¿Cuánto subirán la hipotecas en 2022?

4 minutos
  • Las hipotecas fijas y variables se están encareciendo cada día que pasa, ya que el euríbor está en positivo después de más de seis años en negativo
  • A los bancos les cuesta más financiarse, lo que provoca que las hipotecas fijas también sean más caras

subida hipotecas

La evolución del euríbor hasta valores positivos después de seis años en negativo y la próxima subida de los tipos de interés ha provocado la tormenta perfecta en el mercado hipotecario. Antes de la caída del índice de referencia hasta mínimos históricos, la inmensa mayoría de las hipotecas que se firmaban eran a tipo variable, mientras que durante los años en los que el euríbor se ha mantenido en negativo han sido las hipotecas fijas las que se han llevado la porción más grande del pastel.

Esto se debe a que mientras el euríbor ha estado bajo cero, los bancos han potenciado la comercialización de hipotecas a tipo fijo, donde las ofertas eran mucho más atractivas para los futuros propietarios. De hecho, entre la bajada del índice de referencia de las hipotecas variables y estas ofertas en los préstamos a tipo fijo, quienes han comprado una vivienda en los últimos años han conseguido unas condiciones prácticamente inmejorables. Sin embargo, ahora que el euríbor coquetea con el 1% y las previsiones indican que acabará el año en torno al 1,9%, todo apunta a que el tiempo de las hipotecas baratas se está agotando.

En su lugar, los esfuerzos de la banca se centran en volver más atractivas a las hipotecas variables e, incluso, dejar de ofrecer hipotecas fijas, a pesar de que sus tipos de interés todavía son bajos si se comparan con los de hace algunos años.

¿Por qué sube el tipo de interés de las hipotecas?

Si pides una hipoteca hoy, ya sea fija o variable, posiblemente sea más barata que si la solicitas dentro de una semana. Por una parte, las hipotecas variables son más caras porque el euríbor en negativo es cosa del pasado, después de más de 6 años por debajo de cero. Por otro lado, la permuta de intereses (IRS, por sus siglas en inglés) también está sufriendo importantes subidas en los últimos meses. Este indicador encarece las hipotecas fijas, ya que muestra lo que le cuesta a los bancos financiarse.

En pocas palabras, el mercado está en un escenario alcista y eso afecta especialmente a las hipotecas fijas, cuyas condiciones ya no van a ser tan atractivas. Venimos de unos años con los tipos de interés de los préstamos hipotecarios muy bajos y en los que había poca diferencia entre una hipoteca variable y una fija.

Hace un año, por ejemplo, una hipoteca a tipo variable podría tener un interés del euríbor + 0,90, por lo que estarías pagando un TIN del 0,55%, ya que el índice de referencia estaba a -0,45%. En esas mismas fechas, podías encontrar una hipoteca fija al 0,89%, por lo que la diferencia no era muy elevada y te permitía acceder a un tipo de interés competitivo. Ahora, en cambio, las hipotecas fijas superan el 2% y las variables a euríbor + 0,75%, una diferencia de más de un punto porcentual.

Pero no te preocupes, si estás pensando en comprar una vivienda en los próximos días, todavía puedes aprovechar para formalizar tu hipoteca y evitar atarte a un préstamo durante 25 o 30 años con un tipo de interés demasiado elevado.

¿Las hipotecas serán más caras?

Sí, las hipotecas serán más caras, aunque todavía es buen momento para pedir un préstamo para comprar tu nueva casa. Quizá todos estos vaivenes hacen que tomar la decisión sea más difícil, pero lo cierto es que cuanto más tiempo tardes en pedir tu hipoteca, más cara será. Y es que en el horizonte hay dos subidas: la del euríbor, que nos acompaña desde hace meses, y la del precio del dinero (tipos de interés), que viene después del verano.

¿Cuánto subirán las hipotecas fijas en 2022?

La pregunta del millón: ¿cuánto se van a encarecer las hipotecas? En el caso de las fijas, si se tiene en cuenta que el tipo de interés actual, a julio de 2022, no baja del 2%, para una hipoteca de 150.000 euros, la cuota mensual se situaría en 554 euros, según el simulador de hipotecas de Rastreator.

