Bonificaciones en nuestra póliza del seguro

  • Las bonificaciones pueden llegar a reducir hasta un 60% el precio de la póliza 
  • Antes de contratar un seguro es importante revisar tanto el tiempo para conseguir la bonificación como las penalizaciones, entre otros puntos

bonificaciones cocheLas bonificaciones son descuentos que aplican las compañías de seguros según el historial de siniestralidad de cada conductor. De este modo, cada asegurado dispone de una cuota personalizada que se calcula según su perfil como conductor e historial. 

La aplicación de estas bonificaciones pretende repercutir en cada conductor por baja o nula siniestralidad marcando una clara diferencia entre quienes lo hacen bien y los que conducen peor teniendo más siniestros e infracciones. Por este motivo, el precio de la prima del seguro puede llegar a tener unas reducciones desde el 40 al 60 por ciento mientras que en las pólizas a terceros la bonificación oscila el 30 por ciento. Por el contrario, los conductores que no sepan manejarse bien al volante también tendrán una bonificación, pero en este caso esta bonificación encarecerá el seguro del coche. 

Claves que hay que tener en cuenta

A la hora de calcular las bonificaciones es importante conocer los siguientes puntos y leer con detenimiento la letra pequeña para que no haya confusiones.

  • Tiempo para conseguir la bonificación: dependiendo de la compañía aseguradora en la que tengas contratado el seguro, el tiempo para conseguir la bonificación puede llegar a ser de cinco o seis años e incluso de hasta 20 años. La mayoría de compañías trabajan con intervalos de un año aplicando una escala progresiva del 2 o 3 por ciento anual; aunque tampoco suele ser una bonificación lineal, sino que pueden aplicarte el máximo solo en algunas coberturas ante lo cual es mejor tener un menor descuento pero que esté aplicado al global de nuestra póliza.
  • Bonificación por coberturas: antes de contratar una póliza es importante saber si todas las coberturas contratadas incluyen la bonificación o por el contrario sólo se aplicará en algunas. 
  • Penalizaciones: en el caso de las penalizaciones ocurre lo mismo que en las bonificaciones, ya que también debes comprobar si se aplican a todas las coberturas contratadas o únicamente a las perjudicadas por el parte, puesto que hay compañías que pueden llegar a penalizar todo. 

¿Qué ocurre si decides cambiar de compañía?

La pregunta más habitual a la hora de buscar un seguro es si la nueva compañía respetará la bonificación que venías disfrutando en la  aseguradora anterior. Pero lo que hay que valorar, sobre todo, es la comparativa de precios, a través de herramientas como el comparador de seguros de coche de Rastreator, entre lo pagado anteriormente y lo que pagarás con la nueva compañía además de las coberturas que nos ofrecen ambas así como su servicio de atención al cliente y la valoración de los usuarios. 

Esto se debe a que todo depende de la compañía con la que tengas contratado el seguro. Existen compañías que pueden llegar a respetar la bonificación y otras que llegan incluso a fijar un tope inicial o deciden no aplicar la bonificación más alta.