La CNMC ve más anomalías en la subasta celebrada en diciembre

1 minuto

31 de julio de 2014

La famosa subasta Cesur celebrada el 19 de diciembre de 2013 y que fue invalidada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) debido a la apreciación de «concurrencias atípicas» sigue dando de qué hablar. En esta ocasión se debe al informe publicado por el organismo regulador en el que afirma haber apreciado más anomalías y en el que cifra su sobrecoste en 392,5 millones de euros.

Nuevas circunstancias

La CNMC ha incluido en este nuevo informe 5 nuevas circunstancias que corroboran las anómalas que ya apreció hace unos meses y que «confirman y complementan las razones que llevaron a proponer la no validación de la subasta», asegura el regulador.

Así, especifica que se produjo un incremento en la negociación del contrato con respecto al mes anterior y un elevado nivel de concentración de la posición abierta de compra. Además, señala que los agentes compradores pudieron tener «incentivos a la elevación continuada de precios del contrato adquiriendo diariamente volúmenes reducidos en comparación con su volumen de posición abierta en el periodo analizado».

No se aprecia manipulación

Pese a todo lo anterior, la CNMC reconoce que «no se observan estrategias coordinadas para la elevación de precios por parte de las empresas que acapararon mayores cuotas en las posiciones abiertas».