El seguro en el coche de alquiler

  • Los coches de alquiler tienen un seguro de Responsabilidad Civil, pero es posible contratar más coberturas.
  • Daños, asistencia o lunas y ruedas son algunas de las garantías disponibles para coches de alquiler.

Cuando se conduce un vehículo en propiedad se es el responsable de los daños que se puedan ocasionar a terceros con él o incluso de los que pueda sufrir el propio conductor. Lo mismo sucede cuando se alquila uno. Durante el tiempo en el que se dispone personalmente del coche el usuario actúa como si fuera su propietario, por lo que la responsabilidad de lo que acontezca es suya. Para viajar es esencial hacerlo protegido. Es por ello que las empresas de alquiler de coche incluyen por defecto un seguro de Coche a Terceros para garantizar, como mínimo, su Responsabilidad Civil, tal y como fija la ley para todos los vehículos que circulan por el territorio español, sean propios o arrendados.

Asegurado aunque de alquiler

Al igual que un vehículo particular debe tener un seguro de Responsabilidad Civil, las empresas del sector están obligadas a incluir en el precio del alquiler un seguro básico para su flota automovilística. Sin embargo, a esta cobertura se puede añadir la garantía de daños al vehículo, de protección contra robo o de lunas, entre otras. Todo dependerá de la cuantía que la persona que lo alquile esté dispuesta a pagar por su protección.

Además, en el caso de que se contrate una ampliación de las coberturas hacia el Todo Riesgo la mayoría de las empresas ofrecen la posibilidad de vincularlo a una franquicia para que el usuario pueda abonar un precio menor por el alquiler aunque la cobertura sea completa.

Tipos de seguro de los coches de alquiler

Las empresas de “rent a car” suelen ofrecer a sus clientes varias opciones de seguro de Coche, entre las que se encuentran CDW, TP y TW. Algo que tienen en común todos ellos es la existencia de un importe de máximos, es decir, una cantidad máxima hasta la que el seguro se hace responsable del siniestro. Si se supera ese importe el resto corre a cargo del conductor del vehículo alquilado. Además, la mayoría de ellos presenta una serie de exclusiones a sus coberturas, como pueden ser las negligencias o imprudencias del conductor. Todo ello debe indicarse en los Términos y Condiciones del contrato firmado al alquilar el coche.

Seguro de Responsabilidad Civil

El seguro incluido por norma general en el alquiler de vehículos es el obligatorio, el de Responsabilidad Civil. Cubre la responsabilidad del conductor frente a daños personales o materiales que pueda ocasionar a terceros hasta una cantidad que está limitada para cada siniestro.

Seguros con exención de responsabilidad por daños de colisión: CDW o LDW

Los seguros CDW (Collision Damage Waiver) o LDW (Loss Damage Waiver) o de exención de responsabilidad por daños de colisión son aquellos que eximen al conductor de responsabilidad económica por daños causados en el vehículo como consecuencia de un accidente. Según la empresa, es posible que se pueda cubrir sólo una parte o el total de los costes. Además, muchos excluyen de esta cobertura los daños causados por vandalismo y puede no aplicarse esta garantía a partes del vehículo como las ruedas, el techo o el parabrisas.

Seguro de protección contra robo: TP o TW

El seguro de TW (Theft Waiver), TP (Theft Protection) o Exención por Robo, según la empresa, cubre el valor del vehículo en caso de que sea robado. Con este seguro la responsabilidad del arrendatario si se pierde o daña el vehículo por robo o tentativa queda anulada y es la empresa aseguradora la que se hace cargo. Sin embargo, esta cobertura suele estar vinculada a una franquicia, por lo que el conductor se responsabiliza de la cuantía estipulada en el contrato y la compañía hace frente a la restante, de esta manera, al contratarlo el usuario se exime parcialmente.

Seguro de Asistencia: PAI

Por otro lado, el PAI (Personal Accident Protection) es el que cubre personalmente al conductor y los ocupantes del vehículo en el caso de sufrir un accidente de tráfico. Puede garantizar desde los gastos médicos hasta la invalidez o defunción, y suele tener distintos límites según cada caso, aunque siempre fijados en la póliza.

El seguro de Asistencia también puede incluir el robo del equipaje que se encuentre en el coche de alquiler así como su deterioro.

Cobertura de lunas y ruedas

A la hora de alquilar un coche también es posible contratar un seguro que cubra los daños que puedan sufrir las ruedas o lunas del mismo. Con esta póliza el arrendatario no se responsabiliza de los siniestros que acontezcan en estas partes del vehículo.

