Comparativa Alexa (Amazon Echo) y Asistente Google (Google Home)

4 minutos
  • Los asistentes personales están presentes en los teléfonos móviles y, en muchos hogares, también en forma de altavoces inteligentes
  • Grandes compañías tecnológicas como Google y Amazon están apostando por el desarrollo de los asistentes virtuales con el objetivo de que entren a formar parte del día a día de las personas

alexa-rastreatorLa introducción de la inteligencia artificial en los dispositivos de uso diario está cambiando la forma en la que realizamos muchas de nuestras tareas: desde la forma en la que se afrontan las búsquedas en Internet a cómo consumimos música online, por ejemplo.

Los asistentes personales están presentes en los teléfonos móviles y, en muchos hogares, también en forma de altavoces inteligentes. Estos altavoces responden a nuestras preguntas y también son capaces de realizar una gran variedad de tareas, como controlar las luces o la televisión, siempre que exista compatibilidad entre los dispositivos.

Grandes compañías tecnológicas como Google y Amazon están apostando por el desarrollo de los asistentes virtuales con el objetivo de que entren a formar parte del día a día de las personas. Con estos dispositivos, se pasa de la búsqueda en motores mediante texto, a un entorno más natural para los humanos: la voz. Esta es la principal razón de su auge, ya que proporcionan una forma más natural y cómoda de comunicación.

¿Qué es Alexa?

Alexa es el asistente virtual de Amazon. Fue lanzado en 2014, junto a una línea de altavoces inteligentes (Amazon Echo) y se controla mediante comandos de voz. El nombre fue elegido en honor a la biblioteca de Alejandría, pero también por su sencillez.

El funcionamiento de Alexa es parecido al del resto de asistentes. Para activar la escucha se debe pronunciar su nombre, en ese momento el altavoz o dispositivo inteligente en el que esté integrado se activa. Al dársele una orden mediante un comando de voz, el asistente reaccionará y ofrecerá una respuesta.

Aunque en un principio Alexa estaba vinculada a los altavoces inteligentes de Amazon, con el tiempo se liberó su código SDK y ahora está presente en una gran variedad de dispositivos, desde despertadores hasta microondas. Gracias a esta capacidad de implementación, Alexa es una referencia entre los asistentes, e incluso la compañía llegó a cerrar un acuerdo con Microsoft para integrarlo en Cortana.

Entre las funciones de Alexa se encuentran las siguientes:

  • Hacer llamadas de teléfono sin tener que coger el teléfono móvil, simplemente usando el comando “Alexa, llama a X” y utilizando el altavoz Echo como micrófono.
  • Crear recordatorios. Una de las funciones más útiles como configurar alarmas, preguntar qué días es o iniciar cronómetros.
  • Hacer la compra. Por ejemplo, si te quedas sin detergente, puedes decir: “Alexa, necesito detergente” y el asistente te dirá si hay disponible, sus precios y dónde puedes comprarlos. Puedes crear una lista de la compra que se guardará en tu móvil o realizar un pedido, que podrás seguir preguntando: Alexa, ¿cómo va mi pedido?
  • Funciones domóticas. Para esta función necesitarás una red WiFi. Alexa se convertirá en el centro de tu hogar. Si dispones de dispositivos conectados (bombillas, televisores, electrodomésticos), Alexa podrá controlar todo, desde bajar las luces hasta encender el televisor, cambiar de canal o subir el volumen.
  • Poner música. Otra de las funciones más básicas es la de utilizar el altavoz Echo como centro multimedia. Solo tienes que decir: “Alexa, pon música” y empezará a reproducir tus listas preferidas. Puedes configurar Alexa para que reproduzca música desde Spotify, YouTube o Amazon Music. También puedes pedirle que cante.
  • Gestionar calendarios. Puedes sincronizar los calendarios de Google, Apple o Microsoft con Alexa y tener todas tus citas y tareas en un solo lugar.
  • Conocer las noticias. También puedes configurar Alexa para que te muestre las noticias del día a una cierta hora, por ejemplo, durante el desayuno.

