Cómo viajar barato o incluso gratis

  • Viajar sin gastar una gran cantidad de dinero es posible si se tiene la mente abierta y ganas de vivir una experiencia diferente
  • Actualmente existen concursos cuyo ganador puede viajar gratis por el mundo a cambio de contar todo lo que ve y experimenta

A los españoles cada vez les gusta más viajar y si es sin gastar un euro, mejor. Lo demuestran las 11.680 solicitudes de jóvenes de 18 años que se presentaron en junio de 2018 para conseguir una de las 1.364 plazas gratis de Interrail asignadas a nuestro país por la Unión Europea (UE). Lo cierto es que viajar es una tendencia al alza. Durante el primer trimestre de 2018, según la encuesta de turismo de residentes del INE, se realizaron 40,7 millones de viajes, un 3,7% más que en el mismo periodo el año anterior.

De estos desplazamientos, según el INE, el 42,7% fue con motivo de ocio, recreo y vacaciones. El 91% fueron en territorio nacional y un 9% en el extranjero, en concreto 3.675.065 desplazamientos se realizaron fuera de España. En estos viajes, el hotel es la opción preferida por la mitad de los españoles. Sin embargo, un 32,1% busca una experiencia diferente y se hospeda en otro tipo de alojamientos más baratos e incluso gratis. En muchas ocasiones, estas alternativas incluyen en el precio una o varias comidas al día. También existen otras formas de transporte que apenas implican gasto. ¿Quieres saber cómo hacer de tu viaje una experiencia más enriquecedora y, prácticamente, gratis? Sigue leyendo.

Principales gastos durante un viaje: alojamiento, transporte y comida

Según el V Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente realizado por Rastreator.com, el 60,4% de los españoles realiza más de un viaje de ocio al año a los que destinan, de media, 937 euros. Se trata de un desembolso elevado que se intenta reducir por todos los medios. Sin embargo, es difícil recortar los principales gastos relacionados con los viajes: transporte, alojamiento y comidas.

Para poder realizar un desplazamiento es necesario contar con un medio de transporte. Dependiendo de la distancia y el destino, uno será más económico en tiempo y coste que otro. El coche propio o alquilado es útil para trayectos de corta o media distancia, uniéndolo a barco o ferry si es necesario realizar una parte del recorrido por mar. El tren puede ser buena opción tanto para todo tipo de trayectos. En otros casos es más fácil e, incluso, más barato tomar un avión directamente al destino. Dependiendo del momento en que se adquiere el vuelo, puede salir más caro o más barato ya que un mismo asiento llega a tener muchos precios diferentes.

En cuanto al alojamiento, dependiendo de las comodidades de las que se quiera disfrutar y de la experiencia que se quiera vivir, será más adecuada una opción u otra. Los hoteles pueden ser más cómodos si se tiene intención de pasar unos días relajados, sin necesidad de relacionarse demasiado con los demás huéspedes. En los albergues y hostales, sin embargo, la experiencia se comparte con otros viajeros, ya que, aunque suelen tener algunas habitaciones individuales y dobles, lo normal es alojarse en habitaciones múltiples con literas. Cada viajero tiene su cama pero el espacio y el baño es de uso común.

Por otra parte, las comidas son imprescindibles y, en muchas ocasiones, una parte fundamental para conocer una ciudad o un país diferente. Como con el alojamiento, el gasto en este punto dependerá de lo que cada viajero quiera. Se puede saborear la gastronomía del lugar tanto en puestos callejeros, por muy poco dinero, como en restaurantes por algo o bastante más. Hay sitios en los que hay mayor tradición culinaria en las calles, por lo que es más fácil comer barato y otros en los que no tanto, pero siempre existen opciones más económicas para bolsillos más ajustados, solo hay que buscarlas.

