Pisos de bancos: ¿merecen la pena?

  • Estos inmuebles pertenecen actualmente a bancos, a la Sareb y a fondos de inversión privados
  • Las hipotecas de estas viviendas suelen tener condiciones más ventajosas y pueden llegar a concederse al 100% de financiación

rastreator - merece la pena un piso de bancoLas rebajas han llegado a la banca. Desde que estallara la burbuja inmobiliaria en 2008, las entidades financieras han ido acumulando un gran número de inmuebles como consecuencia de los embargos realizados durante los años de crisis económica. Con el objetivo de deshacerse de todos ellos y centrarse en su propio negocio, los bancos continúan lanzando ofertas de viviendas a precios reducidos y con condiciones menos exigentes a la hora de conceder las hipotecas.

La última en anunciar una nueva campaña de descuentos ha sido Bankia, que este 2018 ha sacado a la venta 2.000 viviendas repartidas por toda España con rebajas de hasta el 40%. No es ni la primera y, ni mucho menos, la única, pues la mayoría de las entidades bancarias persisten en su afán por desprenderse de estos activos.

Sin embargo, muchas personas todavía siguen viendo estas viviendas con cierto recelo pese a gozar de descuentos o facilidades de financiación. ¿Realmente existen rebajas en los precios? ¿Es posible conseguir una vivienda más barata? Aquí te contamos todas las claves para que decidas si merecen o no la pena.

¿Qué son y a quién pertenecen estas viviendas?

Los conocidos como pisos de bancos nacieron como consecuencia de los embargos derivados de la crisis económica que tuvo lugar en España entre los años 2007 y 2012. El crecimiento de los impagos en las hipotecas contratadas a través de diferentes bancos generó un stock masivo de viviendas vacías en todo el país, lo que hizo que las entidades financieras pasaran a albergar un elevado número de inmuebles. Sin embargo, a lo largo del tiempo, algunas de estas propiedades han ido cambiando de dueño. Pese a que se las conoce como pisos de bancos, lo cierto es que estas casas están repartidas entre varios agentes:

  • El propio banco. Estos fueron los primeros en hacerse con las viviendas como consecuencia de embargos, ejecuciones hipotecarias o desahucios. En este caso, es la propia firma quien las comercializa ya sea de forma directa o a través de inmobiliarias propias creadas debido al gran stock acumulado.
  • La Sareb (Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria). Esta entidad, conocida como el ‘banco malo’, se creó como un instrumento para sanear el sector bancario español y le fueron cedidos diferentes pisos para ser gestionados tras la reestructuración bancaria.
  • Fondos de inversión privados (o ‘servicers’). Se trata de antiguas plataformas inmobiliarias que pertenecían a bancos y que pasaron a ser controladas por fondos internacionales. En la actualidad, también poseen algunos de estas viviendas.

¿Dónde se pueden encontrar los inmuebles de la banca?

Aunque se les conoce como pisos de bancos, es posible encontrar la oferta de casas a través de diferentes agentes y de distintas formas. La manera más sencilla es acudiendo directamente a las agencias inmobiliarias de las entidades bancarias, donde los compradores potenciales podrán ver todas las viviendas que tienen disponibles en ese momento. No obstante, si lo desean también tendrán la posibilidad de visitar las sucursales de los propios bancos o sus páginas web, donde suelen mostrar la oferta de pisos en apartados específicos.

Si los usuarios prefieren acudir a la Sareb también podrán consultar su web y encontrar la oferta de casas disponibles. Pese a que esta entidad es ahora la propietaria de dichos apartamentos, el cliente deberá tratar directamente con las inmobiliarias que trabajan con la Sareb, que son quienes los comercializan.

¿Son más baratos los pisos de bancos?

rastreator - merece la pena comprar un piso al bancoAunque se tiene la concepción de que los pisos de bancos son más baratos que los que oferta cualquier otra agencia inmobiliaria convencional, lo cierto es que las diferencias en los precios no son, por lo general, muy elevadas.

Por ello, si lo que los clientes desean es conseguir viviendas a importes reducidos deberán estar atentos a las ofertas puntuales que lanzan las entidades. Este tipo de campañas suelen estar en el mercado por tiempo limitado, por lo que es necesario actuar y decidir con rapidez para aprovechar dichas rebajas. De lo contrario, los precios serán muy parecidos a los de cualquier otra agencia.

No obstante, con lo que sí cuentan este tipo de inmuebles es con diferentes facilidades de financiación, unas ventajas casi imposibles de conseguir con los préstamos hipotecarios convencionales. En estos casos, además, tampoco importará a qué entidad pertenezca el piso ya que el cliente podrá pedir la hipoteca con cualquier banco y obtener los mismos beneficios.

