¿Cómo funcionan los préstamos entre particulares?

  • Las plataformas de crowdlending ponen en contacto a inversores con personas que necesitan financiación
  • Los préstamos entre particulares están exentos de impuestos aunque Hacienda debe ser conocedora de los mismos

Rastreator_riesgos-y-ventajas-prestamos-entre-particularesPedir dinero prestado suele ser un tema que, en la mayoría de las ocasiones, trata de pasar inadvertido y disimulado por parte de quienes lo solicitan. La necesidad de tener que recurrir a fuentes de financiación ajenas puede ser motivo de falta de liquidez en la economía familiar, algo que resulta bochornoso delante del resto.

Por este motivo, quienes solicitan un préstamo suelen buscar, en muchos casos, discreción, facilidad de pago y que sus intereses no supongan un desembolso abismal. Para ello surgen los préstamos entre particulares, que tratan de simplificar al máximo los trámites y las condiciones sin tener que pasar por el banco. Al igual que con los préstamos tradicionales, existen distintos tipos en función de a quién se le soliciten y la finalidad de los mismos. Sin embargo, su funcionamiento tiene algunas diferencias y riesgos que conviene tener en cuenta. En Rastreator.com te contamos en qué consisten los préstamos entre particulares y te damos algunas claves para que no olvides todos los pasos que debes seguir al contratarlos.

 

¿Qué son los préstamos entre particulares?

Los bancos han sido tradicionalmente las entidades encargadas de hacer frente a la necesidad de financiación, pero con la crisis económica de los últimos años, las entidades endurecieron considerablemente las condiciones para acceder a sus productos. Hoy en día, aunque ya se empiezan a relajar, para prestar dinero todavía se exigen algunas garantías de pago como avales con propiedades, ingresos elevados o que otras personas (avalistas) puedan pagar en caso de que el titular del préstamo no tuviera capital suficiente.

A consecuencia de esto, desde hace unos años, ha empezado a recuperarse una vieja fórmula que tuvo más importancia hace décadas: los préstamos entre particulares. Mediante este método de financiación una persona física presta dinero a otra estableciendo una serie de condiciones, entre las que se encuentran el plazo de devolución y el tipo de interés, si lo hubiera. La principal diferencia respecto a los préstamos tradicionales radica en que el prestatario es un particular y no una entidad financiera. Por lo tanto, se basan en la confianza entre ambas partes, especialmente si se trata de financiación entre familiares o amigos.

No obstante, este tipo de préstamos, además de ser solicitados entre familiares o amigos, también pueden ser gestionados en plataformas destinadas a este fin. Pese a que en ninguno de estos casos se trata con una entidad bancaria, lo más conveniente es formalizar un contrato a la hora de prestar el dinero para evitar riesgos o problemas futuros.

Plataformas de préstamos entre particulares

A pesar de que los préstamos entre particulares son una fórmula muy antigua, en los últimos años se han modernizado con algunas iniciativas. Internet permite encontrar a inversores dispuestos a participar en iniciativas de financiación colectiva. A través de diferentes plataformas es posible poner en contacto tanto a personas como empresas que necesitan financiación para sus proyectos con inversores que buscan rentabilizar sus ahorros prestando su dinero y cobrando por este un determinado porcentaje de intereses.

Plataformas de crowdlending

Crowdlending es el nombre que reciben en inglés las financiaciones colectivas de empresas. En la mayor parte de los casos se trata de pequeños empresarios o emprendedores que buscan dinero para poner en marcha una idea de negocio.

Mediante las plataformas online de crowdlending se consigue poner en contacto a inversores privados con estos emprendedores y, bien sea de manera individual o colectiva, prestarle el dinero necesario para llevar a cabo su negocio o cualquier otro fin.

Se diferencia del (más famoso) crowdfunding en que los inversores tienen un ánimo de lucro, y bien sea a través de intereses sobre el préstamo o de participación en el negocio, pretenden ganar más dinero del que originalmente prestaron.

Plataformas de particulares

De una manera similar a los portales de crowdlending algunas otras plataformas han nacido para poner en contacto a prestatarios con deudores, aunque en este caso sin que haya una motivación empresarial por detrás.

En estos portales, particulares que necesitan dinero por causas privadas como compras o gastos inesperados, pueden encontrar la liquidez que no les conceden o no quieren buscar en el banco. Por otro lado, los pequeños inversores privados pueden prestar dinero y obtener intereses por él más altos de los que encontraría en un depósito o cuenta de ahorros.

