Perro Rastreator

Diccionario
de finanzas y seguros

lupaGarante

Cuando solicitas una hipoteca, hay que cumplir una serie de requisitos. Uno de ellos podría ser la firma de un garante. En algunos casos, el banco solicita que se incluya a esta persona en el acuerdo para asegurarse de que va a recuperar el dinero que te va a prestar. Por tanto, esta figura aparece cuando hablamos de solicitar una hipoteca con aval y el garante es una persona que podría asumir la cuota hipotecaria, quien da el aval, si el deudor principal del crédito no responde con los pagos acordados. Ser avalista-garante es asumir un gran riesgo, porque en caso de impago responderá de igual manera que el avalado. De hecho, el acreedor en ocasiones puede reclamar directamente la deuda pendiente. Por esta razón, no es recomendable ser garante hipotecario de personas que no sean de máxima confianza.