¡Humano! En Rastreator.com utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar tu experiencia ofreciéndote contenidos de tu interés. Puedes tener más detalles aquí. Entendemos que si sigues navegando, estás de acuerdo ;)

Dar de alta un nuevo contrato de la luz

4 minutos
  • Entrar en un piso de alquiler sin electricidad o mudarte a una casa de nueva construcción son motivos por los que dar de alta la luz
  • Es un trámite sencillo si se tiene claro qué pasos dar y cuál es la documentación necesaria

Dar de alta un nuevo contrato de la luz puede parecer una tarea difícil. Sin embargo, se trata de un trámite que no tiene que suponer una complicación excesiva si tienes claros los pasos a seguir y la documentación que te pedirán durante el proceso. Entrar en un piso de alquiler en el que el anterior inquilino dio de baja el contrato de la electricidad o mudarte a una casa de nueva construcción son algunos motivos por los que tendrás que enfrentarte a este cometido, pero no desesperes. En Rastreator.com te contamos todo lo que necesitas saber para que seas capaz de hacerlo sin morir en el intento.

Activación del punto de suministro

Para proceder a la activación del punto de suministro, lo mejor es que te pongas en contacto directamente con tu compañía distribuidora. Esta es la encargada de las infraestructuras que hacen que te llegue la luz a casa y, dependiendo de la ciudad en la que vivas, te tocará una u otra, ya que no es posible elegirla. Desde la compañía se encargarán de realizar la instalación. Sin embargo, también es posible que lo haga la empresa comercializadora con la que desees tener el contrato de la luz, que puede ser diferente de la anterior y la podrás elegir según tus necesidades. Ellos se pondrán en contacto con la distribuidora para que procedan a hacer el alta.

Documentación necesaria

Para realizar el alta de la luz en tu domicilio necesitarás disponer de estos documentos:

  • Copia del DNI, NIE o Certificado de Autónomos de la persona que será titular del nuevo contrato. En caso de ser una empresa, necesitarás una copia del Certificado de Identificación Fiscal (CIF) y especificar el cargo del solicitante.
  • Copia de la escritura de propiedad. Es posible que te pidan la copia de la escritura de la propiedad o, en su defecto, el contrato de alquiler.
  • Copia de la Cédula de habitabilidad de la vivienda y Licencia de Primera Ocupación si la vivienda es de nueva construcción. En el caso de un local o negocio, será necesaria la Licencia de Apertura.
  • Copia del Boletín Eléctrico de la Instalación (o Certificado de Instalación de Baja Tensión), firmado por un electricista acreditado y sellado por el organismo correspondiente.
  • Código Universal de Punto de Suministro (CUPS), en caso de que en la vivienda hubiera luz antes de que entraras a vivir y la hubiesen dado de baja. En este supuesto, el punto de suministro ya tendrá su CUPS asignado y la empresa distribuidora lo necesitará para proceder al alta de la electricidad.

¿Cuánto cuesta dar de alta la luz?

Dar de alta el suministro de la luz implica abonar a la distribuidora una serie de derechos, contemplados en el Real Decreto 1995/2000 del 1 de diciembre:

  • Derechos de acceso: se abonan tanto al contratar un nuevo suministro como al aumentar la potencia de uno ya existente. Dependen de la electricidad que quieras contratar y tiene un precio de 19,7 euros por kW solicitado. Por lo tanto, si necesitas una potencia de, por ejemplo, 3,45 kW, este trámite te costará 68 euros.
  • Derechos de extensión: es lo que hay que pagar por utilizar la infraestructura de la distribuidora. Supone un gasto de 17,37 euros por kW solicitado. En caso de que contrataras una potencia de 3,45 kW este concepto te costaría 60 euros.
  • Derechos de enganche y verificación: son 9,04 euros y se abonan cuando la instalación eléctrica de la vivienda se conecta a la red de suministro.
  • Depósito de garantía: por último, también se cobra una fianza o depósito de garantía, correspondiente a la estimación del coste de una factura mensual. Esta fianza se devolverá en el futuro en el momento de realizar la baja del contrato con la empresa distribuidora.

Todos estos conceptos serán cargados en la primera factura de la luz, por lo que es la comercializadora la que se encargará de pagar a la distribuidora por los servicios realizados.

Elegir la mejor tarifa de electricidad

Una vez tramitada el alta del nuevo suministro con la empresa distribuidora, podrás contratar libremente el precio de la factura de la luz con la empresa comercializadora que quieras. Realizar esta tarea también puede parecer complicado por la cantidad de empresas que hay en el mercado y las diferentes tarifas que ofrecen. El comparador de tarifas de electricidad de Rastreator.com es una herramienta muy útil en estos casos. En cuestión de pocos segundos podrás acceder a las ofertas que más se ajusten a tus necesidades económicas y de consumo. Podrás comparar precios y condiciones y elegir la que más te convenga.


COMPARAR TARIFAS DE LUZ Y GAS

Octubre 2018

¡Compártelo en redes!