Elige la tarifa móvil que más te conviene

Los teléfonos móviles se han convertido en imprescindibles para casi todos. Sin embargo, en muchos casos suponen un gasto constante que puede terminar saliendo caro. Muchos usuarios consideran que pagan habitualmente en sus facturas telefónicas por un servicio que en realidad no utilizan. Si no analizamos con detenimiento nuestro consumo veremos cómo pueden quedarse sin gastar minutos de voz, megas de internet, o cientos de mensajes cuando acaba el mes. La cuenta para el total de la factura comienza de nuevo por lo que, si no consumes lo contratado en el mes en curso, lo habrás perdido.

Es importante que cada persona tenga el contrato telefónico que más se adapte a sus necesidades. Tu tarifa ideal depende de muchos factores. Si hablas mucho necesitarás que la tarifa de voz sea más económica, mientras que si lo que te interesa es internet el detalle que te hará decantarte por una oferta o por otra será distinto. Si además deseas obtener un teléfono móvil nuevo o eres autónomo, deberás tener en cuenta más factores cuando elijas la tarifa.

Somos conscientes de que comparar tarifas y operadores móviles no es sencillo, por eso Rastreator.com ha creado esta guía, para ayudarte a elegir la tarifa móvil que más te conviene. Si analizas con atención cada oferta del mercado y tienes en cuenta el uso que le vas a dar al terminal, no sólo gastarás menos sino que, además, no pagarás de más.

Para elegir la opción más adecuada a tus necesidades te recomendamos que te plantees las siguientes preguntas:

  • ¿Qué tipo de usuario eres? ¿Particular o autónomo?
  • ¿Quieres pagar mensualmente o por el uso que hagas? ¿Tarjeta o contrato?
  • ¿Qué uso le das al teléfono?
  • ¿Cuánto quieres pagar?
  • ¿Quieres un móvil nuevo?
  • ¿Estás dispuesto a cambiar de compañía?

Particular o autónomo

Para contratar la oferta que mejor se adapte a ti los factores a analizar son los mismos independientemente del tipo de usuario que seas: coste de las llamadas, establecimiento, mensajes, internet, permanencia… Sin embargo, antes de llegar a eso hay un paso previo, el tipo de cliente que eres: particular o autónomo. La mayoría de las tarifas que se anuncian en televisión o prensa van destinadas a particulares, sin embargo, si trabajas por cuenta propia es recomendable que optes por las diseñadas específicamente para autónomos. Cuando tienes un negocio necesitas estar en constante contacto con clientes, socios o proveedores, por lo que si tienes una tarifa diseñada para un particular tus facturas se multiplicarán enormemente.

Si eres autónomo, las compañías te permiten adaptar sus tarifas específicas en función de tu negocio. Las promociones son muchas, y las combinaciones también, por eso la elección cobra vital importancia a la hora de ahorrar en tu factura de telefonía móvil.

¿Tarjeta o contrato?

Lo primero que debes decidir es si optas por un móvil de tarjeta o de contrato. Para ello es importante que tengas en cuenta el consumo que haces habitualmente, ya que muchos contratos llevan asociado un pago mínimo que debes abonar aunque no uses todos los servicios incluidos en la tarifa. Con una tarjeta prepago esto no sucede, ya que al no adquirir ningún compromiso con la compañía no tienes gasto mínimo. La variedad de precios y características para los contratos es mayor que para las tarjetas de prepago, sin embargo, no por eso es mejor o peor ninguna de estas opciones, dependerá de tus propias necesidades.

Tarjeta prepago

La tarjeta telefónica de prepago es una opción con la que anticipas el importe que vas a consumir. Es decir, necesitas adelantar el pago en la tarjeta que, posteriormente, irás gastando con el consumo que hagas del teléfono, ya sean llamadas, mensajes u otras prestaciones. Una vez agotado el saldo todos los servicios son restringidos, excepto las llamadas de emergencia al 112, hasta que no realices otra recarga. La tarjeta prepago te permitirá controlar de manera efectiva el gasto.

Ventajas del prepago

  • Si haces un uso ocasional del teléfono es un buen método para ahorrar dinero a largo plazo.
  • No necesitas firmar ningún contrato de permanencia. Algo que lo convierte en el método idóneo para los usuarios que están de paso.
  • Las facturas no son mensuales, sólo pagarás por lo que consumes y lo harás de manera previa al uso.