¿Qué es el Asistente de Google?

El Asistente de Google es la evolución de Google Voice Search, un servicio de búsquedas por voz que apareció en Android y Chrome en junio de 2011. Entonces, su funcionalidad era muy básica, aunque estableció las bases para las inteligencias artificiales de los asistentes.

El Asistente de Google fue evolucionando, pasando de ser un mero “extra” en la aplicación Allo de Google, a ser un asistente virtual en los teléfonos Pixel y en el altavoz Google Home. En 2017, el Asistente de Google, tal y como lo conocemos ahora, apareció en todos los teléfonos Android 6.0 (Marshmellow) o superior.

Google, igual que Amazon con Alexa, liberó el código y el Asistente de Google ha sido utilizado en otras compañías como JBL, LG o Sonos, que incluyeron al asistente virtual de Google en sus altavoces. Con el tiempo el Asistente de Google se incluyó también en algunos televisores inteligentes y finalmente se creó el Google Home Hub, un ecosistema completo de dispositivos en el hogar controlado por el asistente.

La principal característica del Asistente de Google es que es capaz de desarrollar una conversación bidireccional, lo que garantiza una interacción mucho más real y efectiva.

Para activar la escucha debes pronunciar: “Ok, Google”. Es entonces cuando podrás realizar tus preguntas y peticiones y esperar su respuesta. El Asistente de Google es como un secretario personal, estas son algunas de sus principales funciones:

  • Redactar correos para Gmail.
  • Realizar búsquedas por voz.
  • Crear recordatorios, establecer alarmas y gestionar tu agenda. Se puede preguntar: “Ok Google, ¿qué hay en el calendario para mañana?”
  • Ajuste y configuraciones de Google: desde el Asistente podrás abrir, por ejemplo, las configuraciones de privacidad de Google o revisar el historial de búsquedas de tu móvil.
  • Controlar el smartphone. Si tu teléfono tiene una cuenta de Google configurada, desde el Asistente podrás gestionar tu teléfono. Por ejemplo, podrás pedir que active o apague la linterna, que suba y baje el brillo de la pantalla.
  • Noticias e información: de la misma forma que hace Alexa puedes pedirle que te muestre las principales noticias del día.
  • Domótica: con dispositivos conectados y la aplicación Google Home Hub podrás controlar toda tu casa desde el Asistente.

¿En qué dispositivos se pueden utilizar Alexa y el Asistente de Google?

Alexa está disponible para toda la gama de altavoces inteligentes de Amazon, los Echo. A España han llegado seis: Amazon Echo, Echo Plus, Echo Spot, Echo Dot, Echo Sub y Amazon Smart Plug. En EEUU hay otros dispositivos con pantalla como el Amazon Show. Alexa también se integra en otros dispositivos como el Fire TV y muchos electrodomésticos de la gama Amazon Basics como microondas, enchufes y relojes. Amazon ha llegado también a acuerdos con marcas como Whirlpool, Samsung o Hisense.

Alexa está en televisores de LG, Sony y Toshiba, así como en automóviles Ford, Volkswagen y Toyota. También está disponible en equipos de sonido Phonos, Sonos y LG y en productos electrónicos (enchufes, bombillas, sensores e interruptores) de las marcas ADT, Belkin WeMo, Bryant, Osram, Philips Hue, Nest y otros. También formará parte de ordenadores personales con Microsoft y de fabricantes como Hacer, ASUS, HP y Lenovo. Por otra parte, Huawei ha presentado un altavoz inteligente con Alexa.

El Asistente de Google funciona en sus altavoces propios, el Google Home, el Home Mini y Home Max. Lenovo tiene su propio altavoz con pantalla, el Lenovo Smart Display con el asistente. Está presente en el Ecobee4, Honeywell Color y Nest Learning termostatos inteligentes que se conectan con Google Home y aprenden de las preferencias del usuario. Phillips dispone de Hue, una línea de luces inteligentes que se conectan a Google Home para crear ambientes y la serie Sengled Elements ofrece bombillas inteligentes que se pueden controlar con el Asistente de Google.

