Cuáles son los sistemas de calefacción más eficientes

3 minutos
  • El gas natural, los radiadores eléctricos, la biomasa y los aires acondicionados son los principales sistemas eficaces de calefacción 
  • La elección dependerá de las dimensiones, ubicación o el clima, entre otras particularidades

calefacciones eficientesLa eficiencia de un sistema de calefacción dependerá de las características de tu vivienda, por lo que el más eficaz para una persona puede no serlo para otra. Entre las particularidades de una casa que más influyen en el mayor o menor consumo de energía para calentarla destacan su tamaño, orientación, clima de la zona donde se ubiquen y el aislamiento de sus paredes, techos, puertas y ventanas.

De esta forma, los sistemas de calefacción más eficientes para una casa grande ubicada en un territorio frío no serán los mejores para casas pequeñas de zonas con climas suaves. En Rastreator hemos seleccionado las instalaciones más eficaces para cada caso.

Gas natural

Las instalaciones de gas natural son las más eficientes para climas fríos y casas grandes, o para la calefacción comunitaria de un edificio de viviendas.  Su principal virtud es que, al ser un sistema cerrado, aprovecha buena parte del calor que se pierde con el vapor, lo que le permite calentar más con menos gas. Además, es el que mejor mantiene las temperaturas elevadas de forma uniforme en todo el inmueble.

Sin embargo, hay que tener en cuenta los costes de su instalación, ya que necesita una caldera, una red de tubos que distribuyan el agua caliente y una serie de radiadores repartidos por las distintas habitaciones de la casa. A pesar de ello, a largo plazo es uno de los más económicos en lugares con bajas temperaturas, porque el gas es una energía barata en comparación con otras como la electricidad.

Este es uno de los sistemas más usados en España, sobre todo en las grandes ciudades, donde suele haber instalaciones de gas natural. En otras zonas sin este servicio también se puede usar con bombonas de butano. Es igualmente eficiente, pero más incómodo, ya que habrá que cambiar estos recipientes cuando se vacíen.

Radiadores eléctricos

Los radiadores eléctricos son eficientes para casas pequeñas y zonas templadas donde no se les vaya a dar un uso intensivo, ya que en estos casos tener una instalación de gas natural supondría un desperdicio de energía y de dinero.

La gran ventaja de este sistema es que el coste de instalación es escaso o, en el caso de los modelos portátiles, nulo. Además, son más versátiles y exigen muy poco mantenimiento. Su gran inconveniente es que la electricidad es más cara que el gas o la biomasa.

Los radiadores eléctricos son una opción eficiente si sólo queremos calentar una zona concreta de la casa o si se van a usar de forma esporádica. Por ejemplo, en las semanas más frías de una zona con inviernos suaves.

Biomasa

Este es un buen sistema para casas pequeñas de climas fríos, o para calentar de forma selectiva alguna habitación. Es el más eficiente de todos los seleccionados porque emite mucho calor y se alimenta de madera y distintos deshechos, por lo que el coste energético es muy reducido. Además, su instalación es sencilla, ya que sólo se necesita colocar la estufa en el lugar deseado e instalar el tubo de la chimenea de forma que le permita sacar el humo al exterior.

No obstante, por sus necesidades de instalación y consumo se suele reservar para zonas rurales, donde es más sencillo encontrar espacio tanto para la colocación de la chimenea como para almacenar la madera.

Aire acondicionado

Es un sistema adecuado para climas suaves y casas pequeñas o calefacción selectiva. Es el menos eficiente de todos, pero en zonas donde el frío no es intenso es una solución versátil para hacer frente a puntuales bajadas de temperatura, ya que instalaciones mayores conllevarían gastos innecesarios.

Es especialmente recomendable en zonas cálidas donde ya se haya instalado para el verano, de forma que no se necesite ningún gasto de montaje adicional. Pero siempre hay que tener en cuenta que su alcance es corto y que su uso continuado elevará considerablemente el consumo eléctrico y la factura de la luz.

Encuentra las mejores tarifas de gas

Cada hogar es diferente y, por lo tanto, elegir la mejor forma de calentarlo es muy importante para no gastar de más en gas. Sin embargo, elegir el sistema de calefacción adecuado no siempre supone un ahorro directo en tu factura. Para ayudarte a ahorrar tienes el comparador de tarifas de luz y gas de Rastreator, que te permite ver de manera sencilla, rápida y personalizada qué compañías ofrecen los mejores precios. Sólo tendrás que responder a un cuestionario que te llevará a la página de comparadores para que elijas la mejor tarifa de gas.