Préstamos entre familiares o amigos

Aunque cuando se habla de préstamos entre particulares muchas personas recurren a las plataformas de crowdlending, existen otros métodos que no implican la presencia de un intermediario. En estos casos un familiar o amigo actúa de prestatario y podrá hacerlo a cambio de una remuneración en forma de intereses o no. Sin embargo, conviene saber que, incluso en estos casos, en los que existe una relación cercana, será necesario formalizar un contrato para evitar sorpresas.

¿Qué documentos se necesitan para solicitar estos préstamos?

Dependiendo del tipo de préstamo que se solicite, el proceso podrá ser más o menos sencillo. Si el usuario decide hacerlo a través de una plataforma de crowdlending deberá subir algunos documentos al portal y detallar su información personal y económica. En este proceso habrá que seguir una serie de pasos:

  • Formulario de solicitud. Será necesario rellenar un formulario en el que habrá que especificar cuánto dinero se necesita, en cuánto tiempo y para qué se utilizará. Además, el usuario deberá aportar información sobre su situación económica y datos personales.
  • Análisis y tipo de interés. Una vez el portal haya recibido todos los datos se estudiará la solicitud y se establecerá un nivel de riesgo, que será el que determinará el tipo de interés que se asignará a la petición.
  • Búsqueda de inversores y transferencia del préstamo. Si el usuario se muestra conforme con el tipo de interés, la plataforma publicará su proyecto para que los inversores aporten su capital. Una vez se obtenga todo el dinero, el interesado lo recibirá en su cuenta corriente tras formalizar el préstamo ante notario.

No obstante, si el préstamo personal se realiza sin intermediarios entre dos particulares, el proceso será mucho más sencillo, ya que bastará con formalizar un contrato entre ambas partes. Los datos más importantes que debe recoger el mismo son:

  • Lugar y fecha.
  • Datos personales del prestatario y prestamista.
  • Importe del préstamo.
  • Plazo de devolución.
  • Tipo de interés (en caso de ser aplicado).

¿Cómo tributan los préstamos entre particulares?

Al formalizar un préstamo entre particulares, sea de la naturaleza que sea, los interesados estarán obligados a la presentación del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Esto significa que, aunque en principio quedan exentos de impuestos, existe la obligación de rendir cuentas a la Hacienda Pública.

Este punto es muy importante, sobre todo cuando se presta dinero entre padres e hijos, que es cuando, generalmente, se opta por no firmar ningún documento, dada la relación de confianza existente entre los implicados. Sin embargo, incluso en estos casos, será necesario firmar un contrato en el que quede acreditada por escrito la operación de financiación, ya que, de lo contrario, podría ser considerada como una donación encubierta a ojos del fisco.

Lo recomendable en estos casos es, por tanto, firmar un contrato privado (o escritura pública) a título gratuito, es decir, que no implica el cobro de intereses. Para ello, habrá que especificarlo en el documento de formalización del préstamo ya que de no hacerlo Hacienda establecerá que la financiación se ha constituido con un interés de valor similar al del precio del dinero, que en 2018 se sitúa en el 3%. Del mismo modo, si se prefiere establecer un tipo de interés a la financiación, también es recomendable especificarlo en el contrato para no tener problemas a la hora de devolver el dinero.

¿Qué hacer para evitar problemas con Hacienda?

Siempre y cuando se firme un contrato y quede por escrito la operación, no existirán riesgos de que conste como una donación encubierta. No obstante, para que la financiación sea lo más clara posible para Hacienda sí que habrá que registrar el contrato y que la Hacienda Autonómica lo selle para que quede constancia del mismo frente a cualquier otra Administración o tercero.

Asimismo, dicho contrato deberá presentarse en la declaración de la renta para su tributación en la Consejería de Hacienda de la comunidad autonómica en la que se resida y se haya recibido el dinero. De este modo, se probará que existe un negocio jurídico aunque exento de impuestos.

Para ello, el interesado deberá presentar el modelo 600 del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITAJD). Dentro de este, en la casilla de autoliquidación será necesario marcar la casilla “exento” para no deber nada a Hacienda.

Comparar los mejores préstamos

Los préstamos entre particulares pueden ser una solución a determinados momentos puntuales en los que se necesita financiación. Sin embargo, conviene realizar todos los trámites por escrito y de la forma más completa posible para no incurrir en riesgos, ya que de lo contrario podrían acabar saliendo muy caros. Y es que, en ocasiones, incluso las alternativas más sencillas pueden complicarse. Para evitar riesgos, el comparador de préstamos personales de Rastreator.com pone a tu disposición una gran variedad de productos de diferentes entidades bancarias. Tan solo tendrás que elegir un importe y un plazo de devolución y podrás visualizar todas las opciones a tu alcance.

Septiembre 2018


COMPARAR PRÉSTAMOS PERSONALES

¿Te ha resultado interesante?

¡Gracias por darnos tu opinión!

Asunción InfanteRastreator.com