4 minutos
  • El CUPS es un código alfanumérico compuesto por entre 20 y 22 dígitos
  • Es un dato necesario para dar de alta el contrato de la luz y realizar otras gestiones con la comercializadora

subida-precio-luz

Si eres de los que piensan que la factura de la luz es un jeroglífico, que cambiar el contrato de nombre es una tarea para la que se necesita un máster y que dar de alta un nuevo contrato implica horas de llamadas con la comercializadora, lo más probable es que no conozcas muchos de los conceptos que aparecen en el recibo de la luz cada mes. Y es que todo lo que se refiere a la electricidad de tu casa generalmente parece bastante más complicado de lo que es. Sin embargo, sabiendo el significado de algunos de los términos que se utilizan y los datos que te pedirán en la mayoría de las ocasiones, todo resulta mucho más sencillo. El CUPS es uno de esos términos que nos parece que suena a chino pero que, en realidad, no tienen tanta complicación. Si te acabas de independizar o simplemente ayer te acercaste por primera vez a una factura de luz y no sabes nada acerca del CUPS no te preocupes. En Rastreator.com te contamos todo sobre este término para que seas un experto la próxima vez que hables con tu comercializadora.

 

¿Qué significa?

CUPS son las siglas de Código Universal de Punto de Suministro. Se trata de un código alfanumérico compuesto por entre 20 y 22 dígitos que sirve para identificar una instalación eléctrica de una vivienda o local comercial. Lo primero que encontrarás será dos letras que corresponden al país en el que se sitúa la instalación. Después habrá cuatro números que hacen referencia a la distribuidora que le corresponda. Y, por último, una cifra de catorce números, que son los que designa la distribuidora y que, en algunos casos, están seguidos por dos letras más.

Este número no se modifica con el cambio de dueño de la vivienda ni con ninguna otra circunstancia que implique que el titular sea diferente. Es fijo desde el momento en que se otorga por primera vez a la instalación y permanecerá hasta que ésta deje de existir. Por lo tanto, si te mudas a otra vivienda no podrás ‘llevarte’ el CUPS, ya que este está asociado a la casa, no al titular del contrato. En la nueva vivienda habrá un CUPS diferente que pertenece a ese domicilio, así que, para dar de alta un nuevo contrato o cambiar el titular del mismo, tendrás que facilitar a la compañía el CUPS de la nueva casa.

¿Para qué se utiliza?

Con la liberalización del mercado de la electricidad, las compañías se separaron en distribuidoras y comercializadoras. Desde entonces, tu punto de suministro está regulado por una distribuidora que viene impuesta por la localización geográfica de la vivienda. Sin embargo, puedes elegir la comercializadora con la que quieres tener el contrato de la electricidad, a la que pagarás todos los meses. De esta forma, se volvió más complicada la organización de los puntos de suministro, por lo que se hizo evidente la necesidad de identificarlos. Por ello, cuando llames a tu comercializadora para dar de alta la electricidad, cambiarte de compañía o, simplemente, para modificar la potencia contratada, uno de los datos que te pedirán será el CUPS. Por lo tanto, es importante no solo saber qué es, sino cuál es el tuyo.

¿Cómo sé cuál es mi CUPS? ¿Dónde puedo encontrarlo?

El CUPS puedes encontrarlo en todas las facturas que tengas de tu comercializadora. Normalmente se encuentra en el apartado en el que se facilitan los datos del contrato, junto con el nombre del titular, su DNI, dirección, etc. Encontrarlo es tan sencillo como echar un vistazo al recibo del mes pasado. Sin embargo, en el caso de que necesites el código de una vivienda de reciente construcción, lo primero que debes hacer es enterarte de qué compañía distribuidora te corresponde. Ellos asignarán a tu punto de suministro un CUPS con el que se identificará a partir de entonces. En cuanto lo tengas, podrás llamar a la comercializadora que elijas para dar de alta el contrato de la luz.

Compara tarifas de electricidad

Si ahora que sabes dónde encontrar tu CUPS tienes pensado llamar a tu comercializadora para hacer algún cambio lo mejor es que antes compares entre las distintas compañías y tarifas que hay en el mercado y compruebes si hay alguna que se ajusta mejor a tu perfil que la que tienes contratada. El comparador de tarifas energéticas de Rastreator.com es una herramienta muy útil y fácil de utilizar que te proporcionará las mejores tarifas del mercado para tu consumo. De esta forma podrás empezar a ahorrar en tu factura de la luz.

Marzo 2019

¡Compártelo en redes!