Viajar embarazada

Si estás embarazada, te habrás informado sobre los riesgos que conlleva realizar un viaje en avión. Lo normal es que te aconsejen no viajar si estás con más de 36 semanas de gestación, porque corres el riesgo de dar a luz dentro del avión y tan solo la idea de tener que dar a luz allá arriba y con la ayuda de un puñado de azafatas y azafatos, da escalofríos. Del mismo modo, no es recomendable hacerlo durante las últimas seis semanas de embarazo.

Existen muchas compañías de seguros que cubren este tipo de eventualidades a través de coberturas especialmente pensadas para embarazadas que han de viajar. No todas imponen los mismos requisitos en cuanto a periodos de gestación para poder volar, al igual que no todas las aerolíneas siguen la misma política al respecto; algunas son mucho más permisivas que otras. Eso sí, todas te solicitarán un certificado de tu médico donde indique que volar no entraña riesgos para tu salud o la del bebé. Las embarazadas que tengan diagnósticos complicados como alta presión sanguínea o diabetes podrían encontrar la oposición de su médico a realizar un viaje en avión.

Desde Rastreator te recomendamos que consultes con tu ginecólogo antes de viajar si es apropiado hacerlo o no, y que contrates un seguro de viaje que te asista tanto si das a luz en el avión como si lo haces en el país de origen de forma prematura, para garantizar tu inmediata hospitalización en el destino y el traslado de familiares, así como tu vuelta a casa una vez hayas dado a luz.

Otros consejos que te damos en Rastreator a la hora de volar en estado de gestación son los siguientes:

  • Lleva contigo una copia de tu historial clínico y las direcciones y número de contacto de los hospitales y profesionales médicos a los que deberías acudir en caso de emergencia en el país de destino.
  • Reserva un asiento en el pasillo o en primera fila para que puedas moverte por la cabina y estar más cómoda.
  • Camina durante el vuelo, siempre que sea posible, para evitar calambres.
  • Ordena comida especial o lleva la tuya propia y bebe mucha agua.
  • Lleva contigo una almohada cómoda para evitar dolores de espalda, sobre todo si el vuelo dura más de dos horas.
  • Evita viajar a zonas en conflicto o donde exista obligación de vacunarse previamente.

COMPARAR SEGUROS DE VIAJE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Viaje