¡Humano! En Rastreator.com utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar tu experiencia ofreciéndote contenidos de tu interés. Puedes tener más detalles aquí. Entendemos que si sigues navegando, estás de acuerdo ;)

Cómo ahorrar energía en empresas

5 minutos
  • El gasto energético de las empresas supone un gran aporte de emisiones de CO2 a la atmósfera
  • Reducir el importe de las facturas energéticas es tan sencillo como cambiar los hábitos de consumo y comparar entre las tarifas que ofrecen las distintas comercializadoras

ahorrar-energia-empresas¿La factura de tu oficina es más alta de lo que debería y no sabes por qué? Es posible que no estés reparando en algunos detalles que estén haciendo que pagues más de lo que deberías. Dejar encendida la luz de una sala de reuniones, los ordenadores sin apagar durante el fin de semana, o poner el aire acondicionado a 18 °C en verano o a 30 °C en invierno pueden ser los causantes de que el recibo de la luz haya engordado sin previo aviso. Conseguir que adelgace es fácil pero necesitarás que todos los que trabajan en la oficina estén concienciados con la causa, ya que de otra forma no será posible. Aparte de esto, para disminuir tu gasto, no derrochar energía y hacer tu empresa un poco más ecofriendly también tendrás que seguir estos consejos.

Controla la iluminación

Aprovecha la luz natural que proporcionan las horas diurnas y, si es posible, adapta el horario de la oficina para hacer un uso más inteligente de los rayos de sol. Éstos resultan menos fatigantes para la vista de los trabajadores y, además, es gratuita. Es cierto que, aun haciendo esto, necesitarás luz artificial para complementar la solar. Por ello es muy importante que se seleccione correctamente el nivel de intensidad y el tipo de bombilla. Las led son la mejor opción, pues tienen una vida útil de entre quince y cuarenta mil horas, mientras la de las incandescentes se sitúa alrededor de las mil horas. Además, el gasto energético de las primeras es de hasta un 80% menos que el de las segundas.

Otra buena forma de ahorro eléctrico es instalar interruptores con temporizador o detectores de movimiento  en zonas en las que no siempre hace falta iluminar, como almacenes o zonas de paso poco frecuentadas, como escaleras o pasillos. De esta forma se apagará sola poco tiempo después. Lo mismo ocurrirá cuando nadie transite la zona.

Apagar aparatos electrónicos

Asegúrate de que todos los aparatos electrónicos como los ordenadores y las impresoras se quedan completamente apagados al término de la jornada laboral. Según el documento de Buenas Prácticas para el Ahorro de Energía de OptimaGrid, esto puede suponer un ahorro del 10% de la energía que consume la empresa. Además, durante los momentos de descanso o reuniones, lo mejor es dejar el ordenador en suspensión. De esta forma, el trabajador no tendrá que volver a encenderlo cuando lo necesite pero tampoco estará gastando tanto como cuando tiene la pantalla encendida. Las fotocopiadoras y otros aparatos electrónicos de uso puntual también suelen tener un modo de reposo para cuando no están siendo utilizados. Activar este modo durante el horario laboral y apagarlos cuando termina la jornada, y especialmente los viernes, no cuesta nada y a la larga hará que ahorres dinero.

El consumo eléctrico de los pilotos de los aparatos apagados es bastante bajo si se mide al día. Sin embargo, si se suma todo el gasto que ocasiona durante un año, se hace evidente la necesidad de reducirlo al máximo. Por ello, lo mejor es conectar estos dispositivos a regletas con botón de encendido y apagado. Así, cuando no se esté haciendo uso de ellos, se podrán desconectar por completo de forma rápida y sencilla.

Mantén la temperatura adecuada en cada momento

Uno de los factores más importantes para ahorrar energía con la calefacción y el aire acondicionado, es disponer de un buen aislamiento térmico. Es recomendable hacer una revisión de todos los posibles puntos de fuga como son las ventanas, puertas y tejado, entre otros. Contar con un buen refuerzo puede ayudar a gastar hasta un 30% menos en aire acondicionado y calefacción.

Por otro lado, la temperatura dentro de la oficina debe estar bien regulada. En ocasiones se comete el error de desajustarla de tal forma que hace mucho calor en invierno y demasiado frío en verano y esto supone un alto gasto energético. Durante el invierno la temperatura adecuada no debe sobrepasar los 26 °C, mientras que en verano lo mejor es que no baje de 21 °C.

Es recomendable programar los aparatos de aire y las calderas para que se enciendan y apaguen según las horas en las que se utiliza la oficina. En invierno es mejor encender la calefacción un par de horas antes de que comience la jornada laboral para que cuando lleguen los trabajadores el lugar esté a la temperatura adecuada, sobre todo cuando se trata de grandes naves. Por último, es aconsejable realizar revisiones periódicas de la caldera y los aires acondicionados. Mantenerlos en buen estado es la mejor forma de que se mantengan los niveles de consumo energético normales y que no den fallos durante las épocas de mayor uso.

Compara tarifas de electricidad

Adaptar la tarifa al consumo y las necesidades que tiene la empresa es esencial para ahorrar. De lo contrario, es posible que estés pagando de más por la energía de tu empresa. Para que esto no ocurra y empieces a gastar menos, es recomendable que compares entre las distintas compañías y las potencias que ofrecen y elijas la que mejor se adapte al perfil de tu empresa. El comparador de tarifas energéticas para empresas de Rastreator.com es una herramienta muy útil y fácil de utilizar que te proporcionará las mejores tarifas del mercado para tu consumo. De esta forma podrás empezar a pagar el mejor precio por lo que realmente necesitas.

Marzo 2019


COMPARAR TARIFAS DE LUZ Y GAS

¡Compártelo en redes!