Cómo dar de baja el contrato de la luz y el gas

4 minutos
  • Desestimar el contrato de la electricidad y el gas es un trámite completamente gratuito
  • Antes de tramitar la baja, es imprescindible asegurarse de que es necesario

baja-contrato-luz-gas

Como ocurre con todos los trámites referentes al suministro energético de la vivienda, dar de baja el contrato del gas o de la luz puede parecer más complicado de lo que en realidad es. Lo más probable es que te imagines llamando durante horas a la compañía, pero no es así. Pueden ser muchos los motivos por los que quieras rescindir el acuerdo, pero entre los habituales se encuentran el cambio de domicilio y el desuso de la vivienda en la que está dado de alta. De cualquier forma, no debes agobiarte ni pensar que será una tarea difícil. Es sencillo si sabes qué pasos seguir. Por eso te contamos todo lo que tienes que tener en cuenta a la hora de dar de baja tu contrato de la luz.

¿Qué supone dar de baja el contrato?

Lo primero que debes tener en cuenta antes de rescindir el contrato con tu comercializadora es que esto supone dejar la vivienda sin luz ni gas. Por tanto, si tu idea es cambiar de compañía, debes tener en cuenta el tiempo que tarda en hacerse efectivo y, para entonces, haber decidido ya con qué eléctrica vas a efectuar el nuevo contrato. De lo contrario, podrías verte en la situación de que entre uno y otro no tengas electricidad durante algunos días.

Además de que la vivienda no tendrá posibilidad de acceder al suministro eléctrico, realizar este trámite implica que el contador será retirado. Esto supondrá que, si te mudas a otra vivienda, el próximo inquilino de la casa tendrá que proceder al alta de un nuevo contrato y, por consiguiente, abonar los costes que esto supone. Por este motivo, no es recomendable realizar la baja del contrato a no ser que la vivienda vaya a quedar deshabitada durante un largo periodo de tiempo. Si te mudas pero la casa será ocupada por otra persona unos días después, lo mejor es que se haga un cambio del titular.

¿Hay que pagar por rescindir el contrato?

Por otro lado, muchos se hacen la pregunta de si tendrán que pagar una multa por realizar la baja. Sin embargo, debes saber que el desistimiento del contrato es completamente gratuito para el titular. Otra cuestión es la permanencia que tengas con la comercializadora. Aunque hoy en día casi ninguna obliga a sus clientes a continuar con ellas, en algunos casos sigue existiendo. Por tanto, en ese supuesto, se deberá proceder al abono de la penalización que venga reflejada en el contrato. Además, si quedaran facturas pendientes, tendrán que ser pagadas. Para evitar sorpresas, lo mejor es que revises concienzudamente el contrato antes de proceder a darlo de baja.

Vías para realizar el trámite

Cuando hayas decidido que quieres dar de baja definitivamente el suministro eléctrico y el del gas (y cambiarlo de titular no es una opción), lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con tu comercializadora. Con cada una de ellas el trámite se realiza de una forma específica, pero con la mayoría de las compañías puede realizarse a través de una llamada telefónica, que será grabada, remitiendo por fax la solicitud o enviándola por escrito. Lo más recomendable es que, aunque te decidas a hacerlo por la vía telefónica, lo dejes también por escrito. De esta forma, quedará constancia de que quieres darte de baja y la fecha en la que deseas hacerlo.

Compara tarifas de electricidad y gas

Antes de dar de baja el contrato de la luz o el gas necesitarás encontrar otra compañía para acceder al suministro. Por esto, lo mejor es que compares entre las distintas compañías y tarifas que hay en el mercado y compruebes si hay alguna que se ajusta mejor a tu perfil. El comparador de tarifas energéticas de Rastreator.com es una herramienta muy útil y fácil de utilizar que te proporcionará las mejores tarifas del mercado para tu consumo. De esta forma podrás empezar a ahorrar en tu factura de la electricidad y el gas.

Abril 2019


Comparar Tarifas de Luz y Gas

 

¡Compártelo en redes!