¿Tiene obligación el inquilino de contratar un seguro?

Cuando somos arrendatarios de una vivienda a menudo nos preguntamos si tenemos obligación de contratar un seguro de hogar para la casa que hemos alquilado. La respuesta es clara: no. El propietario es la persona encargada de asegurar su vivienda para evitar los daños económicos derivados de siniestros como un incendio o un escape de agua, por ejemplo. Por tanto, él debe ser el que contrate el seguro y, por tanto, el responsable último de pagar las cuotas que mantengan sus recibos al día.

Por el contrario, la persona que alquila su vivienda no tiene obligación de asegurar las pertenencias que los inquilinos han traído consigo, como muebles, bicicletas o electrodomésticos. Tampoco tendrá que responder por los desperfectos que sus inquilinos causen, como por ejemplo, dejar un grifo abierto e inundar la casa del vecino. Sin embargo, en el caso de que el arrendador tenga contratado un seguro de impago de renta puede que estén cubiertas estas circunstancias.

Lo ideal es que tanto arrendador como arrendatario contraten un seguro propio en la misma compañía. De esta manera, el arrendador contrataría un seguro de hogar que cubriría tanto el continente como su propio contenido en la vivienda, mientras que el arrendatario aseguraría sus bienes. De esta manera, no se contratarían dobles coberturas y todo quedaría cubierto en cualquier circunstancia.

De no ponerse de acuerdo entre ellos, cada uno puede contratar su propio seguro en la aseguradora que estime conveniente. Para conocer cuáles son las más ventajosas puede utilizar un comparador de seguros de hogar como el que ofrece Rastreator.com.

Por otro lado, cuando una persona alquila su vivienda está obligado a comunicarlo a su compañía de seguros, dado que el precio de un seguro no es lo mismo si la casa está ocupada por su propietario que si tiene inquilinos. La póliza debería modificarse.


COMPARAR SEGUROS DE HOGAR

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de hogar