Tarifas telefónicas a 0 euros

  • Las tarifas a 0 euros no conllevan cuotas mensuales, pero pueden tener consumo o recarga mínima.
  • Con ellas el usuario sólo paga por los servicios que utiliza.

El sector de la telefonía está en constante crecimiento y en continuo cambio. La factura media que pagan los españoles por los servicios telefónicos es cada vez menor, y esto se debe al incremento de ofertas que existen en el mercado. A las compañías tradicionales se han unido los denominados Operadores Móviles Virtuales (OMV), que aumentan la presión sobre la oferta. Así, en la actualidad no se encuentran grandes diferencias entre los precios que ofrece cada uno de los operadores. Sin embargo, sí es posible ahorrar eligiendo la tarifa correcta.

El mercado de la telefonía pone a disposición de los usuarios tarifas que van desde las llamadas y mensajes de texto ilimitados hasta las que incluyen internet, contemplan el ADSL o la fibra óptica hasta el hogar a cambio de un pago mensual. Pero las tarifas tradicionales en las que el usuario pagaba un precio concreto por cada minuto de voz y mensaje continúan y se presentan con fuerza frente a su competencia. Dentro del amplio abanico de posibilidades que se ponen a disposición del cliente, también se encuentran las tarifas a 0 euros.

Tarifas sin cuota mensual

Contratar una tarifa de 0 euros no quiere decir que el usuario vaya a poder utilizar su terminal móvil sin tener que hacer ningún pago. La diferencia con el resto de tarifas disponibles en el mercado radica en que no es necesario realizar el pago de una cuota mensual por tenerla contratada.

Estas tarifas son, en la mayoría de los casos, aplicables a la contratación móvil de prepago, y con ellas los usuarios obtienen un precio fijo para realizar llamadas y utilizar el resto de los servicios. Las características generales son:

  • No se realiza ningún pago por su contratación. El usuario sólo debe abonar los servicios que utiliza.
  • Tienen un precio fijo para cada minuto de llamada realizado que se sitúa en torno a los 6 céntimos.
  • Al coste de los minutos se le añade el del establecimiento de llamada, que ronda los 18 céntimos de euro en todos los operadores.
  • Al contratar la tarifa también se determina el precio que se debe pagar por cada SMS enviado, que puede ir de los 9 a los 18 céntimos, según la compañía.
  • Para hacer uso de internet desde el smartphone la mayoría de las tarifas de 0 euros permiten a sus usuarios adquirir bonos de datos que se contratan de manera independiente.

Ventajas e inconvenientes de las tarifas a 0 euros

El pago de una cuota mensual por tener contratada determinada tarifa suele conferir al usuario unos precios ventajosos tanto para la realización de llamadas como para el envío de mensajes e incluso les puede permitir incluir minutos de voz, mensajes de texto o MB para navegar. Así, el usuario abona esa cantidad pero a cambio no sólo de buenos precios sino también de servicios gratis.

Puesto que las tarifas a 0 euros carecen de dicha cuota mensual sus servicios pueden tener un coste menos competitivo y no incluyen servicios gratis, aunque algunas permiten realizar llamadas de manera gratuita entre los móviles que sean de la misma compañía telefónica y permiten usar aplicaciones de VoIP.

Sin embargo, existen en el mercado algunas tarifas que solventan la falta de cuota con la imposición de un consumo mínimo, como las de HappyMóvil. De ese modo, aunque el usuario no tiene que pagar nada por el mero hecho de tenerla contratada sí debe hacer un gasto mínimo en servicios, una cuantía fijada por la compañía que confiere mejores precios pero que en el caso de no ser alcanzada debe ser abonada de igual modo.

Es decir, si la tarifa tiene una cuota de 0 euros pero un consumo mínimo de 6 euros, el usuario deberá gastar cada mes 6 euros, y de no ser así se le descontará lo que no haya consumido de esa cantidad. Estas tarifas tienen parte de las ventajas de las que sí tienen cuota, pero también la desventaja de que, finalmente, el usuario puede pagar por algo que no está utilizando.

Otro tipo de tarifa que se puede encontrar en el mercado sin cuota es aquella que exige una recarga mínima. Es decir, al usuario no se le cobra cuota y tampoco debe pagar nada si no llega a un consumo mínimo, pero debe realizar una recarga mensual por un importe mínimo que le marca la compañía para poder seguir disfrutando durante otra mensualidad de la tarifa que tiene contratada. Por ejemplo, en algunos casos es necesario realizar una recarga mensual, y en caso contrario en el mes siguiente el precio de cada minuto es más elevado y se activa el consumo mínimo.

Sin embargo, el mercado telefónico actual dispone de varias ofertas de tarifas a 0 euros que no tienen cuotas mensuales, ni recargas, ni consumo mínimo, lo que facilita al usuario pagar sólo por el uso que da a su terminal móvil. Además, abonando una cuantía es posible unir a ellas bonos de mensajes ilimitados, llamadas o internet para que resulte más económico, ya que servicios como los datos pueden resultar poco económicos si se hace sin uno de ellos.

A quién va dirigido

Como todas las tarifas telefónicas, su conveniencia la determina el perfil del usuario que la contrata y las características concretas con las que cuenta. Así, una persona que hable mucho no requerirá la misma tarifa que uno que hable poco. En este caso por ejemplo, sería a la persona que menos llamadas realiza a la que le convendría la contratación de una tarifa sin cuota mensual.

Las tarifas sin cuotas mensuales son perfectas para los que quieren ahorrar y no quieren tener compromisos con la compañía, ya que, además, no suelen ir unidas a un contrato de permanencia. Al tratarse de una tarifa de prepago el usuario no paga los servicios que utiliza cada mes, sino que lo hace en el mismo momento en el que los utiliza. Según el I Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente realizado por Rastreator.com, más de la mitad de los españoles considera que está pagando en su factura telefónica por servicios que no utiliza. Esto es algo que se evita con las tarifas de este tipo, ya que con ellas el usuario sólo debe abonar a su compañía el coste de los servicios que verdaderamente utiliza. Por lo tanto, está destinada sobre todo a las personas que no hacen un uso excesivo de su teléfono porque si se gasta se paga, pero si no se utiliza el móvil no se paga.

Contratar una tarifa a 0 euros

A la hora de elegir una tarifa para tu móvil ten en cuenta el uso que le vas a dar y las compañías que tienen cobertura en tu zona. Además, si te informas de con cuál están tus familiares y amigos podrás beneficiarte de las llamadas o mensajes gratuitos que permiten algunos operadores entre sus clientes. La mejor forma de dar con la correcta es comparando entre el amplio abanico de posibilidades que existen. Buscadores como Rastreator.com lo hacen de una manera rápida y sin que tengas que moverte de tu asiento, ¡has visto qué listo es Rastreator! Busca, compara y contrata tu tarifa móvil.


COMPARAR TARIFAS DE TELEFONÍA FIJA Y MÓVIL

Eva GonzálezRastreator.com


Seguro que te interesa...