Cómo alojarse gratis

El hospedaje es un punto importante que marca la trayectoria de un viaje, no es lo mismo dormir en un hotel de cinco estrellas que en una habitación compartida en un albergue. Depende de la experiencia que se quiera tener y la forma de viajar de cada uno. Para que el viaje resulte muy barato o incluso gratis, es necesario renunciar a ciertos lujos, que en muchas ocasiones el mochilero ni siquiera se había planteado. Hay que olvidarse de los desayunos en la cama y la limpieza de habitaciones. Estas formas de alojamiento están repletas de personas que quieren conocer a viajeros, de ayuda mutua y de respeto.

Dormir completamente gratis

Existen muchas maneras de tener cama y un techo bajo el que dormir gratis: los anfitriones lo ofrecen de forma altruista, únicamente porque les gusta la gente o porque quieren hablar otros idiomas. Para encontrar hospedajes que no conllevan ningún gasto existe Couchsurfing, una plataforma que pone en contacto a personas que ofrecen un lugar donde dormir y a viajeros que lo necesiten. En muchas ocasiones, los hosts invitan a sus huéspedes a hacer visitas por la ciudad o les proporcionan información útil para que su experiencia sea más productiva.

Para los montañeros también existe una forma de dormir gratis que, a menudo, no está documentada, al contrario que ocurre con los refugios privados. Los lugares donde pernoctar en la sierra sin desembolsar ni un euro son un conocimiento que se transmite entre montañeros pero que no suele estar registrado en las guías. En la web Refugios libres los están documentando poco a poco para que los amantes de las caminatas puedan pasar la noche al aire libre.

Cama y comida a cambio de trabajo

Existen páginas web de hospedaje que permiten al viajero visitar países muy diferentes prestando cualquier tipo de ayuda a cambio de una cama y un plato de comida. Una de las que ofrecen este servicio es HelpX, a través de la cual el mochilero puede acceder a una amplia oferta de trabajos, generalmente en granjas y hostales, alrededor del mundo. Desde Australia a Perú, los interesados tienen la oportunidad de ayudar durante parte del día en el lugar en que se hospedan y el resto del tiempo dedicarlo a recorrer la ciudad.

Casa por cuidar de una mascota

Los amantes de los animales están de suerte si quieren alojarse gratuitamente en una casa. TrustedHousesitters es una plataforma a través de la que se puede conseguir alojamiento a cambio de cuidar a la mascota de los dueños. Se trata de un intercambio, los propietarios de la casa pueden irse de vacaciones sabiendo que su mascota estará bien atendida mientras el cuidador recibe a cambio de cuidar de un perro, un gato o unas gallinas, un lugar donde pasar unos días de descanso.

Intercambio de casas

El universo del intercambio de casas tiene ya muchos años y es conocido por la mayoría de los viajeros frecuentes. Guesttoguest ya cuenta, según su web, con 386.040 casas en 187 países. Este método se basa en hacer un trueque de hogares durante un tiempo determinado. De esta forma, es posible disfrutar gratuitamente de un lugar para pasar sus vacaciones. Para la seguridad de ambas partes, el servicio cuenta con la posibilidad de adquirir un seguro y establecer una fianza para el visitante.

Cómo comer gastando muy poco

No es ningún secreto que para ahorrar en comidas durante un viaje lo mejor es evitar los bares y restaurantes y comprar en un supermercado. Puede que cocinar no sea lo más apetecible durante unas vacaciones, pero sí es lo más barato. Una forma de ahorrar aún más es buscar supermercados donde venden comida con fecha de caducidad próxima. Estos alimentos se liquidan a un precio más bajo que en el resto de tiendas de comestibles para así garantizar su venta y evitar tener que desecharlos. Es una forma de ahorrar y también de luchar en contra del desperdicio de comida.

Cómo hacer trayectos baratos

Muchas veces el transporte es la parte más cara de un viaje y poco podemos hacer para reducirlo. Existen alternativas a los transportes tradicionales que permiten viajar entre diferentes ciudades o países haciendo un gasto muy inferior que si se hiciera en autobús, tren o avión.

