Guía para entender la factura del gas

3 minutos
  • A diferencia de la luz, el recibo del gas se suele pagar cada dos meses, aunque el periodo de facturación depende de cada compañía
  • El término fijo, el consumo, los impuestos y el alquiler del contador son los principales conceptos de la factura

factura gasEs en los meses más fríos del año cuando más se paga por el gas. En invierno sale más caro mantener la vivienda a una temperatura agradable o darse una ducha con agua caliente, y no solo por el precio del gas, sino también por el aumento del consumo. Por este motivo, sumado a la crisis energética que mantiene el precio de la luz en máximos históricos, cada vez son más los consumidores que no pueden hacer frente al pago de los suministros básicos de su vivienda.

Seguro que en los últimos meses te has vuelto un experto en el mercado eléctrico y has aprendido a leer el recibo de la luz. Ahora que ha llegado el frío es el momento de entender la factura del gas para saber si estás pagando de más.

Antes de explicar cada concepto de tu factura, es importante entender que el importe que vas a pagar depende mucho del clima que haga en tu cuidad, ya que no hace el mismo frío en Castilla y León que en Andalucía. En el importe total también influye el hecho de que la vivienda cuente con calefacción por gas o solo con agua caliente sanitaria.

¿Cada cuánto tiempo se paga el gas?

El periodo de facturación del gas puede ser de uno o dos meses. No es algo que se pueda elegir, ya que depende de cada comercializadora y de la tarifa que tengas contratada. Aún así, lo más habitual es que la factura del gas te llegue cada dos meses.

Conceptos de la factura del gas

En la factura del gas aparecen una serie de importes que forman el total de lo que pagas cada mes en tu recibo. En la factura hay una parte fija que se paga todos los meses, pero también una parte variable que depende del consumo. Además, las compañías de gas también te cobran el alquiler del contador y se encargan de recaudar los impuestos.

Término fijo

Es la parte de la factura que pagas todos los meses por tener acceso al punto de suministro, independientemente del consumo que hayas hecho. Este concepto también está presente en la factura de la luz, pero funciona de forma diferente. Si la cantidad fija que pagas al mes en el recibo de la luz depende de la potencia que tengas contratada, en el del gas depende de tu tarifa de acceso.

La gran diferencia es que en el contrato de la luz puedes elegir la potencia, mientras que en el del gas no puedes seleccionar la tarifa de acceso. La distribuidora te aplica una de las cuatro tarifas en función del consumo que hayas realizado durante el año anterior. Estas son las tarifas de acceso de gas:

  • RL.1 para consumos de hasta 5.000 kWh al año. Esta es la tarifa que tiene un consumidor medio sin calefacción en su vivienda.
  • RL.2 para un consumo de entre 5.000 y 15.000 kWh al año (consumidor medio con calefacción).
  • RL.3 para un consumo de entre 15.000 y 50.000 kWh al año.
  • RL.4 para un consumo anual de entre 50.000 y 300.000 kWh.

Término variable

El término variable es la parte de la factura que depende directamente del consumo. Los meses que más utilices la calefacción y el agua caliente sanitaria serán los que tengan una factura más elevada. La energía que has utilizado aparece en kWh y para calcular el importe que vas a pagar se multiplica el consumo durante el periodo de facturación por el precio del kWh.

Impuestos

Otro de los conceptos que aparece en la factura del gas son los impuestos. Los consumidores tienen que pagar el Impuesto Especial sobre Hidrocarburos, que grava con 0,00234 euros el kWh. Además, el IVA en el recibo del gas es del 21% para la Península y Baleares. En Canarias se aplica el Impuesto General Indirecto Canario reducido del 3%, mientras que en Ceuta y Melilla pagan el IPSI (1%).

Alquiler del contador

Los consumidores también tienen que pagar por alquilar los equipos de medida y control del suministro, como el contador de gas. El precio del alquiler no lo fijan las comercializadoras y no tendrás que pagarlo si tienes un contador en propiedad.

Consumo medio de gas en España

Un hogar español consume de media 5.097 kWh al año, según los datos del estudio SPAHOUSEC II: Análisis estadístico del consumo de gas natural en las viviendas principales con calefacción individual, elaborado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). No obstante, esta cifra puede variar mucho en función del lugar donde se ubica la vivienda y su equipamiento. Mientras que un hogar sin instalación de calefacción consume de media 2.956 kWh al año, esa misma vivienda con servicio de calefacción individual llega a gastar una media de 7.921 kWh al año, un 168% más. ¿Y esto qué significa? Que lo que pagas en tu factura del gas depende mucho del clima que hace donde vives, la época del año y del equipamiento de tu propia casa.

¿Cuánto se paga de gas al mes?

El importe que vas a pagar en la factura del gas depende de la época del año en la que te encuentres, ya que las necesidades de consumo no son las mismas durante los meses de verano que en invierno. Para un consumo medio de 5.100 kWh al año, podrías pagar entre 40 y 50 euros al mes, según los datos del comparador de tarifas de gas de Rastreator. En cambio, si en casa tienes calefacción de gas, pagarás entre 60 y 70 euros al mes.

¿Cuál es la mejor tarifa de gas?

Pagar menos en tu factura no es difícil. Solo tienes que comparar las ofertas de las diferentes compañías y encontrar la mejor tarifa de gas. En Rastreator hemos recopilado las tarifas más baratas para que puedas elegir de un simple vistazo.

Potencia de 3.750 kWh al año

Tarifa One Gas

Precio anual

721,08

Precio mensual: 60,09

Características

  • Precio fijo
  • Sin permanencia

Tarifa RL1

Ver detalles

Precio anual

634,44

Precio mensual: 52,87

Características

  • Precio garantizado 12 meses
  • Sin permanencia

Potencia de 6.000 kWh al año

Tarifa One Gas

Precio anual

1.138,68

Precio mensual: 94,89

Características

  • Precio fijo
  • Sin permanencia

Tarifa RL2

Ver detalles

Precio anual

1.009,92

Precio mensual: 84,16

Características

  • Precio fijo 12 meses
  • Sin permanencia

¿Cómo ahorrar en la factura de gas?

Una de las mejores formas de ahorrar en la factura del gas es invertir en mejorar la eficiencia energética de tu vivienda. Si aíslas las puertas y ventanas para que no se pierda la temperatura del interior podrás encender la calefacción durante menos tiempo. Además, es recomendable mantener una temperatura estable en el termostato de entre 20 y 21 ºC en lugar de tratar de calentar la casa de golpe.

Pero sin duda, la forma más inmediata de ahorrar en tu recibo energético es contratar una tarifa de gas que se adapte a tus necesidades. En el comparador de tarifas de gas de Rastreator puedes encontrar la mejor en pocos minutos. Si tienes tu factura a mano, puedes introducir los datos de tu consumo para ver de forma sencilla cuánto te puedes ahorrar al mes realizando un simple trámite.