Reembolso de la franquicia: DER

Existen algunas empresas de alquiler de coches que disponen de un servicio de reembolso o devolución de la franquicia por daños, DER por sus siglas en inglés (Damage Excess Refund). Este producto permite al usuario no asumir el importe de la franquicia en caso de accidente, aunque no haya contratado un seguro a Todo Riesgo ya que, aunque en principio tiene que desembolsarla, posteriormente le es reintegrada. La principal diferencia con las coberturas de éste es que con reembolso de franquicia, en caso de accidente se produce el cobro de ésta y es a posteriori cuando se devuelve. El desembolso funciona de la siguiente manera: tras sufrir un accidente el conductor debería abonar a su compañía la cuantía estipulada como franquicia para correr con esos gastos, sin embargo, si se tiene contratada esta cobertura, tras entregársela a la empresa la aseguradora se la reembolsa, por lo que no pierde ese importe. Es decir, da derecho al reembolso del dinero abonado en concepto de franquicia.

Otros seguros para el alquiler

Además de los propios seguros de Coche contratados para los vehículos de alquiler, algunas tarjetas de crédito ofrecen garantías para éstos y en ocasiones la póliza del coche particular, si se tiene, puede extenderse al de alquiler mediante un traspaso de coberturas.

La franquicia en el seguro de Coche de alquiler

Hablar de franquicia en el alquiler de coche no es lo mismo que hablar de depósito. Mientras que las compañías suelen solicitar al arrendatario una cuantía como depósito, que permanecerá inmovilizada en la tarjeta o será abonada previamente a la operación, la franquicia no tiene por qué suponer un desembolso ni una limitación en la cuenta bancaria del usuario.

¿Qué es la franquicia en el seguro de Coche de alquiler?

Cuando se contrata un seguro algunas de sus coberturas pueden estar sujetas a una franquicia. Esto quiere decir que en caso de siniestro sobre la garantía franquiciada el usuario que ha alquilado el vehículo debe pagar parte del coste, concretamente hasta la cuantía fijada como franquicia. Así, si se ha fijado en 300 euros y el incidente en sí conlleva un pago de 500 euros, el cliente debe pagar los primeros 300 euros y del resto del abono se hace cargo la compañía aseguradora contratada.

Esta franquicia puede aplicarse sobre todo el seguro, incluida la Responsabilidad Civil, pero también exclusivamente sobre alguna de sus coberturas. Si, por ejemplo, la cobertura que tiene franquicia es la de robo y a la persona que ha alquilado el vehículo se lo sustraen, éste tiene que hacerse cargo de parte del coste de la franquicia.

Seguro, ¿con o sin franquicia?

Las empresas proveedoras de coches de alquiler suelen ofrecer a sus clientes la posibilidad de contratar el seguro más amplio o limitado vinculándolo a una franquicia o bien sin ella. Dependiendo de si la tiene o no el precio del alquiler variará, siendo más caro en el caso de contratar un seguro a Todo Riesgo sin franquicia. Contratando un seguro con garantías adicionales a la Responsabilidad Civil el usuario se garantiza no llevarse sustos en su factura, pero para evitar realmente cargos añadidos, la mejor opción puede ser cubrirse en caso de accidentes mayores y hacerlo sin franquicia.

El “rent a car” y el territorio extranjero

En el caso de que el usuario desee circular por territorio extranjero con el coche alquilado debe informar a la compañía para que ésta le dé su consentimiento y extienda la cobertura del seguro, de lo contrario se estaría incurriendo en una falta porque se circularía sin la cobertura del seguro obligatorio. Algunas empresas de “rent a car” obligan a sus clientes a contratar un seguro de Asistencia Internacional en el caso de que quieran salir del país con el mismo, y tiene un coste superior al que se contrataría para el interior de España.

Alquila un coche, seguro

Al alquilar un coche es importante hacerlo con un buen seguro. Con cobertura de robo, de daños personales o simplemente de Responsabilidad Civil. La elección está en manos del propio contratante, al igual que hacerlo con o sin franquicia. Es importante comprobar cada detalle de la póliza en el contrato para tener claro hasta dónde llegan las garantías. Debes conducir seguro ya sea en un coche alquilado o en el tuyo propio. Además, lo mismo que para elegir la mejor póliza es preciso comparar coberturas y precios, también lo es para encontrar el mejor coche de alquiler. Rastreator.com te permite alquilar un vehículo de manera, rápida, sencilla y económica.


COMPARAR COCHES DE ALQUILER

Eva GonzálezRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Alquiler de coches