Microcréditos: ventajas y desventajas del dinero rápido

  • Los microcréditos permiten obtener hasta 300 euros de forma inmediata a devolver en un plazo de 30 días
  • La rapidez con la que se conceden implica unos costes más elevados respecto a los préstamos tradicionales

Rastreator_conseguir-dinero-rapidoSin nómina, sin aval y en menos de 24 horas. Así son los microcréditos que están copando el mercado de préstamos en los últimos años debido a la facilidad y la rapidez con la se consiguen. También llamados micropréstamos o créditos rápidos, son una forma de financiación que proporcionan algunas entidades que consiste en prestar pequeñas cantidades de dinero (suele ser menos de 1.000 euros) a amortizar en plazos de tiempo muy cortos, generalmente entre uno y dos meses.

Uno de sus principales reclamos es que la entrega del dinero se hace de manera fácil y rápida: tras hacer una solicitud por Internet o teléfono se recibe el dinero en 24 horas o menos. Además, no hay preguntas ni requisitos: no es necesario decir cuál va a ser la finalidad del dinero y apenas se realiza un estudio previo para evaluar el riesgo del cliente. Se trata, por tanto, de una alternativa para aquellas personas que buscan financiación rápida y que no cuentan con acceso a la banca tradicional para obtenerla. A cambio, estos productos ofrecen unos intereses más elevados respecto al resto de préstamos al consumo. En Rastreator te contamos a quiénes están dirigidos estos microcréditos y cuáles son sus ventajas e inconvenientes.

¿Qué son los microcréditos?

Los microcréditos son pequeños préstamos que se conceden de manera prácticamente instantánea a clientes de cualquier perfil que sean mayores de edad y que cuenten con residencia en España. Por lo general, suelen representar cantidades muy bajas, de entre 200 y 300 euros que deben ser devueltas en un plazo de 30 días.

Este tipo de financiación inmediata implica un proceso de solicitud mucho más sencillo que otros préstamos tradicionales y es posible cerrar la operación en apenas 15 minutos ya que la contratación se realiza de manera online. Para ello, el cliente deberá disponer de una cuenta bancaria a su nombre y de un móvil para recibir la información sobre el microcrédito.

El único punto en contra de estos productos es su coste ya que el usuario deberá pagar por la inmediatez con la que consigue el dinero. Y es que los intereses suelen ser mucho más elevados respecto a los de un préstamo tradicional. Según Banco de España, la TAE de estos últimos se situó el pasado mes de julio en el 7,81% para los plazos de entre uno y cinco años. No obstante, la de los minicréditos puede superar el 1.000%. Y es que aunque estos productos están pensados para amortizarse a corto plazo (un mes o dos), si se anualiza la cantidad y se calcula su TAE (para equipararla al resto de productos financieros), se obtendrían unos intereses elevados.

Ventajas de los microcréditos

Aunque los microcréditos pueden tener un coste elevado, pueden suponer un alivio para quienes necesitan una pequeña cantidad de dinero de manera urgente y sin explicaciones. Entre sus ventajas destacan:

  • Sin papeleos. Al tratarse de cantidades de dinero tan pequeñas, la mayoría de las entidades que ofrecen los microcréditos no exigen ningún tipo de documentación extra o aval. Para que el cliente consiga la financiación suele bastar con ser mayor de 18 años, tener residencia en España, poseer una cuenta bancaria y un móvil para hacer los trámites. Por lo general, cuando se trata de microcréditos no se suele pedir nómina, aunque sí será necesario en el caso de los minicréditos y otros préstamos rápidos (superiores a los 500 euros).
  • Rápidos. El proceso de solicitar este tipo de financiación online es rápido y sencillo. Una vez que el usuario pide el dinero y envíe la documentación necesaria, la entidad podrá transferir el dinero en un plazo de entre 15 minutos y una hora. Dependiendo del banco al que se envíe el microcrédito este podrá tardar en llegar un máximo de 24 horas.
  • Confidencialidad. Sean cuales sean las causas que lleven a pedir la financiación, el usuario no estará obligado a detallarlas. Además, los únicos que sabrán que ha solicitado el préstamo serán el propio cliente y el banco.
  • Primer crédito gratis. Debido al aumento de la competencia y al auge que están experimentando este tipo de créditos en el mercado, las entidades están apostando por mejorar sus condiciones para atraer a más clientes. Por este motivo, la mayoría de las entidades ofrecen el primer crédito gratis, sin costes ni intereses de ningún tipo.