Posibles desventajas de la tarjeta móvil

  • El precio por minuto puede salirte más caro en las tarifas de prepago que en las de contrato.
  • Es posible que en un momento dado necesites utilizar el teléfono móvil y no tengas saldo para hacerlo. Sin dinero en la tarjeta lo único que podrás hacer es recibir mensajes o llamadas, pero no hacerlas.
  • Si durante un periodo de 3 a 9 meses, dependiendo de la operadora, no realizas ninguna recarga podrás recibir mensajes y llamadas durante el mes siguiente pero no hacerlas, y finalizado ese periodo tu tarjeta prepago será cancelada y perderás el número.
  • No podrás aceptar llamadas a cobro revertido.
  • Sin embargo, esto mismo puede convertirla en una opción rechazada por muchos debido a la pereza de ir metiendo dinero.

Contrato de teléfono

Con el contrato, pagarás por los servicios que utilizas después de consumirlos, cuando te llegue la factura mensual, pero aunque no gastes el mínimo fijado deberás abonarlo igualmente.

Las tarifas móviles de contrato suelen tener ofertas distintas a las de las tarjetas de prepago, por ejemplo, la tarifa plana, que consiste en el pago de una cuota mensual fija que cubre distintos servicios. Los servicios incluidos en las tarifas planas suelen ser: paquete de minutos a fijos, minutos a móvil, mensajes, internet, video llamadas… Así, un contrato telefónico puede incluir cada mes un número determinado de mensajes o llamadas que, una vez sobrepasadas, deberán abonarse. Es decir, cada mes tendrás que hacer frente a un precio fijo de la tarifa plana, más los extras que hayas utilizado en ese periodo (llamadas internacionales, más minutos de los incluidos, mensajes de texto a servicios de pago…).

Algunas tarifas planas incluyen llamadas y mensajes ilimitados, por lo que si optas por una de ellas sólo pagarás la cuota que esté determinada en el mismo al mes, sin ningún gasto añadido por hablar muchos minutos o enviar SMS. Estos contratos suelen tener asociada una permanencia de entre 12 y 24 meses. En el caso de que quieras incumplir ese periodo, tendrás que abonar una penalización a tu operador.

Ventajas del contrato

  • Es más cómodo que la tarjeta prepago porque no tienes que recargarlo.
  • Las compañías pondrán a tu disposición mejores ofertas a la hora de adquirir dispositivos móviles.
  • Tendrás una amplia variedad de tarifas.
  • Puedes contratar tarifas planas.
  • Si superas los minutos o mensajes incluidos puedes seguir utilizándolo y el coste de los mismos se incluirá en tu siguiente factura.

Desventajas

  • La factura física ha quedado desfasada, y si quieres saber el gasto que estás realizando tendrás que acceder de manera online a tu recibo o bien instalar aplicaciones de control del gasto. Las compañías telefónicas continúan teniendo la opción de recibir la factura física, pero si no utilizas las otras opciones y esperas a recibirla no sabrás lo que has gastado hasta que la tengas.
  • Pueden ir sujetos a una permanencia de entre 1 y 2 años con la compañía e incluso con la tarifa que elijas.
  • Van unidas, la mayoría de las veces, a un gasto mínimo que se deberá abonar aunque no se haya consumido completamente. Es decir, si tu mínimo es de 9 euros y has consumido 3, deberás pagar 6 euros que en realidad no has usado.

¿Cómo utilizas tu teléfono?

Además de saber identificar el tipo de usuario que eres y evalúes si te interesa contrato o tarjeta prepago, es importante que analices tu perfil y consumo y pienses para qué vas a utilizar el teléfono: ¿para hablar o para navegar?

Para hablar

Hay tarifas para todos los gustos y que se adaptan a tus necesidades dependiendo de cuánto hablas, con quién, a qué hora…

¿Parlanchín o mudito?

Si hablas mucho por teléfono puede interesarte contratar una tarifa plana, ya que suelen tener minutos limitados o ilimitados. Además, en el caso de las tarifas planas el establecimiento de llamada está incluido, por lo que no tendrás que preocuparte de que tu factura aumente al realizar muchas llamadas.

