Los seguros de salud baremados: qué son y principales características

3 minutos
  • Los seguros de salud baremados consisten en el pago de una pequeña cantidad fija y de una adicional sólo cuando se acuda al médico
  • Las pólizas baremadas no tienen carencias y no establecen límites en función de la edad o el estado de salud del asegurado

seguros salud baremadosEscoger la modalidad de un seguro de salud puede ser una tarea complicada, puesto que existen grandes diferencias entre ellas. Actualmente, existen las siguientes pólizas de salud: seguros con copagos, sin copagos, con reembolso o baremados.

Cada una tiene sus propias características, por ejemplo, los seguros de salud baremados destacan por disfrutar de las ventajas de la medicina privada a un precio más asequible, ya que únicamente pagarás por el servicio que uses.

Por otro lado, los seguros de salud sin copagos, pensados para las personas que van al médico con frecuencia, disponen de una prima más cara, ya que, a diferencia de las pólizas con copago o los baremados, todos los servicios están incluidos en la póliza.

¿Buscas contratar un seguro de salud y no sabes qué modalidad escoger? En este artículo te detallamos las principales diferencias de los seguros de salud baremados y los otros tipos de pólizas así como sus ventajas e inconvenientes.

¿Qué son los seguros de salud baremados?

Lo baremados son una modalidad de seguros de salud que te permite acceder a la medicina privada y beneficiarte de sus ventajas a un precio más asequible. El cliente paga una prima bastante inferior a la de un seguro tradicional y cuando necesita ir a algún especialista sólo tiene que pagar por el servicio que use. Los servicios tendrán que ser abonados directamente en la clínica o centro en el que reciba el tratamiento y el asegurado deberá de presentar una tarjeta que acredite que tiene contratado el seguro que le permite acogerse a esas condiciones ventajosas.

La diferencia entre acudir al médico sin seguro de salud o con uno baremado es que de esta última forma el precio de cada visita o tratamiento puede ser hasta un 70% inferior al de su precio normal. Además, todas las pruebas, diagnósticos, tratamientos o consultas están baremados, es decir, sabrás en todo momento el precio que deberás pagar por cada uno de ellos.

Los precios los pacta la aseguradora con las distintas clínicas, centros y profesionales con los que tiene convenio, siempre por debajo de sus precios oficiales. Por tanto, el baremo variará dependiendo del centro sanitario o del especialista que hayas elegido dentro del cuadro médico.

¿Seguros baremados o seguros tradicionales?

Este tipo de pólizas se diferencian del resto en que no hay plazos de carencia en el seguro de salud, por lo que pueden ser utilizados desde el momento de su contratación por todo tipo de personas como, por ejemplo, mujeres embarazadas. Además, mientras que un seguro tradicional establece límites en cuanto a la edad a la hora de ser contratados e incluso excluye a aquellos que tengan determinadas enfermedades, los seguros baremados pueden ser suscritos por cualquier persona. Es decir, puedes contratarlo si no tienes ningún problema de salud, pero tampoco tienes que preocuparte de si tienes 85 a años o si la diabetes está incluida en el seguro de salud.

Otra de las características de esta modalidad es la inexistencia de autorizaciones, es decir, no es necesario que la aseguradora estudie tu estado de salud para decidir si corres el riesgo de asegurarla o no.

¿Seguros de salud baremados o seguros de salud con copagos?

Los seguros baremados pueden ser confundidos con aquellos que aplican un copago por el uso de determinados servicios médicos ya que los dos requieren el pago de una cuota y de una cantidad adicional por el uso de él. Aun así, pese a que la metodología parece la misma, la diferencia es sustancial ya que, mientras que la prima de los seguros con copago es muy superior a la de los baremados no se puede decir lo mismo de la cantidad que debe pagar el asegurado por acudir a consulta o realizarse un tratamiento. El coste del copago suele situarse entre 1 y 100 euros, mientras que los baremos pueden situarse en los 150 euros que suele costar una tomografía computarizada (TAC) simple hasta los casi 5.000 euros que puede alcanzar una operación de aumento de mamas.

Una revisión pediátrica, que con un seguro con copago se sitúa entre los 2 y los 20 euros, en un seguro con baremo no suele estar por debajo de los 25 euros, mientras que una sesión de rehabilitación puede llegar a costar más del doble con un seguro baremado que con uno con copago.

La inexistencia de periodos de carencia y de exclusiones en función del sexo, la edad o el estado de salud son otros de los aspectos que diferencian una modalidad de seguro de la otra. Además, los seguros baremados incluyen especialidades como la cirugía plástica por motivos estéticos, muchas veces excluida en los seguros con copago.

La odontología en el seguro de salud baremado

Las pólizas baremadas por excelencia son los seguros dentales. Si suscribes una póliza de estas características pagarás una prima que incluye ciertos tratamientos gratuitos y descuentos de entre el 20 y el 40% en el resto de tratamientos. La mayoría de los seguros de salud baremados, por no decir todos, incluyen entre sus coberturas servicios dentales. Algunos son gratuitos como revisiones, consultas rutinarias e incluso de urgencia. El resto de tratamientos y servicios son a precios baremados, es decir, deberás pagar una cantidad fijada pero sólo cuando los uses. Los servicios dentales que suelen estar incluidos en los seguros de salud baremados son:

  • Extracciones.
  • Empastes.
  • Endodoncias
  • Limpiezas bucales
  • Ortodoncias (tratamientos de 2 años de duración)

Seguros dentales específicos

Los seguros dentales guardan ciertas similitudes con los seguros médicos, incluso se pueden contratar de manera conjunta, aunque mientras que en los de salud puedes elegir si tener o no copagos en los dentales esta opción no está disponible.

En lugar de contratar un seguro de salud baremado, con acceso a multitud de especialidades, también puedes optar por un seguro dental específico cuando tengas intención de iniciar un tratamiento costoso. Así, si eres paciente pagarás una prima, que no suele ser demasiado elevada, y podrás acceder a los servicios a unos precios más reducidos que si no contaras con él.

Encuentra el mejor seguro de salud

El seguro de salud baremado es el producto indicado para aquellos usuarios que no quieren hacer frente a la prima de una póliza tradicional pero que quieren acceder a la sanidad privada a unos precios más asequibles. Así, podrás decidir en un determinado momento acudir a un especialista privado a cambio de una cantidad pactada.  Pero antes de contratar un seguro de salud, es importante utilizar herramientas, como el comparador de seguros de salud de Rastreator, para comparar todas las ofertas que hay actualmente en el mercado y seleccionar la que más se ajuste a tus necesidades.