El seguro de Decesos

Julio de 2014

  • El seguro de Decesos cubre los gastos derivados de un sepelio o la repatriación.
  • Pueden incluir coberturas como la asistencia en viaje o la hospitalización.

Cuando una persona fallece, además de los sentimientos que inundan a la familia y amigos, llega el momento de realizar los trámites pertinentes, con los gastos que esto puede acarrear. Las gestiones con la Administración, la Seguridad Social, o el pago del Impuesto de Sucesiones se unen al traslado de su cuerpo si ha fallecido fuera de su lugar de residencia habitual. Por ello, el seguro de Decesos se sitúa como una solución para muchos, que deciden contratarlo, individual o familiarmente, para cubrir los trámites y gastos relacionados con el suceso. En España casi 20 millones de personas tienen contratado un seguro de Decesos, según la Asociación Empresarial del Seguro (Unespa), pero, ¿qué cubre exactamente una póliza de este tipo?

¿Qué es el seguro de Decesos?

El seguro de Decesos cubre los gastos del sepelio y se encarga de las diligencias pertinentes cuando el asegurado fallece, ayudando así a los familiares en esos difíciles momentos. Se contrata como un apoyo a los seres queridos simplificándoles los trámites burocráticos inherentes al sepelio y evitándoles tener que pagar todos los gastos derivados de una defunción.

La cobertura no sólo puede incluir las gestiones administrativas, sino también el ataúd fúnebre, la preparación de la capilla ardiente y del cuerpo del fallecido, el coche de acompañamiento, el servicio religioso y sus correspondientes recordatorios, la sepultura e incluso la repatriación.

Coberturas básicas del seguro de Decesos

La cobertura básica del seguro de Decesos a partir de la cual se añaden otras garantías depende de la aseguradora con la que se contrate la póliza, pero también de la localidad donde el asegurado indique que desea que se realice el sepelio. Así, las coberturas incluyen servicios comunes pero otros se adaptan a los usos y costumbres de la localidad elegida para la prestación del servicio fúnebre. Sin embargo, suele incluir:

Prestación del servicio funerario

El servicio fúnebre es una de las coberturas básicas de este seguro, e incluye féretro, el coche fúnebre, el sudario y el acondicionamiento del cadáver, además de los gastos de la inhumación o incineración. En el caso de que se opte por la primera opción estará cubierto el nicho temporal, a perpetuidad o la sepultura, según el caso; mientras que en el caso de la incineración es posible incluir la urna.

La póliza también cubre la sala del tanatorio, la lápida, el servicio religioso, el coche de acompañamiento, las flores, los recordatorios e incluso la autopsia. El asegurado o sus familiares pueden elegir la funeraria y los restantes componentes del sepelio, así como la localidad en la que tendrá lugar el mismo. Sin embargo, la aplicación de las garantías dependerá del lugar seleccionado para el acto. Así, si la tradición del lugar fija en 2 las coronas de flores el seguro cubrirá ambas, mientras que si es una sólo se hará cargo de esa. Lo mismo ocurre con el material de la lápida, que será de mármol, granito u otro material según lo estipule el cementerio y no como deseen los familiares del asegurado. Por otro lado, también cubre los recordatorios, así como la esquela o el anuncio de la defunción, sin embargo, la música para el recuerdo, el catering o el libro de firmas, entre otros servicios, serán incluidos dependiendo del mismo factor.

Gestiones administrativas

El seguro de Decesos permite que un profesional realice la farragosa tarea administrativa derivada del sepelio o que los familiares puedan recibir asesoramiento especializado a la hora de realizar todas las gestiones post mortem. De esta manera, los familiares son sustituidos por profesionales que se harán cargo del papeleo o bien se les facilita esta tarea a través de asesoramiento experto. Suele incluir:

  • Obtención del certificado de defunción.
  • Solicitud de la pensión de viudedad, orfandad, jubilación o invalidez.
  • Inscripción en el Registro Civil.
  • Baja del libro de familia.
  • Petición del certificado de convivencia.
  • Adjudicación de herencias.
  • Partidas de defunción y de testamentos.
  • Baja del Instituto Nacional de la Seguridad Social.
  • Fe de vida.
  • Coberturas opcionales de las pólizas de Decesos

    El seguro de Decesos tradicional se ha ido adaptando a las necesidades de los ciudadanos y tienden hacia la gestión integral del siniestro. Ya no se limitan al entierro y los gastos que puedan surgir a partir del mismo. Las aseguradoras se van adecuando a la actualidad y además de las coberturas básicas ofrecen otras mucho más amplias y de las que se puede hacer uso durante la vida.

    Traslado del fallecido

    Entre otras coberturas estas pólizas pueden incluir el traslado del asegurado y de su acompañante cuando éste llega al final de su vida en un lugar que no es el de su residencia. Este desplazamiento suele incluirse cuando se produce dentro del territorio español o bien cuando el usuario se encuentra en el extranjero debido a un viaje internacional.