Ventajas

Por lo general, los pisos de bancos suelen venderse a precios similares a los de otra viviendas comercializadas por inmobiliarias tradicionales, salvo que existan ofertas puntuales. Asimismo, los costes de la hipoteca, así como los requisitos para acceder a ella, también suelen estar en la misma línea. No obstante, este tipo de pisos presentan algunas ventajas:

  • Financiación al 100%. Actualmente, algunos bancos están volviendo a comercializar estos productos al 100%. Sin embargo, no es una tradición arraigada entre las entidades desde que se produjo la crisis ya que debido a los numerosos impagos han optado, desde entonces, por prestar el 80% del valor de compraventa de las viviendas. A pesar de ello, este tipo de inmuebles son los únicos con los que está prácticamente garantizada la financiación al completo.
  • Plazos de amortización más largos. Estos plazos, que se pueden llegar a extender hasta los 40 años, permiten a los usuarios tener cuotas más bajas si lo necesitaran.
  • No es necesaria la tasación del inmueble. En este caso, el usuario se ahorra algunos trámites como la parte de la tasación ya que, al ser viviendas propiedad del banco, las entidades ya han realizado esa labor para tenerlos en sus propias carteras.
  • Pagos flexibles. Si el cliente pasa por dificultades económicas puntuales, existirán algunas opciones como cambios en los plazos de amortización o carencias de capital para que estos puedan afrontar el pago más fácilmente.

Inconvenientes

Pese a las facilidades para obtener préstamos hipotecarios con estas viviendas, lo cierto es que también presenta algunos inconvenientes que el cliente deberá tener en cuenta:

  • Oferta limitada de inmuebles. Las viviendas que ofrecen los bancos proceden de embargos que tuvieron lugar en años pasados. Por lo tanto, las entidades solo disponen de un número limitado de casas que se encuentran en lugares determinados. Por este motivo, no siempre dispondrán del tipo de piso que el cliente desee en el barrio que le gustaría.
  • Pisos en mal estado. En ocasiones este tipo de inmuebles pueden ser más baratos. Sin embargo, esto es debido al estado en el que se encuentran los mismos ya que puede ser necesaria una profunda reforma, lo que acabaría incrementando el precio final.

¿Qué debes hacer antes de comprar un piso al banco?

Adquirir una vivienda es una de las decisiones económicas más importantes que puede tomar una persona a lo largo de toda su vida. Por este motivo, es importante conocer y estudiar el mercado antes de elegir la casa adecuada. Si lo que el cliente busca es beneficiarse de mayores facilidades a la hora de solicitar un préstamo hipotecario y, quizá, una rebaja en el precio del inmueble podrá optar por uno de los pisos que ofrecen las entidades bancarias. No obstante, antes será necesario seguir varias recomendaciones:

  • Buscar y comparar. Antes de elegir la casa será necesario navegar, ya sea a través de la red o acudiendo a las distintas inmobiliarias y sucursales, para informarse de todas las opciones posibles y de los precios que existen en el mercado actualmente. Además, será necesario comparar entre agentes diferentes e, incluso, investigar más allá de los pisos de bancos en caso de que los precios sean similares.
  • Negociar el precio. Una vez que el cliente haya comparado distintas ofertas y acuda al banco, tendrá que negociar el importe del inmueble ya que en casi todas las ofertas de estudio se consiguen rebajas que pueden llegar hasta el 30%, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).
  • Comprobar el estado de la vivienda. Antes de comprar un piso, el usuario deberá saber cuál es su estado debido a que en ocasiones tendrá que llevar a cabo reformas. Además, será necesario comprobar en el Registro si está libre de cargas y si existen deudas con la comunidad de propietarios.
  • Conseguir la mejor financiación. A la hora de solicitar un préstamo para este tipo de inmuebles el cliente también deberá negociar los términos del mismo. Aunque las entidades suelen conceder más facilidades, esto no significa que a la hora de calcular la hipoteca esta sea más barata. En este sentido, el usuario deberá evitar, en la medida de lo posible, contratar muchos productos vinculados.

Comparar las mejores hipotecas

Las hipotecas para pisos de bancos permiten conseguir financiación con más facilidades respecto a los préstamos tradicionales. Aunque se cree que este tipo de viviendas suelen ser más baratas no siempre tiene que ser así. No obstante, de lo que sí se pueden beneficiar quienes compran este tipo de inmuebles es de condiciones más ventajosas en sus préstamos hipotecarios, que podrán ser contratados con cualquier entidad bancaria. Para ello, lo más recomendable es estudiar todas las opciones e informarse previamente. En el comparador de Hipotecas de Rastreator el usuario podrá acceder a una gran variedad de productos y elegir el que más se adapte a su situación personal y financiera.

Mayo 2018


COMPARAR HIPOTECAS

Asunción InfanteRastreator.com