PIAS, ¿alternativa como instrumento de ahorro?

  • El PIAS es un seguro de Vida Ahorro.
  • La aportación máxima anual es de 8.000 euros y el ahorro acumulado no puede superar los 240.000 euros.

Durante los 6 primeros meses de 2015 los Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS) han alcanzado los 7.194 millones de euros de ahorro gestionado, lo que se traduce en un crecimiento interanual de un 40%, según informó la patronal del seguro Unespa.

Cada vez son más los que se decantan por un seguro de Vida como los PIAS como un instrumento de inversión y ahorro para protegerse de cara al futuro. Saber qué es y cómo funciona exactamente este producto es esencial para saber si se trata del producto adecuado cuando se desea contratar un seguro de Vida Ahorro.

¿Qué es un Plan Individual de Ahorro Sistemático (PIAS)?

Un Plan Individual de Ahorro Sistematizado, más conocido como PIAS, es un seguro de Vida Ahorro a través del cual los contribuyentes, (que serán a la vez tomador, asegurado y beneficiario) van haciendo aportaciones únicas o periódicas con el fin de constituir una renta vitalicia asegurada.

Los PIAS vienen regulados por la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas

Este instrumento de ahorro entró en vigor el 1 de enero de 2007 con la publicación en el BOE de Ley 35/2006, de 28 de Noviembre, recientemente modificada por la Ley 26/2014, de 27 de noviembre, que dio luz verde a la última reforma fiscal.

Prima máxima anual: 8.000 euros

La aportación máxima que el asegurado podrá realizar a su plan individual de ahorro sistemático será de 8.000 euros y el ahorro máximo que se podrá tener acumulado no podrá superar los 240.000 euros por contribuyente.

¿Cómo y cuándo se puede recuperar el dinero?

Los planes individuales de ahorro sistemático tienen como finalidad ofrecer al asegurado una renta vitalicia con la que completar la pensión recibida cuando deje de trabajar. Ahora bien, no es necesario que el contribuyente espere al momento de su jubilación para poder disfrutar de su PIAS. La manera que tiene un usuario de recuperar el dinero invertido así como los intereses que se hubieran podido generar es a través de un rescate, que puede ser parcial o total. Ahora bien, el tiempo mínimo que debe transcurrir para poder rescatar un PIAS suele ser de 1 año desde el inicio del contrato.

El rescate total da lugar a la extinción del contrato que une al usuario con la aseguradora mientras que el rescate parcial mantiene la vigencia del PIAS ya que el cliente dispone sólo de una parte del capital acumulado.

Por otro lado, en caso de que el asegurado fallezca antes de que se constituya la renta vitalicia será la persona o personas designadas como beneficiarios las que reciban el fondo acumulado hasta el mes anterior al de la muerte del asegurado más un capital adicional por un porcentaje de ese fondo.

Movilización entre PIAS

Si un asegurado tiene contratados varios PIAS podrá, si lo desea, movilizar el fondo acumulado de uno a otro ya sea de forma total o parcial.

Fiscalidad de los PIAS

Una de las principales características de estos productos de ahorro y que los diferencian de otros como los planes de pensiones es su ventaja fiscal. Y es que las aportaciones están exentas de tributación al igual que la rentabilidad obtenida siempre y cuando en el momento de la constitución de la renta vitalicia hayan transcurrido 5 años desde el pago de la primera prima.

Fijar en 5 años el periodo a partir del cual los clientes podrán beneficiarse de esta exención fiscal es algo relativamente nuevo ya que antes de la reforma fiscal que entró en vigor el 1 de enero de 2015 el tiempo mínimo que debía de transcurrir para poder beneficiarse de esta ventaja fiscal eran 10 años.

Ahora bien, en el caso de que el asegurado decida no cobrar el PIAS en forma de renta vitalicia sino que opte por recibirlo como capital entonces deberá tributarse por la rentabilidad obtenida como rendimiento del capital mobiliario.

Transformación de seguros de Vida en PIAS

La legislación vigente permite que aquellos seguros de Vida que se formalizaran antes de 1 de enero de 2007 se podrán convertir en un PIAS si en el momento en el que se constituya la renta vitalicia el tomador, el asegurado y el beneficiario es a su vez el contribuyente. Ahora bien, será imprescindible que la aportación anual no supere los 8.000 euros, que el importe acumulado de primas no esté por encima de los 240.000 euros y que hayan pasado más de 5 años desde que se pagó la primera prima.

El seguro de Vida Ahorro, como el PIAS, es un seguro para caso de vida. Si lo que se desea es proteger a la familia en caso de fallecimiento entonces el seguro que se debe contratar es uno de Vida Riesgo.

Este producto se suele contratar para cubrir una hipoteca o proteger a los seres queridos frente a la pérdida de ingresos que supondría la falta del cabeza de familia. Rastreator.com te permite comparar en apenas unos segundos entre un gran número de compañías para que localices el producto de vida que más se adapta a ti.

Diciembre de 2015
COMPARAR SEGUROS DE VIDA

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Vida