En el coche de otro

A la hora de viajar, muchas veces pensamos que la única forma de ahorrar es encontrar la mejor oferta en Internet. Sin embargo, aunque se trata de una buena opción en la mayoría de los casos, hay algunas formas de viajar que no implican tener que pagar un billete de avión o tren. El autostop es una alternativa a los métodos convencionales de transporte que, aunque puede parecer poco segura y hay que tomar algunas precauciones, puede llegar a ser muy cómoda. La web Hitchwiki ofrece a los viajeros información sobre los puntos en los que es mejor hacer autostop, basados en consejos de otros mochileros que han estado antes en el lugar.

Si esperar a que un desconocido lleve al viajero en su coche no es una opción, desplazarse en un vehículo de alquiler sin necesidad de pagar demasiado por él puede ser la solución más barata. Se trata de la relocation, la forma que tienen las empresas de alquiler de mover vehículos de un lugar a otro sin necesidad de enviar a un trabajador a hacerlo a través de la web Imoova. Muchas de estas compañías permiten al cliente dejar el vehículo en una ciudad diferente a la que lo adquirieron, por lo que es posible hacer este trayecto con un coste muy bajo. La empresa da unos días determinados para llevar a cabo el trayecto pero, por lo demás, se puede utilizar para lo que se quiera, siempre y cuando el coche esté en el destino el día acordado. Australia, Nueva Zelanda, EEUU y Canadá son los países en los que más se lleva a cabo esta práctica, mientras que en Europa se está empezando a implantar.

Como tripulante de barco

Para aquellos a los que les gusta aventurarse a probar cosas nuevas, quizás el barcostop puede ser una buena alternativa para viajar por el mundo atravesando los mares. Hay varias webs de pago y otras gratuitas como Findacrew, que funciona como una red social en las que dueños de embarcaciones buscan tripulación, cocineros, fotógrafos, etc. y hay personas que buscan un trabajo en un barco, compartir gastos de un trayecto o embarcarse para conocer el planeta desde otro punto de vista. Dependiendo de la opción que se elija,  puede tener algún precio o ninguno, si lo que se busca es trabajar a cambio del transporte, lo cual se acuerda antes de realizar el viaje.

Concursos para viajar gratis

Actualmente suelen salir de forma regular concursos de escritura o fotografía cuyo premio es viajar alrededor del mundo completamente gratis. Algunos de ellos ofrecen un salario a cambio de contar todas las aventuras que el viajero va experimentando o tomar fotos de las extraordinarias localizaciones que visita. Dependiendo de la empresa que lance la competición, el ganador suele tener cubiertos los vuelos y los trayectos en el país o países y algunas o todas las comidas. La aerolínea LATAM lanzó el año pasado un concurso de fotografía cuyos ganadores podían viajar gratis y en solitario por Latinoamérica durante varios meses, fotografiando y contando todo lo que iban experimentando. Esta forma de explorar el planeta no es sencilla, pues suelen tener miles de solicitudes. Sin embargo, con un poco de imaginación a la hora de hacer la candidatura, todo es posible.

Compara vuelos, hoteles, billetes de tren…

Si se opta por una de las opciones de alojamiento gratuito, es posible que sea necesario buscar un medio de transporte para llegar al destino. Si se trata de un país lejano, lo más adecuado es buscar un vuelo barato o un billete de tren y evitar tener que tomar varios transportes diferentes. Si no hay mar de por medio, el coche de alquiler también puede ser buena elección para llegar a un lugar o recorrerlo por carretera.

No todas las opciones de hospedaje gratuito son acogidas de buen gusto por los viajeros. Por ello, si éstas no se adaptan a las necesidades del usuario, lo más recomendable es comparar precios en el buscador de hoteles o de apartamentos vacacionales de Rastreator.com, una herramienta que hace que el proceso sea más rápido y sencillo.

Julio 2018


COMPARAR VUELOS, HOTELES Y VIAJES

¿Te ha resultado interesante?

¡Gracias por darnos tu opinión!

Angela SanzRastreator.com