Sistemas de retención infantil para el coche: qué son, cuánto cuestan y cómo elegir el adecuado

3 minutos
  • A la hora de elegir la sillita infantil para el coche debes tener en cuenta la normativa de homologación vigente en España
  • Dependiendo de la edad, el peso y la altura del niño tendrás que elegir un sistema de retención infantil determinado

sistemas retencion infantil cocheLos sistemas de retención infantil para el coche son un elemento fundamental para proteger a los pequeños en cualquier tipo de trayecto. Tanto si vas a hacer un viaje largo como si vas cerca de casa, si viajas con un niño debes tener en cuenta que siempre tienen que ir asegurados en el coche. En concreto con una sillita, el tipo dependerá de diferentes factores, que disponen de una serie de protecciones y sujeciones que se colocan sobre los asientos del automóvil, bien ancladas a estos, para que el niño esté lo más protegido posible en caso de colisión.

Dependiendo de la edad, el peso y la altura del niño tendrás que elegir un sistema de retención infantil determinado. La elección es difícil, pero también es muy importante que lo hagas bien. Por eso, en Rastreator te contamos todo lo que necesitas saber sobre estos sistemas de protección en el coche.

¿Es obligatorio que los niños vayan en una sillita?

Estos sistemas de retención infantil son obligatorios para todos los menores con una altura igual o inferior a 135 centímetros, y los hay de varios tipos en función de la estatura y el peso del niño. Hay que tener en cuenta que si el menor no circula en una de estas sillitas, ésta no se corresponde con sus características físicas o no está correctamente homologada, las autoridades podrán inmovilizar el vehículo y sancionar al conductor con multas de hasta 200 euros y 3 puntos del carnet de conducir, según la Ley de Tráfico y Seguridad Vial.

Además, una vez se tenga la sillita adecuada, la normativa establece que siempre se debe colocar en los asientos traseros, con tres únicas excepciones: que el coche no tenga asientos traseros, que estos ya estén ocupados por otros menores con sus correspondientes sistemas de retención infantil o que cualquier circunstancia impida que se instale correctamente en la parte de atrás.

Si se dan uno de estos tres casos y el conductor se ve obligado a colocar la sillita en el asiento del copiloto, deberá desactivar el airbag correspondiente en el caso de que el sistema de retención infantil se instale en el sentido contrario al de la circulación.

¿Cómo elegir la sillita de niños para el coche adecuada?

A la hora de elegir la sillita infantil para el coche debes tener en cuenta que la normativa de homologación vigente en España contempla cuatro tipos de sistemas de retención en función del peso y la edad del niño, y tres en función de la altura.

Esto se debe a que hay dos normas paralelas en vigor, una más antigua, la ECE R44/04, que distingue cuatro grupos de sillitas en relación con el peso del pequeño, y otra más reciente, la ECE R129 i-Size, que las clasifica en función de la altura del menor. Por lo tanto, lo ideal es que el sistema de retención infantil tenga al menos los dos certificados correspondientes a la estatura y peso del menor.

Tipos de sillas según la homologación en vigor en España:

  • Sillita del grupo 0 o a contramarcha: es el sistema de retención indicado para recién nacidos, y se puede usar hasta que el bebé pese hasta 10 kilogramos o tenga 18 meses. Están pensadas para colocarse en el sentido contrario a la marcha de la circulación porque, en caso de impacto, esa posición protege mejor las vértebras y la musculatura del bebé, aún poco desarrolladas. Suelen tener precios de entre 130 y 250 euros.
  • Sillita I-Size de 45 a 75 centímetros: esta homologación se suele combinar con las sillitas del grupo 0, y es para bebés de una estatura de 45 a 75 centímetros. Tienen precios de entre 130 y 250 euros.
  • Sillitas grupo 1: para niños de entre 9 y 18 kg y entre uno y tres años. El pequeño ya se sienta en el sentido de la circulación, protegido por un sistema de arneses que distribuyen la fuerza del impacto en caso de accidente, de tal manera que dañe lo menos posible sus todavía frágiles órganos internos. Suelen costar entre 40 y 150 euros.
  • Sillita I-Size hasta 105 cm: generalmente combinadas con las sillitas del grupo 1 y del grupo 2, para niños de hasta 105 centímetros de altura. Se pueden encontrar por precios de entre 40 y 150 euros, según el modelo.
  • Sillita grupo 2: para niños de entre 15 y 25 kg y de tres a ocho años. Éstas tienen un asiento y un respaldo, pero ya usan el cinturón del coche para retener al pequeño. Con precios de entre 35 y 150 euros.
  • Sillitas grupo 3: de forma y sistema de protección muy similares a las del grupo 2, simplemente se adaptan al crecimiento del niño, ya que están indicadas para pequeños de más de 25 kg y a partir de 9 años. Tienen precios de entre 35 y 150 euros.
  • Sillita I-Size de 100 a 150 cm: para menores que midan entre un metro y un metro y medio, esta homologación se suele combinar con los grupos 2 y 3. Se pueden encontrar por precios de entre 35 y 150 euros.

Hay que tener en cuenta que en el mercado existen muchas sillitas que combinan varios de estos grupos, para que los padres no tengan que hacer un desembolso importante cada vez que el niño crece. Así, por ejemplo, podemos encontrar un sistema de retención infantil homologado para los grupos 1, 2 y 3 y con certificado I-Size de 76 a 150 cm.

Sistemas de sujeción

Además de los distintos tipos de sillitas para el coche en relación con el peso y la altura del niño, también podemos distinguirlas en función de los dos sistemas de sujeción al vehículo que existen en la actualidad.

Por una parte encontramos el sistema de sujeción mediante los cinturones del coche, por el que la sillita se fija con ayuda de estos. Y por otra está el sistema Isofix, por el que dos barras de metal situadas en la parte inferior de la sillita se enganchan a unos anclajes de la carrocería del vehículo mediante clips de metal. Este segundo sistema es más seguro, pero tiene una particularidad importante: el vehículo debe incorporar de serie esos anclajes. Por lo tanto, el conductor deberá haberlo previsto al comprar su coche.

Encuentra el mejor seguro de coche

Si viajas con un niño, además de protegerlo con un buen sistema de sujeción infantil, es importante contar con un seguro que cubra cualquier accidente que puedas tener. Encontrar el mejor seguro no siempre es fácil, por eso, el comparador de seguros de coche de Rastreator te ayuda a conseguirlo en pocos minutos y de la forma más fácil posible. En tan solo unos minutos podrás acceder a las ofertas que todas las compañías tienen para ti.