Coberturas básicas del seguro Multirriesgo de Hogar

A diferencia del seguro de Coche, Ciclomotor o Embarcaciones, cuya contratación sí es obligatoria como mínimo para la cobertura de Responsabilidad Civil, RC, con el seguro de Hogar no ocurre lo mimo. A no ser que la casa esté hipotecada el propietario no estará obligado a protegerla con un seguro. Pero, pese a que la decisión de contratar o no una de estas pólizas está en tus manos, son muchos los percances que pueden ocurrir en una vivienda y que hacen aconsejable la suscripción de una.

Que se rompa una tubería, dejarse un grifo abierto e inundar al vecino, tener humedades o sufrir daños derivados de la lluvia o de otros fenómenos meteorológicos son algunos de los siniestros de los que no está exento casi nadie, y carecer de un seguro puede hacer que la reparación sea costosa.

¿Qué es un seguro Multirriesgo de Hogar?

A la hora de asegurar una vivienda se puede elegir entre varios tipos de seguros de Hogar, que difieren en el tipo de elementos que cubren. Se puede optar por cubrir el contenido de una casa (muebles, electrodomésticos, joyas…), el continente (estructura y construcción de la vivienda) y la Responsabilidad Civil, RC, de ésta.

Pero, pese a que estos seguros se pueden contratar por separado, también es posible suscribir una póliza que cubra tanto el contenido como el continente de la vivienda, así como la Responsabilidad Civil a Terceros, o incluso la defensa jurídica. Son los conocidos como seguros Multirriesgo de Hogar.

¿Qué coberturas tiene un seguro Multirriesgo de Hogar?

Daños materiales del contenido y del continente

Contratar un seguro Multirriesgo te protege las espaldas en caso de que tu vivienda sufra cualquier tipo de daño propio o que ocasiones a un tercero. Gracias a esta póliza, el coste de reparar la parte asegurada o la indemnización por pérdidas serán asumidos por la aseguradora.

Los principales daños que suelen cubrir los seguros Multirriesgo Hogar de casi la totalidad de las compañías son los que han sido ocasionados por:

  • Incendio, humo o explosión.
  • Daños por agua tales como los resultantes de filtraciones a través de tejados, azoteas, terrazas…; los ocasionados por fenómenos meteorológicos como la nieve o el granizo; los derivados de la rotura de una tubería; de dejarse un grifo abierto o de inundaciones.
  • Caída de un rayo.
  • Daños ocasionados por actos vandálicos o malintencionados.
  • Robo, expoliación y hurto de mobiliario, dinero en efectivo o joyas, entre otros bienes, por ejemplo, así como los daños ocasionados en la casa como consecuencia de estos delitos.
  • Atraco fuera del domicilio.
  • Cambio de cerraduras como consecuencia de un robo o hurto y reposición de llaves.
  • Indemnización por el uso fraudulento de tarjetas de crédito que hayan sido robadas o sustraídas en un atraco.
  • Daños ocasionados por la colisión de vehículos terrestres.
  • Daños eléctricos debidos a una subida de tensión e indemnización por daños en alimentos que se encontraban en frigoríficos o congeladores como consecuencia de la falta del suministro.
  • Rotura de espejos, cristales, aparatos sanitarios o placas vitrocerámicas, entre otros.
Más coberturas

  • Asistencia en el hogar, que puede llegar a ser durante las 24 horas.
  • Atención médica de urgencias.
  • Protección Jurídica.
  • Asistencia Informática.
  • Reparación de electrodomésticos.
  • Inhabilitación de viviendas o pérdida de alquileres.
  • Reconstrucción de los daños originados en un jardín como consecuencia de un incendio o de la caída de un rayo, por ejemplo.
  • Reparación de calderas, aire acondicionado o de aparatos de audio y vídeo.

Responsabilidad Civil

Este seguro cubre los daños que tanto tú como tu familia podáis llegar a ocasionar. Hay incluso aseguradoras que incluyen en su seguro Multirriesgo de Hogar las reparaciones de los daños ocasionados por sus animales de compañía, pero tiene que dejarse claro en el contrato. Eso sí, estarían excluidos los perros de razas peligrosas, PPP, que necesitan un seguro específico.

Los seguros Multirriesgo de Hogar en el alquiler

Pero los seguros Multirriesgo no sólo están diseñados para los casos en los que seas al mismo tiempo el dueño de la vivienda y el que la habita. ¿Qué sucede en los casos en los que una casa está alquilada?

En el caso de que tengas una vivienda y decidas ponerla en alquiler debes saber que si la tienes asegurada tienes que informar a la compañía de que no vas a ser tú el que viva en ella, sino que va a ser una tercera persona la que lo haga. Alquilar una vivienda no está libre de riesgos por eso, pese a no ser obligatorio, es aconsejable que cuentes con un seguro de Hogar. Hay seguros Multirriesgo de Hogar que ofrecen la opción de incluir una cobertura destinada a proteger al arrendador de posibles impagos de la cuota, de actos vandálicos ocasionados por el inquilino o incluso la defensa jurídica de los aspectos relacionados con la vivienda o el contrato de alquiler. Eso sí, si optas por contratar un seguro, como mínimo, deberás hacerte cargo de asegurar el continente ya que el inquilino estaría exento de pagarlo.

Revisa el contrato antes de firmar y compara

Todas las coberturas que hemos mencionado anteriormente no tienen por qué estar incluidas en todos los seguros. Aunque la oferta de seguros de Hogar de las compañías suele ser parecida no significa que sea idéntica. Por eso, puedes encontrarte con seguros que incluyan unas coberturas que en otras te las ofrecen como adicionales.

Desde Rastreator.com te aconsejamos que antes de contratar un seguro de Hogar estudies todas las coberturas que incluye y si hay alguna que echas en falta y consideras indispensable tener sólo tienes que comparar más. Usando comparadores como Rastreator.com obtendrás una amplia oferta de seguros entre la que podrás seleccionar el que contenga todas aquellas prestaciones que estás buscando o las que más se adaptan a ti y a tu vivienda.


COMPARAR SEGUROS DE HOGAR

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de hogar