Las subidas de precios de las operadoras: el 5G, la covid y el auge de las low cost

3 minutos
  • La llegada del 5G supondrá un importante gasto para las operadoras
  • Los ingresos en el sector han experimentado un cierto estancamiento en 2020 por culpa de la pandemia de coronavirus

subida-precio-rastreator (1)

El precio de los servicios de telecomunicaciones -tanto de telefonía fija como de telefonía móvil y de Internet– se incrementará considerablemente a lo largo de 2021. Es habitual que a principios de cada año las operadoras aprovechen para revisar su política comercial y que, tras las promociones aplicadas durante la campaña de Navidad, actualicen sus precios, pero este año se espera que las subidas sean más acusadas y que no afecten solo a los primeros meses del año.

¿Por qué 2021 traerá un incremento en las facturas de Internet y telefonía?

Uno de los motivos del aumento de los precios es la popularización de la tecnología 5G, que se espera que por fin este año esté disponible para más de la mitad de los consumidores de telefonía móvil en España. En el último cuatrimestre de 2020 compañías como Movistar, Orange y Vodafone comenzaron con su despliegue comercial y ya la ofrecen a casi 10 millones de clientes en total, la mayor parte de ellos en grandes núcleos de población.

Las redes 5G permiten velocidades de conexión hasta 10 veces superiores a las que permiten las redes 4G o LTE. Sin embargo, las operadoras con red propia han tenido que hacer frente en los últimos meses a inversiones de miles de millones de euros para, por una parte, hacerse con espectro eléctrico del 5G y, por otra, poder actualizar su infraestructura técnica. Para sufragar esos costes -y los que quedan hasta que completen la cobertura de sus redes 5G en todo el país- es lógico que repercutan cierta parte de esas inversiones en los clientes, lo que se traduce en la subida de las tarifas.

No es el único motivo por el que se espera que suba el precio de Internet y la telefonía en nuestro país este año. También hay que tener en cuenta que los ingresos en el sector han experimentado un cierto estancamiento en 2020 por culpa de la pandemia de coronavirus. La situación de emergencia sanitaria vivida ha provocado un menor número de altas nuevas, principalmente en entornos corporativos, ya que gran parte de la población trabaja y permanece más tiempo en sus casas. También se han vendido menos terminales móviles y, sobre todo, la reducción ha afectado a los teléfonos de gama más alta, aquellos que suelen comercializar las operadoras y a los que más rendimiento les sacan.

Además de esta coyuntura, cabe destacar el auge de las operadoras de bajo coste (Pepephone, Lowi o incluso MásMóvil), que están presionando el mercado en los segmentos más bajos de producto. Con sus precios reducidos, que no tienen competencia, obligan a las grandes operadoras a posicionarse en la gama más alta, apostando por paquetes cada vez más completos.

Como parte de esa estrategia, las operadoras grandes tienden a ofrecer más servicios en sus paquetes premium (por ejemplo, más datos en el móvil o más velocidad de fibra) incrementando su precio en la mayor parte de casos. Cierto es que algunas operadoras como O2 no cobran más a los usuarios cuando se producen mejoras e incrementos en el servicio, pero otras sí que lo están haciendo a pesar de que el usuario no vaya a emplear esos datos de más o no necesite mayor velocidad de conexión a Internet en casa.

Subida de precios de Vodafone

En este contexto tan complejo, algunas operadoras ni siquiera esperaron a la llegada de 2021 para aumentar los precios de sus tarifas. La primera en hacerlo fue Vodafone, que cerró el año aplicando a finales de noviembre una subida de precios de tres euros en la línea principal y 1,5 euros en las adicionales, a cambio de ofrecer datos ilimitados en tarifas móviles en todas sus tarifas.

Además, es la primera vez que en el mercado español se puede contratar una tarifa de datos móviles ilimitados -aunque la realidad es que tiene ciertas limitaciones- sin hacerse con un pack convergente. Esto que aparentemente es una ventaja, también trae como consecuencia la subida de tarifas.

En cuanto a fibra óptica, Vodafone subió a todos los clientes de las tarifas One ilimitada de 100 Mb a 300 Mb, multiplicando su velocidad por tres… pero también supuso esto un incremento de tres euros al mes en el precio de la factura.

Subida de precios en las tarifas de Movistar

Por su parte, Movistar ha sido la primera en estrenar 2021 con subida en sus tarifas, que comenzó a aplicarse el pasado 12 de enero. Tanto los clientes de la compañía como los que realicen nuevas altas de tarifas Fusión (las que incluyen telefonía fija y móvil, datos móviles, Internet en casa y televisión) pagarán a partir de ahora entre dos y tres euros más al mes, lo que puede suponer un incremento de hasta 36 euros en la factura a final de año. A cambio, se aumenta la velocidad de conexión de los paquetes: los que disfrutaban de 100 Mb de conexión ahora navegarán a 300 Mb, y los que lo hacían a 600 Mb, lo harán con un GB de velocidad a partir de ahora.

¿Y las demás compañías telefónicas?

Los incrementos de precios de Vodafone y Movistar son ya una realidad, pero se espera que otras operadoras sigan sus pasos en las próximas semanas o meses. La difícil situación anteriormente expuesta a la que se enfrentan todas las compañías provocará que sean más los operadores que suban sus precios con la excusa de mejorar las condiciones del servicio que actualmente proporcionan.

Sobre todo, se espera que sean aquellas compañías con infraestructura de red propia las que repercutan estos costes directamente en la factura del usuario, pero también, de una manera indirecta, puede afectar a los clientes de Operadores Móviles Virtuales. Estas compañías tienen acuerdos con operadores con red propia para ofrecer servicio a sus clientes. Si los grandes operadores incrementaran a lo largo del año los precios a estas operadoras pequeñas para poder seguir prestando servicio, las operadoras ‘low cost’ posiblemente trasladarían parte de ese sobrecoste también a sus clientes.

¿Qué puedes hacer si tu compañía decide subir el precio de la tarifa que tienes contratada?

Como usuario, has de saber que la operadora está obligada a avisarte de cualquier cambio en tu contrato con al menos un mes de antelación. Si no estás conforme con el cambio propuesto, tendrás derecho a cambiar de compañía o tarifa sin incurrir en ninguna penalización por abandonar la empresa, incluso aunque hubieras suscrito un contrato de permanencia.

Si antes de asumir un incremento en tu factura quieres comprobar cuáles son las tarifas más económicas del mercado, en Rastreator te lo ponemos fácil, aquí tienes el ranking que te ayudará a seguir ahorrando en tu factura.

Las mejores tarifas de móvil

Sin cuotas

Ver detalles

Precio

0€ /mes

Móvil: Solo pagas por lo que consumes (Llamadas 6 cént/min - 3,59 céntimos cada MB)

Solo voz

Ver detalles

Precio

0€ /mes

Condiciones: 0GB y 7,3 cént./min + Estb. Llamada 18,15 cént

Voz 100 minutos

Ver detalles

Precio

3,99€ /mes

Móvil: 100 minutos al mes

Las tarifas más económicas de fibra

Fibra 100 Mb

Ver detalles

Precio

29,95€ /mes

Internet: 100 Mb

Fijo: Llamadas ilimitadas a fijos y 60 minutos a móviles

Fibra 100Mb

Ver detalles

Precio

29,99€ /mes

Internet: 100 MB

Fijo: Llamadas ilimitadas a fijos y 60 minutos a móviles

Fibra 100 Mb

Ver detalles

Precio

30,95€ /mes

Internet: 100 Mb simétricos

Fijo: Llamadas ilimitadas