De la TUR y el Bono Social a la Tarifa de Último Recurso para consumidores vulnerables

Julio 2014

  • La Tarifa de Último Recurso (TUR) entró en vigor el 1 de julio de 2009 y desde el 1 de abril de 2014 fue sustituida por el PVPC.
  • La única Tarifa de Último Recurso que existe en estos momentos es la aplicable a los consumidores vulnerables, el conocido como Bono Social.

En los últimos meses el mercado eléctrico ha experimentado muchos cambios. Han dejado de celebrarse las subastas Cesur, método empleado para calcular el precio final que debe pagar cada hogar por la electricidad que ha consumido, es decir, el término variable y que ahora se fijará en el mercado mayorista, “pool”. Como consecuencia, ha desaparecido la hasta entonces Tarifa de Último Recurso (TUR), que ha sido sustituida por el Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC).

Junto a estos cambios, otro de los que han tenido lugar es el que afecta al Bono Social y a sus consumidores, que desde la implantación del PVPC han pasado a tener una tarifa de último recurso y que se encuentra regulada en el artículo 17 de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico.

“Estas tarifas de último recurso resultarán de aplicación a los consumidores que tengan la condición de vulnerables”, tal y como se desprende del Real Decreto 216/2014, de 28 de marzo. También se aplicará a aquellos que pese a no “cumplir los requisitos para la aplicación del precio voluntario para el pequeño consumidor, transitoriamente no dispongan de un contrato de suministro en vigor con un comercializador en mercado libre”.

Por eso, es conveniente especificar que la TUR como la conocíamos antes sí que ha desaparecido pero se ha mantenido el mismo nombre para hacer referencia al Bono Social. Pero para entender cómo ha evolucionado esta tarifa es necesario acudir a su origen.

Nacimiento de la Tarifa de Último Recurso (TUR)

La Tarifa de Último Recurso (TUR) era una tarifa creada por el Gobierno que entró en vigor el 1 de julio de 2009 como parte del proceso de liberalización del sector eléctrico y que coexistió, hasta su sustitución por el PVPC, con el mercado libre. A partir de ese momento, las empresas comercializadoras eran las únicas que podían vender la electricidad a los consumidores, mientras que las distribuidoras se dedicarían en exclusiva a “construir, mantener y operar las redes, así como a leer los contadores y facilitar el servicio de averías 24 horas”, tal y como recoge el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

¿Qué era la TUR?

La TUR consistía en el precio para el suministro obligatorio de electricidad a los clientes que no buscaban otras ofertas en el mercado y que estaba regulado por el Gobierno. Según el propio ministerio se trataba de una “tarifa refugio” que sólo estaba al alcance de los consumidores que tenían contratada una potencia inferior o igual a los 10 KW.

El Bono Social

Al mismo tiempo que entró en vigor la TUR el Gobierno puso en marcha también el denominado como Bono Social, un mecanismo cuyo objetivo era, y sigue siendo, proteger a los ciudadanos pertenecientes a los colectivos más vulnerables.

En el momento de su creación, el consumidor que cumpliera los requisitos para poder acogerse a él tenía que estar dado de alta en la Tarifa de Último Recurso (TUR), mientras que a fecha de hoy es indispensable que estén en el PVPC. De este modo, no es posible que un usuario que esté acogido a una tarifa de precio fijo a 12 meses pueda solicitar el Bono Social, conocido ahora como la Tarifa de Último Recurso para consumidores vulnerables.

Duración y colectivos que pueden solicitarlo

Esta tarifa tiene una duración de 2 años y una vez transcurridos el usuario tendrá que volver a acreditar que cumple las condiciones para seguir beneficiándose de su bonificación. Los requisitos que deben reunir los consumidores vulnerables con derecho a la aplicación del Bono Social para poder acogerse a la Tarifa de Último Recurso son:

  • Tener contratada una potencia inferior a 3 KW.
  • Ser pensionistas con prestaciones mínimas.
  • Ser familias numerosas.
  • Ser familias con todos sus miembros en paro.

Precio de la TUR para consumidores vulnerables

La ley aclara que el precio de la Tarifa de Último Recurso para consumidores vulnerables es “el que resulte de aplicar al suministro lo previsto en el título III para el cálculo del precio voluntario para el pequeño consumidor descontando un 25% en todos los términos que lo componen”. Por tanto, “el Bono Social aplicado al consumidor vulnerable será la diferencia entre la facturación correspondiente al PVPC y la facturación a Tarifa de Último Recurso”.

Eso sí, este porcentaje podrá ser modificado “por orden del Ministro de Industria, Energía y Turismo, previo acuerdo de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos”.

Situación actual para contratar tarifa eléctrica

El paso de la TUR al PVPC ha traído algunos cambios , entre ellos las diferentes opciones que tiene un usuario a la hora de contratar una tarifa de la luz. Los consumidores a la hora de elegir una tarifa se encuentran con varias opciones: acudir al libre mercado o escoger una de las tarifas fijadas y que ofrecen las Comercializadoras de Referencia (CR). Este último grupo engloba el PVPC, el precio fijo a 12 meses o la Tarifa de Último Recurso, en el caso de pertenecer al colectivo de los consumidores vulnerables.

Eso sí, antes de decantarse por una u otra opción es importante tener en cuenta varios factores, como la potencia necesaria o las horas del día en que se hace un uso más intensivo y comparar precios. De esta manera es posible conseguir ahorrar en la factura de la luz.


COMPARAR TARIFAS DE ENERGÍA

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Tarifas de Energía