Por qué alquilar un coche para viajar

  • No siempre es del todo necesario tener un coche y, simplemente, podemos alquilarlo en momentos puntuales
  • El hecho de no comprar un coche permite a los usuarios elegir el modelo adecuado para cada momento

Alquilar un coche en vacaciones es una opción interesante para los viajeros. No tener que estar pendiente de los horarios de tren, evitar largas esperas en un aeropuerto o no viajar apretado en un autobús, entre otras situaciones, son puntos a favor de desplazarse en coche. Además, poder modificar el plan inicial si es necesario también es un beneficio que aporta alquilar un coche para viajar. Es una alternativa que brinda la posibilidad de moverse sin problemas mientras se está de vacaciones sin depender de los horarios y evitando la poca flexibilidad del transporte público.

Un coche ofrece plena autonomía para visitar el destino elegido. Por supuesto, hay personas que realizan este tipo de viajes con su propio coche, sin embargo, cada vez son más las que deciden alquilar un coche por unos días. La previsión del sector estima un incremento de entre un 5 y un 10% más con respecto a 2016, según datos recogidos por la Federación Nacional Empresarial de Alquiler de Vehículos con y sin conductor (FENEVAL).

Ahorrar alquilando un coche

Comprar un coche es una decisión que la mayoría de ciudadanos valoran, pero tener un vehículo en propiedad supone más gastos que lo que a priori se nos pasa por la cabeza. Y es que, hay que pensar que no solo hay que pagar el precio, a ello hay que añadir muchos más gastos adicionales como las revisiones periódicas, combustible o el seguro de Coche, entre otros.

No siempre tener vehículo es del todo necesario y, simplemente, podemos alquilarlo en momentos puntuales como las vacaciones, evitando al propietario pagar las revisiones de puesta a punto previas a un largo viaje.

Elegir modelo de coche

El hecho de no comprar un coche permite a los usuarios elegir el modelo adecuado para cada momento porque no siempre necesitamos las mismas prestaciones de un vehículo. Un viaje es único e irrepetible por la compañía, las características del terreno por el que vayamos a circular o, simplemente, el destino. Por ello, alquilar un coche facilita al viajero encontrar lo que necesita para cada ocasión.

Un coche más grande

Un problema habitual al viajar en coche es la falta de espacio. Y es que el vehículo que resulta suficiente para ir a trabajar o hacer la compra a lo largo del año puede quedarse pequeño cuando se quiere salir de vacaciones. No es lo mismo guardar las bolsas de la compra o la mochila del gimnasio que el equipaje de cuatro o cinco personas para una semana, de la misma manera que es distinto sentarse apretados en un trayecto de diez minutos que en uno de cinco horas.

Por eso, para familias grandes o un buen grupo de amigos, puede ser una buena opción dejar el coche particular en el garaje durante las vacaciones y hacerse con uno más grande por unos días. Multitud de compañías de alquiler ofrecen todo tipo de vehículos grandes, como SUVs o monovolúmenes, que se adaptan mejor a este tipo de circunstancias que el coche del día a día.

Uno más exclusivo

Los amantes de los coches tienen claro que no son cuatro ruedas y un motor que les lleva a sitios, sino también una manera de disfrutar del camino. Coches descapotables o potentes deportivos hacen las delicias de los aficionados al motor, pero no son coches para todos los días.

Son poco prácticos, sin apenas maletero, exigentes con el mantenimiento y cuestan terriblemente caros. Suficientes problemas para que muchos conductores no se puedan plantear hacerse con uno, o al menos no comprarlo.

Sin embargo, no hace falta ser el dueño de un descapotable para disfrutar de la brisa en la cara por una carretera secundaria. Las empresas de alquiler de vehículos tienen claro que muchos conductores quieren un coche mejor para pasar las vacaciones y ofrecen una buena cantidad de opciones para disfrutar por unos días a un precio asequible.

Comparar coches de alquiler

Factores como la disponibilidad absoluta de las compañías, el ahorro que supone o la adaptación de las empresas al cliente, hacen que alquilar un coche para las vacaciones sea especialmente cómodo.

Eso sí, antes de iniciar el proceso es recomendable utilizar un comparador como el de Rastreator.com, que permite comparar en tiempo real los precios y ver las distintas opciones que ofrecen las compañías según las necesidades y características de cada usuario.


COMPARAR COCHES DE ALQUILER

María ÁlvarezRastreator.com