Humedades por condensación, ¿las cubre el seguro de hogar?

3 minutos
  • Las humedades por condensación son una de las excepciones más frecuentes en los seguros de hogar
  • Un mal aislamiento térmico de la vivienda y la poca ventilación son las principales causas de la aparición de humedades por condensación
humedades por condensacion
Las humedades por condensación pueden causar daños en paredes, techos, ventanas y muebles

Los seguros de hogar son pólizas multirriesgo que cubren una gran variedad de siniestros. En función de si contratas la modalidad básica, intermedia o completa, tendrás acceso a un mayor número de coberturas. Sin embargo, una de las más comunes es la de daños por agua, que te protege frente a los desperfectos causados en tu vivienda por fugas y roturas en la instalación (tuberías, desagües, cañerías, llaves de paso, etc.).

Otra cobertura útil es la de daños atmosféricos, con la que la aseguradora se hace cargo de la reparación de esas goteras y humedades causadas por la lluvia, siempre y cuando se superen los parámetros establecidos por la compañía. Ahora bien, ¿qué ocurre cuando las humedades aparecen por la condensación? En este artículo te explicamos cómo actúa el seguro en estos casos.

¿Por qué aparecen las humedades por condensación?

Las humedades por condensación surgen cuando la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior de la vivienda es muy grande. El vapor de agua que está presente en el aire del interior de la vivienda se condensa al entrar en contacto con una superficie fría, como puede ser una ventana o una pared que de al exterior. Este exceso de humedad, sumada a la falta de ventilación en invierno y al uso excesivo de la calefacción, forman el cóctel perfecto para que aparezcan manchas negras de moho y humedades en el techo, pareces o los marcos de la ventana.

¿Qué daños provocan las humedades por condensación?

Algunos de los daños que provocan las humedades por condensación son simplemente estéticos. Las pequeñas manchas de moho se pueden eliminar de forma sencilla pasando un paño húmedo sobre la superficie y secando bien la zona, pero se trata de una solución permanente. Si vuelven a aparecer, es posible que regresen acompañadas de desconchones en la pintura. Esta humedad en casa también puede afectar a los muebles, sobre todo si están fabricados en madera, y a las telas de los sofás y sillas.

Si detectas humedades por condensación en tu vivienda, es probable que la calidad del aire en el interior no sea buena. Es decir, los daños no son solo estéticos, sino que también supone un riesgo para la salud al favorecer la aparición de infecciones respiratorias.

Humedades por condensación en el seguro de hogar

Las aseguradoras se suelen encargar de cubrir los daños producidos por el agua, siempre y cuando la causa sea una rotura de la instalación, una fuga, una lluvia torrencial o simplemente una negligencia del vecino. Sin embargo, aunque las humedades por condensación podrían considerarse un daño causado por un fenómeno atmosférico, son una de las exclusiones más habituales de los seguros de hogar.

El motivo por el que el seguro no cubre los daños causados por las humedades por condensación es que las aseguradoras entienden que no son causados por un fenómeno atmosférico, sino por un aislamiento deficiente o por falta de mantenimiento.

Ahora bien, hay un supuesto en el que el seguro puede que te cubra este tipo de daños. Es posible que las humedades aparezcan por un problema en la construcción de la vivienda. En ese caso, el seguro de la comunidad de vecinos debería hacerse cargo de la reparación de los daños.

Escrito por:
Alejandro Maisanaba

Periodista especializado en SEO y Economía y Finanzas con experiencia en medios de comunicación desde 2017. Escribe artículos en Rastreator desde septiembre de 2021 para los productos de Seguros, Telefonía y Energía.