Seguros “low cost” para motos

El bajo coste ya no es un término tan solo aplicable a las aerolíneas y agencias de viaje. También ha llegado al mundo de los seguros. Algunas pólizas para motos brindan descuentos de hasta el 50% a los buenos conductores, por el hecho de no haber cometido infracciones ni penalizaciones. Incluso se comercializan pólizas con pequeñas indemnizaciones ante demoras en los servicios prestados. Esta estrategia de las aseguradoras de cobrar cuotas de menor cuantía en determinados supuestos puede entenderse como un recurso para captar y fidelizar clientes. Bienvenida sea, en todo caso, en la medida en que sirve para aliviar el bolsillo de los aficionados a las motos. Y es que, el “gancho” no es nada desdeñable, a tenor del coste medio de los seguros de moto, que oscilan entre los 200 y 1.100 euros anuales, en función de las variables que se introduzcan en su formalización.

Desde las motocicletas más tradicionales a las scooters, quads o trails, sin olvidar las eléctricas. Cualquier moto o ciclomotor solo debe circular con el seguro obligatorio, como mínimo. Pero merece la pena informarse a fondo antes de firmar nada para detectar las propuestas que incluyan cualquier novedad favorable, como este descuento que comentamos por no tener accidentes en el “historial”. Otros parámetros que igualmente pueden repercutir en una bonificación del precio a pagar suelen estar relacionados con la antigüedad de la moto, la edad del conductor, el aparcamiento (garaje individual o colectivo, calle…) y el uso regular que se hace de este medio de transporte. Además, la cilindrada es un factor determinante para encarecer el precio del seguro de moto, de forma que cuanto mayor sea ésta, más elevada será la cantidad que habrá que desembolsar todos los años.

Con todo esto por delante, los seguros de moto habituales parten de unas garantías básicas (responsabilidad civil obligatoria, defensa jurídica, reclamación de daños, asistencia en viaje…) A partir de aquí, amplían las coberturas: daños propios o por colisión, accidentes personales, incendio, robo… Tampoco faltan coberturas especializadas para la elección de taller, la posibilidad de financiar el pago de la prima y una atención telefónica personalizada. A ello se suma que cada vez más aseguradoras se inclinan por ofrecer a sus clientes la posibilidad de beneficiarse de un servicio de consultoría sobre el automóvil.

Como puede comprobarse online en portales especialistas como Rastreator, los tipos de póliza mayoritarios son:

  • A terceros, cuyo coste anual es el más económico de todas las propuestas: basta desembolsar entre 200 y 600 euros.
  • A terceros, pero ampliado a otras coberturas, como incendio o robo, para los usuarios más exigentes que contraten este mismo producto, si bien la prima anual se eleva hasta 700 e incluso, 800 euros.
  • A todo riesgo, que son las más caras del mercado asegurador. Tienen un presupuesto anual de entre 900 y 1.200 euros de media, pero a cambio se reciben mejores prestaciones y más completas.

COMPARAR SEGUROS DE MOTO

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...