Sin embargo, si hablas poco por el móvil es posible que ni siquiera te interese que la tarifa sea de contrato, ¿te has planteado la tarjeta prepago?

¿Cacatúa o tortuga?

Es recomendable tener en cuenta la duración de las llamadas que se realizan. Si sueles realizar llamadas cortas ten en cuenta el establecimiento de llamada ya que depende de cada compañía y existen tarifas que lo suprimen. Es un coste que se paga cuando el receptor descuelga el teléfono y al que tienes que sumar el de los minutos que consumes. Si las llamadas que haces suelen ser muchas pero cortas es posible que una tarifa con establecimiento de llamada incluido sea la clave para ti. Hay casos en los que el coste total por establecimiento de todas las llamadas es mayor que el propio gasto generado por la comunicación.

Si te tomas tu tiempo para contar las cosas y sueles hablar bastantes minutos por llamada, te recomendamos que busques una tarifa con coste por minuto bajo ya que el establecimiento sólo se paga una vez por llamada y cuanto más tiempo dure la llamada más rentable te resultará. Presta atención también a las tarifas que tienen minutos muy baratos pero que cuando hablas más de un número determinado de ellos el precio se dispara.

Hablar ¿y mirar con quién?

¿Casi todas tus llamadas van dirigidas a la misma persona? o ¿a un círculo pequeño de contactos? Es posible que la persona con la que más hables sea tu madre, tu pareja, un amigo… y en ese caso ambos podéis ahorrar. Existen tarifas con llamadas a 0 céntimos el minuto y sin establecimiento de llamada cuando éstas se producen entre usuarios de la misma compañía telefónica. Tenlas en cuenta en el caso de que la mayoría de las veces te dirijas a los mismos contactos. Por el contrario, si vas a llamar a números de diferentes compañías busca una tarifa que tenga un precio por minuto económico.

¿Metódicos o sin horario?

La elección de la tarifa también dependerá del horario al que realizas la mayoría de las llamadas. En el caso de las tarjetas prepago y de algunos contratos el precio por minuto varía dependiendo de la hora a la que se realiza. Así, existen tarifas para llamar más barato entre semana, por las tardes o por las noches, por ejemplo. Además, algunos contratos disponen de paquetes de minutos gratuitos que deben gastarse durante un periodo del día, y tendrás que abonar los realizados durante el resto del tiempo aparte como servicio extra.

Para navegar

Mientras que hace unos años navegar por internet con el móvil era cosa de “privilegiados” o “frikis”, ahora es muy común ver por las calles a todo el mundo consultando la red desde su smartphone, y es que para muchos ha pasado a ser un imprescindible. Si consultas el correo electrónico y las páginas web que te interesan desde cualquier lugar y en cualquier momento debes saber que puedes hacerlo tanto con un móvil de tarjeta como de contrato. Para adaptarse a esta nueva rutina del día a día de los españoles, las tarifas han ido cambiando y cada día hay más opciones. Si utilizas internet con frecuencia lo más recomendable es que contrates una tarifa plana de contrato para ahorrar costes.

Internet móvil con tarjeta prepago

Si quieres navegar con una tarjeta prepago y no quieres que te salga demasiado caro necesitarás adquirir bonos de internet. Estos bonos suelen funcionar por megas (MB), aunque también pueden hacerlo por tiempo.

  • Contratar bonos semanales o diarios para navegar por internet: en el caso de los bonos diarios, pagarás un precio, que se descuenta del saldo de tu tarjeta, por día que te conectas, es decir, que los días que no te conectes no pagarás nada. Mientras que en los semanales el coste se extrae también de la tarjeta pero se abona de golpe el coste semanal. Además, ambas opciones te ofrecen un número de MB determinado a máxima velocidad, pero una vez consumido puede acarrearte más gastos si quieres seguir disfrutando de internet. Los bonos semanales se renuevan automáticamente si tienes saldo suficiente de lo contrario no podrás acceder a la red mientras no se recargue.
  • Contratar por megas: también puedes utilizar internet en el móvil pagando por los MB que utilices. Así, pagas un precio por mega que se irá descontando del saldo de tu tarjeta conforme los vayas utilizando.

