¡Humano! En Rastreator.com utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar tu experiencia ofreciéndote contenidos de tu interés. Puedes tener más detalles aquí. Entendemos que si sigues navegando, estás de acuerdo ;)

¿Es rentable amortizar un préstamo personal anticipadamente?

5 minutos
  • La generación de empleo y el buen ritmo de la economía ha impulsado la concesión de crédito al consumo creció en España, que creció en 2018 un 12,86% según Asnef
  • Generalmente, amortizar resulta una opción rentable tanto si reduces los plazos como la cuota ya que te permitirá ahorrar, pero debes tener en cuenta las comisiones
Rastreator_los-mejores-microprestamosLa generación de empleo y el buen ritmo de la economía ha devuelto la confianza a los consumidores españoles, que después de la crisis vuelven a invertir en la adquisición de bienes de consumo  duraderos. Pero para llevar a cabo esas compras, muchos han optado por firmar créditos con las diferentes entidades financieras, que tratan de captar clientes mejorando su oferta de productos. El pasado año la inversión nueva en financiación creció un 14,79% en España hasta los 34.779 millones de euros, según datos de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef). Concretamente, en el sector del consumo la concesión de crédito ascendió un 12,86% hasta 24.682 millones de euros impulsados fundamentalmente por los préstamos personales (+26,58%) y por las tarjetas no revolving (+18,51%). En automoción, el crecimiento alcanzó el 19,82% en este periodo y se situó en los 10.097 millones de euros. Es posible que en un momento dado consigas juntar un poco de dinero y plantearte la amortización o la cancelación de tu préstamo personal. Pero, ¿compensa hacerlo? Si el interés de dicho préstamo es superior al 0%, siempre es rentable amortizar, tanto si reducimos en plazo como si reducimos en cuota, porque te permitirá ahorrar. Pero hay muchos aspectos que tienes que tener en cuenta para tomar una decisión. Aunque hay bancos que no cobran nada por devolver el dinero de forma anticipada, hay muchos que cobran un porcentaje sobre la cantidad reembolsada. En Rastreator.com te explicamos todo lo que necesitas saber sobre la amortización de préstamos. Analizamos todos los pros y los contras para que tomes la decisión más conveniente según tu caso.

¿Compensa amortizar un préstamo personal?

Si estás pensando en amortizar la deuda de ese préstamo personal que firmaste debes saber que saltarse los plazos para reducir el coste final no suele ser gratis. Igual que ocurre con las hipotecas, la amortización anticipada de un crédito personal supone un perjuicio a la entidad que ha prestado el dinero. Por ello, muchas aplican una penalización a sus clientes para compensar las pérdidas que dicha amortización les va a suponer, aunque existen otras que no lo contemplan. Algunas entidades establecen en el momento de la firma sus propias clausulas al respecto. No obstante, según la ley las comisiones por amortización anticipada de crédito no podrán ser superior al 1% del capital reembolsado siempre y cuando el plazo entre el momento en el que se produce la amortización y el vencimiento del crédito sea superior a un año. Si fuera inferior, la comisión debe estar por debajo del 0,5%. Además, esa “compensación” no podrá ser en ningún caso superior a los intereses que se pagarían en el caso de que se respete el plazo del crédito en cuestión. Por ello, a pesar de estas posibles cláusulas a las que deberás hacer frente, amortizar siempre es una opción rentable si el tipo de interés es superior al 0%. Las ventajas son numerosas. Por un lado, reducirás considerablemente la cuantía que tendrás que abonar en concepto de intereses. Por otro, dispondrás de una mayor renta disponible y podrás pedir otros créditos diferentes si los necesitas. Hay que tener en cuenta que la existencia de deudas limita la concesión de otros créditos, como el hipotecario, ya que las entidades financieras sólo los aprobarán si tu ratio de endeudamiento no supera el 35%. No obstante, la decisión final depende de cada caso. Hay que tener en cuenta asimismo que quedarse sin ahorros no es la opción más deseable, ya que puedes ver reducidos tus ingresos en un momento dado y siempre puede surgir algún gasto imprevisto al que debes hacer frente.

¿Es mejor reducir plazos o cuota?

Además de la cancelación total del préstamo, puedes optar por hacerlo sólo parcialmente. En este caso, tienes dos opciones, reducir la cuota del préstamo o el número de plazos pendientes. Ambas opciones resultan rentables, aunque reducir los plazos suponen un mayor ahorro en el pago de intereses. Si tomamos como ejemplo un préstamo personal de 10.000 euros a devolver en 5 años y queremos amortizar 3.000 euros, en función del interés que aplique puedes ahorrarte alrededor del 40% de los intereses si optas por reducir la cuota. Sin embargo, si optas por reducir el plazo, este ahorro podría llegar al doble. A pesar de esto, según tus circunstancias puede que la opción más conveniente sea reducir tu cuota. Si tienes dificultades para hacer frente a la misma o si el tipo de interés es variable y crees que puede subir, optar por esta fórmula puede evitar que tu cuota ascienda a una cantidad que te resulte inasumible.

Comparar los mejores préstamos personales

Amortizar un préstamo personal implica un menor pago de intereses, algo que siempre resulta interesante, incluso aunque tu entidad de crédito cobre comisiones por amortización total o parcial. Tanto reducir la cuota como reducir el plazo son opciones interesantes y con ventajas, aunque para decantarte por una opción u otra deberás tener en cuenta tus circunstancias personales. Si necesitas financiación para adquirir algún bien de consumo, el comparador de préstamos personales de Rastreator.com te ayudará a valorar las opciones más adecuadas según tus necesidades. Además, en el comparador de tarjetas podrás descubrir cuáles son los productos más competitivos del mercado para aplazar el pago de esa pequeña compra que te ronda por la cabeza. Marzo 2019
COMPARAR PRÉSTAMOS PERSONALES

¡Compártelo en redes!