En el caso de que los tipos de interés de las hipotecas fijas suban hasta el 3% a finales de año, algo más que probable, esa misma cuota mensual pasaría a ser de 632 euros, 78 euros más al mes que en la actualidad (936 euros más al año).

¿Cuánto subirán las hipotecas variables en 2022?

En el caso de las hipotecas variables, los cambios dependerán de la evolución del euríbor, que cerró junio en el 0,852%. Para el mismo préstamo de 150.000 euros a devolver en 30 años, y con un tipo de interés de euríbor + 0,75%, la cuota actual de la hipoteca sería de unos 525 euros al mes.

Por otro lado, si el euríbor sube, como se espera, hasta el 1,9% a final de año, esa misma hipoteca con un diferencial del 0,75% saldría a 604 euros al mes, 79 euros más que en la actualidad (948 euros más al año).

¿Qué pasa con una hipoteca variable si sube el euríbor?

Si estás a punto de comprar tu nueva casa y todavía no te has decidido sobre qué tipo de interés elegir, debes saber que cada día que pasa tu hipoteca se vuelve más y más cara. Con el euríbor en positivo, los tipos de interés de las hipotecas variables no son tan atractivos. Aún así, los bancos van a centrar sus esfuerzos en vender este producto, como cuando los préstamos hipotecarios con interés variable representaban más del 90% de las firmas.

En este tipo de préstamos hipotecarios, el interés que pagas se calcula en base a un índice de referencia como el euríbor más la suma de un diferencial que depende del banco con el que lo contrates. Por lo tanto, ante una subida del euríbor, la única manera de que una hipoteca variable sea más barata es que la entidad financiera reduzca ese porcentaje fijo que se lleva por prestarte el dinero.

¿Pueden subir los intereses de las hipotecas fijas?

Entonces, si el euríbor sube, ¿las hipotecas fijas son más baratas que las variables? Por desgracia, no es tan fácil. El tipo de interés de las hipotecas fijas también está subiendo, y lo hace por el aumento de otro índice de referencia, en este caso la permuta de intereses (IRS, por sus siglas en inglés). Este indicador muestra el coste del dinero a un plazo determinado, por lo que si sube, los bancos se financian más caro y no te pueden ofrecer condiciones tan ventajosas como las de hace tan solo unos meses. Es decir, si el IRS a 30 años ronda el 2% (2,045% en junio), difícilmente vas a encontrar una hipoteca fija con unos intereses por debajo del 2%.

¿Cuál es el mejor momento para comprar una vivienda?

Cuando compras una casa, debes asegurarte de que consigues una hipoteca con las condiciones más ventajosas posibles. Por lo tanto, en un entorno con los tipos de interés al alza, cuanto antes firmes tu hipoteca, mejor. De lo contrario, acabarás pagando más por pedir prestado el dinero que necesitas para comprar tu vivienda.

Si estás a punto de formalizar tu hipoteca, no te confíes. En un escenario de precios alcistas, las condiciones del mercado cambian constantemente, por lo que la oferta que recibiste de tu entidad financiera puede desaparecer de la noche a la mañana. Estas ofertas no son vinculantes hasta que no se emite la FEIN, para lo que necesitarás la aprobación comercial y la tasación de la vivienda.

Cuando los tipos de interés están subiendo, es importante que te dejes ayudar por los asesores expertos de Rastreator. No solo despejarán todas tus dudas, sino que también negociarán las condiciones de tu hipoteca por ti y conseguirán tipos de interés más bajos. Además, en el comparador de hipotecas de Rastreator puedes acceder en pocos minutos a las ofertas de las entidades financieras que mejor se adaptan a tu situación económica. Si todavía tienes dudas sobre si te puedes permitir comprar una casa, con nuestro simulador de hipotecas podrás calcular la cuota que pagarás cada mes por la vivienda que quieres adquirir.

¡Compártelo en redes!