Internet móvil con contrato de teléfono

Las tarifas que actualmente ofrecen los operadores móviles incluyen, además de las llamadas, de 500MB a 4GB para navegar por internet. Además, con la mayoría podrás adquirir bonos extras para continuar teniendo la velocidad máxima una vez consumida la potencia que has contratado.

¿Cuántos MB necesitas?

Las tarifas planas de datos han hecho que se pierda el “miedo” a utilizar internet en dispositivos móviles, y es que las facturas que se generaban hace unos años por su uso han quedado desfasadas y ahora son mucho menores. Sin embargo, estos servicios pueden no salir rentables ya que algunas operadoras móviles reducen la velocidad cuando se superan los MB contratados y otras no la reducen y cobran el exceso.

En general, tanto con tarjeta como con contrato, los operadores móviles ofrecen entre 100 MB y 4 GB de internet. Estos MB se refieren al espacio que ocupan los archivos que consultas o te descargas mientras navegas por internet. Por eso, es importante que tengas en cuenta el consumo que haces de tu acceso a internet para saber qué necesitas: ¡analiza la frecuencia con la que navegas y el tipo de contenido que consultas! Por ejemplo, si no sueles utilizar internet y sólo accedes a él para pequeñas consultas, como ver tus correos electrónicos o alguna web, la opción de los 100 MB podría ser la correcta, mientras que los 300 o 500MB son recomendables si además usas servicios de mensajería instantánea. También puede resultarte una opción económica si sueles disfrutar de internet en el smartphone gracias a conexión wifi.

Si haces un consumo habitual de internet móvil es recomendable que contrates una tarifa de 1GB, ya que las posibilidades a máxima velocidad se multiplican. Si además juegas en línea, ves vídeos por internet o descargas muchas aplicaciones te recomendamos que optes por contratar más datos.

Además de la velocidad es necesario que analices lo que te ofrece el operador una vez consumido lo pagado ya que algunas compañías reducen la velocidad de navegación pero otras cobran por los MB que se utilicen una vez alcanzado el límite.

Recuerda que no sólo debes prestar atención a lo que sucede si consumes más de lo contratado. En el caso de que adquieras más datos de los que realmente utilizas, al final la factura te saldrá cara.

Puntos a tener en cuenta a la hora de elegir MB

Para conocer tu perfil de consumo debes tener en cuenta otros factores además del uso que haces de internet en el smartphone para visitar webs.

    • Compartir un único acceso de internet móvil entre varios dispositivos, como smartphones, tablets… necesita más datos para que no se alcance el límite demasiado pronto.
    • Enviar o ver muchos vídeos, ya sea a través de aplicaciones como WhatsApp o Line u otras aplicaciones, hace que la velocidad se agote antes.
    • Descargar correos electrónicos no requiere de muchos MB, pero los archivos adjuntos puede que sí.
    • Todo consume datos: llamar con servicios de voz IP como Skype, escuchar música, navegar con el GPS, tener activas las actualizaciones y sincronizaciones automáticas…

Para enviar mensajes de texto

Aunque el incremento del uso de internet está yendo en detrimento del de los mensajes de texto entre teléfonos móviles, todavía son millones los SMS que se envían.

Mandar sms con tarjeta prepago

A la hora de enviar mensajes de texto con una tarjeta prepago el coste de cada uno de ellos va asociado con la misma, ya que varía dependiendo de la compañía telefónica y de la tarifa que se ha elegido. Además, los operadores ofrecen bonos para que este servicio sea más económico. Éstos pueden ser mensuales o de un número determinado de mensajes.

Mandar mensajes teniendo contrato

Si se tiene contrato el coste de los mensajes se sumará a la factura de fin de mes de las llamadas e internet y el precio de los mismos estará fijado en la tarifa contratada. Sin embargo, en el caso de las tarifas planas, el importe de los SMS no se suele abonar aparte, puesto que en la mayoría de los casos está incluido dentro de la tarifa y en muchas ocasiones el número de los que podrás enviar mensualmente es ilimitado.

