Perro Rastreator

Diccionario
de finanzas y seguros

lupaHipoteca

Firmar un préstamo hipotecario es una decisión vital con la que se adquiere un compromiso casi de por vida. Se trata de un producto bancario que se utiliza para conseguir la financiación necesaria para comprar un bien, generalmente un inmueble. Permite al cliente (deudor) recibir una determinada cantidad de dinero por parte de una entidad de crédito (acreedor), a cambio del compromiso de devolver dicha cantidad, junto con los intereses hipotecarios correspondientes, a través de pagos periódicos, llamados cuotas.

La principal diferencia entre las hipotecas para financiar una vivienda y otro tipo de préstamos es que cuenta con una garantía extra: el inmueble que se ha comprado. De esta forma, en caso de impago, el acreedor está legitimado para solicitar la venta del inmueble y así recuperar lo que le deben. Hay tres modalidades: fijas, variables o mixtas.