¿Qué seguros puedes desgravar en tu declaración de la Renta?

4 minutos
  • Muchos contribuyentes no son conscientes de que pueden deducirse lo que pagan por sus seguros cada año
  • Si tienes una hipoteca, una vivienda alquilada o eres autónomo, es muy probable que puedas beneficiarte de una deducción fiscal por las pólizas que tienes contratadas

seguros declaracion rentaUna vez termina la campaña de la Renta, los contribuyentes se despreocupan de su situación fiscal hasta el siguiente año. Sin embargo, en la recta final del ejercicio fiscal 2021, hay que tener en cuenta algunos aspectos que pueden afectar a tu declaración del próximo año, tanto para bien como para mal. Conocer cuáles son las deducciones a las que tienes derecho te ayuda a ahorrar bastante dinero en impuestos, ya que muchas veces se pasa por alto los beneficios fiscales a los que tienen derecho los contribuyentes

Si tienes contratado un seguro, debes saber que es posible desgravar la prima que pagas en tu declaración, siempre y cuando cumplas una serie de requisitos. Por norma general, los seguros no tienen ningún tipo de incentivo fiscal, pero todo cambia si tienes una hipoteca, una vivienda alquilada o eres autónomo. En función de tu situación personal, puedes deducirte lo que pagas cada año por tus seguros de hogar, salud o vida, entre otros.

Seguros vinculados a tu hipoteca

A la hora de pedir una hipoteca, algunas entidades financieras te exigen contratar un seguro para acceder a unas mejores condiciones de financiación. Estas pólizas vinculadas a la hipoteca sí tienen un incentivo fiscal, ya que te dan derecho a una deducción en tu declaración de la Renta del 15% del importe que hayas pagado a lo largo del año, pero no en todos los casos. Por desgracia, si acabas de pedir un préstamo para comprar o rehabilitar tu vivienda habitual no tendrás derecho a esta deducción.

Solo se pueden desgravar los seguros vinculados a un préstamo hipotecario para la compra o rehabilitación de tu vivienda habitual contratado antes del 1 de enero de 2013. A partir de esa fecha, el derecho a la deducción no se puede aplicar.

El porcentaje de deducción es el mismo en casi todo el territorio nacional, con un 7,5% correspondiente al tramo estatal y otro 7,5% del tramo autonómico. La excepción es Cataluña, donde el tramo autonómico puede ser del 9% hasta llegar a una deducción total del 16,5% si se cumplen una serie de requisitos.

Ahora bien, la base máxima de deducción de las cantidades invertidas en la vivienda habitual para su adquisición o rehabilitación, donde se incluyen las cuotas de la hipoteca y la prima de los seguros, es de 9.040 euros anuales.

Las pólizas vinculadas a la hipoteca más comunes son el seguro de vida, el de hogar y el de protección de pagos. Si tienes contratado, por ejemplo, un seguro de vida hipotecario con tu entidad bancaria, es recomendable que revises si está vinculado a tu hipoteca para poder ahorrar cuando toque rendir cuentas ante Hacienda.

Seguros que te puedes desgravar si tienes una vivienda en alquiler

Los propietarios de una vivienda en alquiler pueden desgravarse todos los gastos necesarios para conseguir arrendar el inmueble, como los de reparación, conservación, administración o de suministro, entre otros. En la lista de gastos deducibles también se encuentra el seguro de hogar, ya sea de responsabilidad civil, incendio, robo o de rotura de cristales.

Si para adquirir esta vivienda has contratado una hipoteca con algún seguro vinculado, esta póliza también se puede deducir en tu declaración de la renta.

¿Puedo desgravar el seguro de salud?

Las pólizas vinculadas a la hipoteca no son las únicas que tienen beneficios fiscales. Los seguros de salud también se pueden desgravar en tu declaración de la Renta, independientemente de que seas autónomo o trabajes por cuenta ajena, siempre que cumplas una serie de requisitos.

Los autónomos en régimen de estimación directa pueden deducirse tanto el importe que hayan pagado por su propio seguro de salud como el de su cónyuge e hijos menores de 25 años que convivan con él, con un límite máximo de 500 euros por persona y 1.500 euros para los miembros de la familia con discapacidad.

Algunas empresas ofrecen un seguro médico para toda su plantilla. Por norma general, este tipo de beneficios son considerados como rendimientos de trabajo en especie, por los que habría que tributar. Sin embargo, están exentas las primas de seguros pagadas por la empresa para la cobertura de enfermedad del trabajador, su cónyuge y descendientes cuando no superen los 500 euros anuales por cada una de las personas aseguradas o 1.500 euros para las personas con discapacidad.

Seguros para autónomos

Los trabajadores por cuenta propia pueden deducirse muchos de los gastos que realizan para desempeñar su actividad, entre los que se encuentra el pago del seguro. A la póliza de salud se le suman otros seguros como el de responsabilidad civil, de hogar si trabajas desde casa e, incluso, el de coche si utilizas un vehículo solo para trabajar.

Ahora que ya sabes qué seguros puedes desgravar en tu declaración, puedes aprovechar para aumentar la protección de la vivienda que tienes alquilada o contratar un nuevo seguro si eres autónomo y conseguir ahorrar en impuestos. Con el comparador de seguros de Rastreator puedes acceder a todas las ofertas de las aseguradoras y encontrar la póliza que mejor se adapta a tus necesidades en pocos minutos.