer que quede inutilizable. Del mismo modo, debes extremar la precaución cuando estés cerca del agua.

Ahora bien, si por trabajo, por ejemplo, pasas gran parte del día cerca del agua o en contacto con el polvo y tienes que tener el móvil a mano busca un teléfono que sea resistente a estos elementos. Así, podrás utilizarlo en cualquier situación o durante el desarrollo de cualquier actividad.

¿Tienes niños pequeños?

Si hay algo que llama la atención de los más pequeños son los móviles. Que aprendan a manejarlos o se entretengan de vez en cuando viendo una película en ellos o jugando con alguna aplicación no es malo, pero no deben abusar.

Si tienes niños en casa o trabajas con ellos y tienen acceso a tu terminal te viene bien tener un smartphone que incluya una herramienta de control paterno con la que poder limitar el tiempo de uso de las aplicaciones y juegos. Activando el modo niños el menor no podrá acceder a las funciones o apps que se encuentren fuera de su alcance.

Elige el smartphone que más te convenga

Hace unos años cuando queríamos comprar un móvil puede que su diseño fuera lo que nos ayudara a decantarnos por uno u otro. Actualmente, a este punto se han unido otros factores como el número de tarjetas SIM que puede albergar, los GB de memoria, los megapíxeles de la cámara o la resolución de la pantalla, elementos en los que nos fijamos al comparar smartphones.

¿Usas el móvil como un ebook?

Si utilizas el móvil para leer y para almacenar tus libros electrónicos lo que te interesa es que tenga una memoria interna de 16 o 32 GB y una pantalla de, como mínimo, 5 pulgadas.

¿Usas el móvil como herramienta de trabajo?

Tener 2 líneas diferentes de móvil ya no es motivo para llevar encima 2 teléfonos distintos. Los móviles Dual SIM son tu mejor opción para llevar en un mismo dispositivo tu línea personal y la del trabajo. Además, si usas el teléfono para trabajar y necesitas guardar mucha documentación presta atención a la capacidad de su memoria interna, no compres un móvil con menos de 16 GB y procura que incluya lector de huella digital. Así, podrás tener más protegida toda la información.

¿Usas el móvil como cámara de fotos?

Las cámaras de los móviles ya no son lo que eran hace unos años. Las actuales han avanzado enormemente y, en muchos casos, su calidad es superior a la de muchos de los modelos tradicionales. Si eres un loco de la fotografía elije un teléfono con una cámara de 16 megapíxeles, con una pantalla de más de 4 pulgadas, para que puedas ver bien los detalles de las instantáneas y con una memoria interna de 16 ó 32 GB.

Elige tu tarifa móvil

Una vez que has elegido el móvil de tus sueños es el momento de elegir la tarifa que más se adapta a tus necesidades y al uso que le vas a dar al terminal. ¿Contrato o prepago?, ¿tarifa plana o pagar por lo que se habla?, ¿muchos datos o pocos? Las opciones a la hora de contratar una tarifa son muchas, por eso la mejor manera de encontrar la más adecuada es comparar. Rastreator.com te permite buscar en pocos minutos el producto que más se adapta a ti y a tu terminal. Además, si no sabes qué hacer con tu viejo móvil también puedes venderlo. ¡Así no solo ahorrarás en la contratación de tu tarifa sino que además te saldrá más barato tu teléfono nuevo!


COMPARAR TARIFAS DE TELEFONÍA FIJA Y MÓVIL

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...