En cuanto a los electrodomésticos, desde iRobot, Frigidare hasta LG están fabricando dispositivos conectados. Whirlpool dispone de un horno con tecnología Scan-To-Cook que se conecta a la página principal de Google y permite trabajar con el Asistente con preguntas como: “Ok Google, precalienta el horno a 200 grados”.

Dispositivos propios

Amazon dispone de varios dispositivos propios, la gama Echo de Amazon:

  • Amazon Echo Dot: es la versión reducida (43x99x99 mm) y cuesta 34,99€. Está disponible en color gris claro, gris oscuro y negro. Dispone de conectividad WiFi de doble banda, Bluetooth y perfil remoto de vídeo y audio. Dispone de Alexa y es compatible con Fire OS, Android e iOS. Tiene funciones de manos libres y drop in para conectar con otros altavoces Echo.
  • Amazon Echo: un altavoz inteligente con tecnología Dolby incorporada que permite difusión 360º del sonido. Permite drop in con otros altavoces Echo para crear ambientes de sonido. Reproduce música desde Amazon Music, Spotify, Deezer o Apple Music mediante Alexa. Permite controlar los dispositivos conectados del hogar. Está disponible en cuatro colores. El Echo tiene un precio de 79,99 euros,
  • Echo Plus: Una versión superior del Echo, que dispone de un controlador de hogar digital Zigbee incorporado. Con tecnología Dolby para sonido envolvente 360. Reproduce música con Alexa, realiza llamadas de teléfono en modo manos libres y permite controlar los dispositivos inteligentes conectados. Dispone de un sensor de temperatura. El Echo Plus tiene un precio de 149,99€.

Y estos son los de Google Home:

  • Google Home: el altavoz inteligente de Google tiene unas dimensiones de 142,33×96 mm y un peso de 477 gramos. Se controla por voz, dispone de conexión WiFi y Bluetooth y permite controlar los dispositivos conectados al Asistente de Google, así como responder a llamadas de teléfono en modo manos libres. Tiene un precio de 149 euros.
  • Google Home Mini: el Home Mini es la versión reducida, en forma de moneda, tiene unas medidas de 98×42 mm y un peso de 173 gramos. En este caso no dispone de controles táctiles, por lo que solo funciona por comandos de voz. Se conecta por WiFi y Bluetooth y con él se pueden controlar los dispositivos conectados mediante el Asistente de Google y responder a llamadas en modo manos libres. Cuesta 59 euros.

¿Cuál es mejor de los dos y por qué?

Lanzar una respuesta a esta pregunta es complicado, ya que ambos asistentes tienen muchas opciones y cada uno es ideal para un tipo de usuario concreto. En el caso de la voz, el asistente de Google dispone de diferentes opciones para escoger, mientras que Alexa cuenta con una sola voz, aunque se le pueden cambiar los acentos (en habla inglesa). Por su parte, en conversaciones el Asistente de Google parece funcionar de manera más natural, a pesar de que su comando de activación (“Ok, Google”) es mucho menos natural que el de Alexa.

El Asistente de Google tiene una función nueva, llamada Dúplex, que le permite realizar llamadas en tu nombre. Gracias a esta nueva tecnología, la voz suena increíblemente real. Alexa también puede realizar llamadas en tu nombre, aunque no tiene la tecnología Dúplex.

En general, el Asistente de Google ofrece mejores opciones de control sobre los dispositivos, además de tener una inteligencia tan desarrollada que te permite disfrutar de conversaciones bidireccionales con él.

En cuanto a los dispositivos en los que están presentes, Alexa está empezando a introducirse, mientras que el Asistente de Google ya está presente en más de 1000 altavoces inteligentes de varias marcas. Con todo esto, el Asistente de Google sería la mejor opción, ya que dispone de mejores funcionalidades y su acceso es mucho más sencillo.