¿Cómo funcionan los seguros de vida?

2 minutos
  • Los seguros de vida pueden proteger tanto a los familiares del asegurado como al mismo asegurado
  • La cantidad que se cobra por una póliza de vida dependerá del tiempo y capital que se haya acordado

cómo funcionan seguros vida En muchos casos, el seguro de vida se percibe como una póliza destinada a las personas mayores, pero nada más lejos de la realidad. Este tipo de seguro, pensado para gente de cualquier edad, está hecho para proteger a los familiares y al asegurado de cualquier incidente que pueda ocurrirles a lo largo de su vida. Por este motivo, existen diferentes seguros de vida como el de fallecimiento o invalidez o la póliza de vida ahorro para que el asegurado consiga rentabilidad.

Dependiendo del tipo de seguro de vida que tengas contratado, en caso de fallecimiento la póliza puede hacerse cargo de la deuda hipotecaria que tengas en ese momento e incluso indemnizar a tus familiares. No obstante, esta póliza también puede llegar a incluir compensaciones al asegurado si éste sufre un problema de salud grave derivado de un accidente.

Como ves, estos seguros tienen unas coberturas muy amplias que pueden abarcar numerosas situaciones. Si quieres saber cómo funcionan los seguros de vida te lo contamos en este artículo. 

¿En qué consiste un seguro de vida?

Antes de contratar este tipo de póliza es importante que conozcas qué es un seguro de vida. Pues bien, esta póliza se contrata principalmente para proteger a los seres queridos de las adversidades que pueda llegar a tener el asegurado. Es decir, los seguros de vida se encargan de facilitar recursos económicos tanto al asegurado como a su familia en caso de fallecimiento o invalidez con el objetivo de saldar cualquier deuda pendiente o compensar económicamente a los beneficiarios

¿Qué cubre un seguro de vida?

El funcionamiento de un seguro de vida es muy sencillo, puesto que se trata de un contrato entre la aseguradora y el cliente. De esta manera, si contratas un seguro de vida, únicamente tendrás que abonar la cantidad acordada a cambio de que la compañía aseguradora remunere a los beneficiarios en caso de fallecimiento del asegurado. 

Sin embargo, los seguros de vida no sólo cubren el fallecimiento del asegurado, si no que también pueden llegar a incluir una invalidez o enfermedad grave que haya surgido después de haber pasado el periodo de carencia acordado. Por otro lado, si eres autónomo, también tienes la posibilidad de contratar una póliza de vida específica que te compensará, a través de una indemnización por baja laboral, los ingresos que dejes de generar en caso de invalidez o enfermedad, entre otros beneficios. 

¿Cuánto paga el seguro si sufres un accidente?

Además de existir diferentes tipos de seguros de vida también hay distintas cuotas que se pueden abonar. Dependiendo del tiempo y del capital que hayas desembolsado por la póliza, la cantidad que recibes como beneficiario por parte de la compañía aseguradora variará. Por este motivo, es importante usar herramientas como el comparador de seguros de vida de Rastreator, para contrastar las diferentes pólizas que hay actualmente en el mercado y seleccionar la que más se adapte a tus necesidades

¿Merece la pena una póliza de vida?

Disponer de un sostén económico después de sufrir un accidente grave o ayudar económicamente a los familiares tras el fallecimiento del asegurado es esencial para la tranquilidad de toda la familia. En algunos casos, como en la contratación de una hipoteca, disponer de un seguro de vida merece la pena, puesto que si no es así y el titular fallece, la entidad bancaria trasladará el préstamo hipotecario a los herederos al no disponer de un sustento que cubra la deuda. 

Asimismo, también puede llegar a ser muy necesario si decides tener hijos o buscas ahorrar para la jubilación, ya que en ambos casos supondrá un colchón para posibles imprevistos que pueden surgir en el futuro.