    Esta cobertura suele ser muy valorada por las personas inmigrantes que desean ser enterrados en su país aunque no residan en él, sin embargo, para muchas aseguradoras la repatriación de extranjeros residentes en España es una cobertura aparte.

    Asistencia en viaje

    La cobertura de asistencia en viaje, como puede ser los gastos médicos de urgencia, el regreso anticipado del viaje por fallecimiento de un familiar o la ampliación de la estancia por accidente, también puede ser incluida en la póliza, al igual que la repatriación del asegurado por enfermedad o accidente.

    Accidentes

    Algunas aseguradoras permiten contratar junto con el seguro de Decesos una cobertura de Accidente por la cual la aseguradora indemniza al asegurado por invalidez permanente a casusa de un accidente o bien a su beneficiario en el caso de muerte por accidente.

    Otras garantías

    También puede hacer frente a garantías como la elaboración del testamento online, el envío de medicamentos, la asistencia médica o domiciliaria, la hospitalización como consecuencia de una intervención quirúrgica, el traslado de un familiar al hospital para que le acompañe durante la estancia allí o incluso la protección de pagos, entre otras.

    El capital asegurado en Decesos

    El capital asegurado en una póliza de Decesos depende del lugar seleccionado por el usuario para el sepelio y de las garantías contratadas. Así, en ciudades como Barcelona, Tarragona o Madrid, donde el coste del servicio funerario es más elevado, el capital será mayor que en Cuenca o Tenerife, donde los precios son más bajos. En cuanto al pago de la prima, la mayoría de las aseguradoras permite hacerlo de manera anual, semestral, trimestral o mensual, pero algunas imponen una cuantía mínima para cada abono.

    Estas pólizas tienen carácter vitalicio, por lo que una vez contratada se mantiene hasta que se produzca el fallecimiento o bien hasta el momento en el que el asegurado decida cancelar el seguro. En este último caso, una vez finalizado el contrato algunas aseguradoras permiten recuperar la prima, aunque para ello estipulan varios requisitos, y habilitan un periodo, que suele rondar los 12 meses, durante el cual es posible rehabilitar la cobertura, es decir, reactivar la póliza de Decesos.

    Además, en el caso de que tras el sepelio no se haya necesitado todo el capital asegurado, el sobrante puede ser devuelto a los familiares del usuario.

    Abono de la prima del seguro

    En la actualidad existen 4 tipos de tarifas para abonar la prima del seguro de Decesos:

    Modalidad nivelada o constante

    La modalidad nivelada o constante consiste en el pago de una prima que no varía a lo largo de toda la vida del asegurado.

    Modalidad natural o variable

    Con la modalidad de Decesos natural o variable el asegurado paga una prima mayor a medida que va cumpliendo años. Es decir, la prima va creciendo en función de la edad del usuario.

    Modalidad mixta o seminatural

    Entre la opción nivelada y la natural se encuentra la modalidad mixta o seminatural. Esta consiste en el incremento progresivo de la prima en relación al aumento de edad del asegurado, pero sólo hasta los 60 años, momento a partir del cual la prima se vuelve constante.

    Modalidad única

    También existe la opción de abonar en un pago único el importe total de la prima, es la denominada como modalidad única. Con ella el asegurado sólo realiza un pago y obtiene una cobertura vitalicia. Cuando una persona de más de 70 años suscribe una póliza de este tipo es común que las aseguradoras sólo le ofrezcan esta opción de contratación.

    ¿Quién puede contratar una póliza de Decesos?

    Cualquier persona con residencia en España puede contratar un seguro de Decesos. Además, estas pólizas se pueden suscribir dentro de un seguro de Asistencia Familiar o bien en una póliza específica de manera individual o familiar, por lo que permiten contratar varias pólizas unidas para todo el núcleo familiar y poder elegir una localidad para cada uno.

    En muchos casos la cobertura de Decesos contratada por un usuario se puede aplicar a sus descendientes cuando éstos fallecen durante el periodo de gestación o antes de cumplir los 30 días desde su nacimiento.

    Exclusiones y carencias del seguro de Decesos

    Estas pólizas pueden tener un periodo de carencia en el que el fallecimiento no está cubierto a no ser que se produzca como consecuencia de un accidente. Además, las garantías de los seguros de Decesos no suelen comprender los fallecimientos producidos por catástrofes naturales, energía nuclear o radiaciones radioactivas, acciones bélicas, actos terroristas o disturbios. En cuanto a los hechos causados voluntariamente por el asegurado, algunas aseguradoras los excluyen, mientras que otras les aplican una carencia de más de un año.

    El seguro de Decesos: hasta el final de la vida

    Los seguros de Decesos cada vez son más contratados. La preocupación de dejar cargas a los familiares una vez fallecido hace que muchos ciudadanos contraten un seguro de Vida, pero también uno de Decesos para evitarles el mal trago de hacer frente a la organización y los gastos del sepelio. Sus coberturas originales y las sucesivas ampliaciones de los servicios que ofrecen los convierten en una alternativa a tener en cuenta.


COMPARAR SEGUROS DE DECESOS

Eva GonzálezRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Decesos