Desventajas de los microcréditos

Pese a las ventajas que ofrece este tipo de financiación, conviene saber que se trata de préstamos rápidos que han de utilizarse solo de forma excepcional para cubrir algún tipo de imprevisto o urgencia ya que los gastos pueden ser elevados. Entre sus inconvenientes destacan:

  • Coste elevado. La principal desventaja de este tipo de financiación es los costes que supone, puesto que los intereses y las comisiones suelen ser mucho más elevadas respecto a un préstamo tradicional. Esto se debe fundamentalmente a la facilidad y rapidez con la que se concede el microcrédito. Además, al tratarse de un crédito que no exige prácticamente ningún tipo de garantías al usuario, las entidades se cubren ante el riesgo de impago porque puede llegar a ser muy alto.
  • Sobreendeudamiento. La facilidad con la que se conceden este tipo de préstamos puede suponer un riesgo para el cliente debido a que existe una alta probabilidad de endeudarse y acabar en una lista de morosos. Si cada vez que necesite dinero acude a este tipo de financiación y la utiliza para ir pagando un crédito con otro, podrá verse envuelto en una espiral de deudas sin salida.
  • Intereses altos por retrasos en el pago. Si se tienen dificultades para afrontar el pago en la fecha estipulada, se podrá optar a una prórroga. No obstante, la ampliación de la fecha de vencimiento tendrá unos costes. Además, se deberán pagar los intereses que se acumularán hasta la nueva fecha de vencimiento. Estos variarán en función del perfil de riesgo de cada usuario, aunque suelen rondar el 1% diario. Si el cliente se retrasa en el pago pero no avisa a la entidad, los costes serán mayores. Además de los intereses, deberá afrontar una comisión por impago, que se sitúa en torno a los 20 euros.

Consejos para solicitar dinero rápido

Solicitar dinero rápido puede ser una solución eficaz para hacer frente a imprevistos o resolver momentos puntuales que pueden surgir tras una mala planificación económica. Por lo tanto, se trata de una ayuda extra que ha de ser solicitada para cubrir una necesidad únicamente a corto plazo y de carácter urgente. Para ello, algunos de los consejos que se deberán seguir son:Rastreator_microcreditos-conseguir-dinero-rapido

Elegir el préstamo

Dependiendo de las necesidades económicas de cada usuario, es posible que, a veces, lo más conveniente sea elegir un microcrédito para resolver cualquier contratiempo. No obstante, si se tiene una necesidad mayor o el cliente cree que no será capaz de devolver el préstamo en un mes, conviene estudiar otras posibilidades, como las tarjetas de crédito, los minicréditos u otros préstamos tradicionales de mayor importe y con plazos de devolución más flexibles.

Evaluar los costes

Antes de pedir un préstamo será necesario evaluar el coste de la misma y si conviene este tipo de crédito o no, ya que dependiendo de la necesidad económica y de la urgencia que se tenga compensarán o no unos intereses elevados.

Devolver el crédito en el plazo estipulado

A la hora de pedir dinero rápido, el cliente deberá comprometerse a devolverlo en el plazo acordado ya que, de no ser así, los intereses se dispararán. Si el usuario cree que no va a poder devolver el crédito, lo más conveniente será pedir una prórroga. Y es que, aunque resulte caro, tendrá costes menores que si no avisara al banco de que no va a entregar el dinero en la fecha estipulada.

Solicitarlo solo de forma excepcional

El hecho de tener la posibilidad de conseguir dinero de forma rápida también puede suponer un hándicap para el usuario ya que es posible que vuelva a pedir otro microcrédito y se acabe sobre endeudando. Por este motivo, es recomendable hacer uso de este tipo de financiación solo cuando sea exclusivamente necesario y se tenga conciencia de que se va a poder devolver en unos 30 días.

Comparar los mejores préstamos

Los microcréditos constituyen una forma de financiación rápida que no implica apenas papeleos. Sin explicaciones y en cuestión de minutos se puede obtener una ayuda económica extra en momentos puntuales. No obstante, antes de decantarse por esta opción es necesario valorar si merece la pena frente a otras alternativas tradicionales. Si se trata de cantidades reducidas que se necesitan urgentemente, los créditos urgentes pueden ser la solución. En el comparador de Préstamos Personales de Rastreator.com podrás estudiar los diferentes tipos de financiación que ofrecen las entidades y decantarte por la que más se adapte a tu bolsillo y a tu situación personal.

Agosto 2018


COMPARAR PRÉSTAMOS PERSONALES

Asunción InfanteRastreator.com