Viajar embarazada

  • Por regla general, el mejor periodo para viajar si estás embarazada es durante el segundo trimestre de gestación, entre las semanas 18 y 24
  • A partir de la semana 28 no es muy recomendable hacer desplazamientos largos
  • La opción de ir en coche o en tren puede ser lo más recomendable

 

Hay algo que le gusta hacer a todo el mundo y más en las fechas en las que nos encontramos: viajar. Pero, ¿es recomendable hacerlo durante el embarazo? ¿Es seguro? Este tipo de preguntas suelen surgir dentro de este colectivo y lo cierto es que no hay una respuesta única. Evidentemente, no es lo mismo planteárselas si estás embarazada de dos meses que si lo estás de ocho. Hacer un viaje siempre supone un esfuerzo, pero no un riesgo mucho mayor que si no lo estás: salvo que exista un problema específico se puede viajar.

Cuándo es aconsejable viajar

Por regla general, el mejor periodo para viajar si estás embarazada es durante el segundo trimestre de gestación, entre las semanas 18 y 24. Eso sí, depende siempre de la situación particular de cada mujer y de lo que su ginecólogo considere. Antes de este periodo el feto está en fase de formación y corre mayor peligro. Por otro lado, en los últimos meses de embarazo aumenta el riesgo de parto prematuro.

A partir de la semana 28 no es muy recomendable hacer desplazamientos largos. No obstante, conviene valorar con el ginecólogo y decidir en función del estado de cada mujer y la necesidad del viaje. Ahora bien, cuando se tiene que realizar después del séptimo mes es recomendable llevar toda la documentación sobre la evolución del embarazo (ecografías, informes, análisis, pruebas médicas, etc).

Medios de transporte

Al hilo de esto, valorar cómo, cuándo o en qué medio de transporte viajar puede influir no solo en la comodidad de una embarazada, sino también en el riesgo de sufrir cualquier tipo de trastorno en el desplazamiento. Por ejemplo, si se elige el avión, lo primero que hay que tener en cuenta son las restricciones de las compañías aéreas ya que cada una establece sus propias normas.

En general, las aerolíneas recomiendan no viajar en avión cuando el periodo de gestación supera las 32 semanas. Algunas van más allá de la mera recomendación y piden a la mujer embarazada que firme un documento que exonere a la compañía de responsabilidad ante cualquier problema que pueda surgir. Además, algunas compañías piden incluso un certificado médico de idoneidad si el embarazo supera este plazo, si el tiempo de gestación es incierto o si existen complicaciones en él.

La opción de ir en coche o en tren puede ser lo más recomendable. El primero permite viajar sin preocupaciones, sin un horario establecido (poder organizar las paradas necesarias es una ventaja muy positiva) y es la mejor opción para los trayectos cortos. Por su parte, el tren permite desplazamientos a lo largo de los diferentes vagones de modo que la embarazada puede estirar las piernas.

¿Qué cubre un seguro de viaje?

Por lo que respecta a las coberturas de un seguro de viaje para embarazadas, son muy similares a las que tiene un seguro de viaje normal: responsabilidad médica, pérdida de equipaje y cancelación así como todos los extras que se deseen agregar cuando se contrata como la repatriación médica en caso de emergencia. Eso sí, hay que comprobar en qué periodo del embarazo son válidas estas coberturas.

Por otro lado, si se está  esperando un parto múltiple, lo ideal es consultar con la aseguradora antes de aventurarse a contratar una póliza porque no todas ofrecen cobertura en caso de que venga más de un bebé.

Contratar un seguro de viaje

Así las cosas, lo más recomendable es contratar un seguro de viaje en el momento en el que se hace la reserva. Y es que en caso de riesgo previsible en el embarazo, el seguro de cancelación estaría incluido desde el primer momento. Y no solo por la cancelación, en caso de tener problemas en el lugar de destino, éste se haría cargo de los gastos médicos, entre otras cosas.

Una vez que una embarazada decide viajar, la búsqueda de un seguro de viaje específico para ella deberá ser una prioridad para tener la certeza de que se tiene cobertura ante cualquier tipo de eventualidad. Eso sí, antes de contratarlo es recomendable comparar entre los distintos seguros de Viaje y ver cuál ofrece las coberturas que se asemejan a las necesidades de cada uno.

Junio 2017


COMPARAR SEGUROS DE VIAJE

María ÁlvarezRastreator.com