Otros factores a tener en cuenta a la hora de elegir tarifa

Cobertura

La mayoría de los Operadores Móviles Virtuales (OMV) tienen buena cobertura de voz y datos en las grandes ciudades, sin embargo, existen regiones en las que ésta es más limitada o incluso inexistente. A la hora de elegir una tarifa analiza la compañía telefónica y su cobertura, si el operador de telefonía elegido cuenta con infraestructura propia en la zona en la que vas a utilizar el terminal podrás aprovecharlo mejor.

Por el contrario, el dinero que te puedes ahorrar a la hora de contratar la tarifa puede no servir de nada si finalmente no vas a poder realizar un uso efectivo de la misma. Por eso, la mejor opción es asegurarte de que tienes cobertura antes de adquirir una tarjeta o contrato telefónico, sobre todo si tiene permanencia, ya que entonces hay que pagar el abono mensualmente aunque no lo puedas utilizar o bien responsabilizarte de la penalización por la portabilidad a otra compañía que sí opere en la zona.

¿Quieres llamar a números internacionales?

El precio de las llamadas al extranjero puede variar dependiendo del país de destino, sin embargo, las compañías telefónicas disponen de diferentes opciones para hacerlo. Todas las tarifas del mercado cuentan con un precio estipulado por minuto, así como uno para el establecimiento de llamada, y ambos dependen de la compañía. Pero algunas ofrecen bonos de llamadas con los que pagas una cantidad de dinero concreta a cambio de un número estipulado de minutos para hablar con teléfonos fuera del país. Otras optan por el pago de una tarifa mensual, que no suele ser muy elevada, a cambio de un mejor precio por minuto para las llamadas internacionales.

Móvil nuevo con contrato

Una de las razones que puede llevarte a cambiar de operadora con contrato es conseguir un teléfono de manera gratuita o bien con un precio más económico. El coste del mismo dependerá de la cuantía de la tarifa plana, del contrato o de la permanencia que se adquiera con la compañía. La compra de un terminal la puedes realizar de manera libre (podrás utilizar el teléfono con cualquier tarjeta ya que no está unido a ninguna compañía concreta) o subvencionada, siendo la última opción la más económica. Sin embargo, es posible que a la larga te salga más caro debido a que en muchas ocasiones este tipo de compra de smartphone va unido a la contratación de una tarifa demasiado amplia, y cara, para conseguir un teléfono más barato. Si sumas el total de todas las cuotas puede que te encuentres con una desagradable sorpresa.

Errores al escoger tarifa móvil

Entre los errores más frecuentes a la hora de escoger una tarifa móvil se encuentra:

      • Contratar más de lo necesario, y por lo tanto pagar por algo que no se utiliza.
      • Contratar menos de lo preciso, habiendo gastos extras que no están dentro de la tarifa.
      • No aprovechar servicios gratuitos o promociones que las compañías ponen a tu disposición.
      • Decantarte por una compañía que no dispone de buena cobertura en la zona en la que vas a utilizar el teléfono.

Para que puedas sacar el máximo partido a tu tarifa es importante que sepas todo lo que incluye, y qué necesitas y qué no. Si te informas de lo que cubre y de los costes añadidos ahorrarás en tu factura telefónica.

¿Cambias de operador o te quedas con el que estás?

Simplificando mucho, si eres de los que hablan horas y horas será mejor que optes por una tarifa de voz con minutos baratos o incluso ilimitados, mientras que si eres más de navegar por la red seguro que te sale más barato una tarifa plana de datos.

Las tarifas, tanto de tarjeta como de prepago, son las mismas para todos los clientes particulares, sin embargo, en muchas ocasiones los operadores te ofrecerán descuentos especiales en el caso de que realices una portabilidad a su compañía desde otra tanto en las cuotas como en la adquisición de smartphones u otros servicios adicionales. Ten en cuenta que las ventajas que puede tener cambiar de compañía no se limitan a que su tarifa sea más barata… ¡valora el conjunto!

¿Estás buscando la tarifa que más se adapta a ti y no sabes por dónde empezar? En ese caso, seguro que esta guía te ha servido de ayuda. Una vez conozcas qué usuario eres y qué uso quieres hacer de tu móvil, entra en el comparador de telefonía de Rastreator.com y busca el mejor precio.


COMPARAR TARIFAS DE TELEFONÍA FIJA Y MÓVIL

Eva GonzálezRastreator.com


Seguro que te interesa...