Descubre las distintas hipotecas de Abanca

  • Las hipotecas de Abanca se caracterizan por ser sencillas, fáciles de contratar y sin comisiones.
  • La hipoteca Mari Carmen de Abanca está disponible en modalidad fija y variable.
  • Sus hipotecas ofrecen hasta un 80% del valor del inmueble. Aunque es posible negociar un porcentaje mayor.

En ocasiones, el proceso de adquisición de una vivienda es largo y complicado. Además, algunas de las hipotecas del mercado exigen demasiadas condiciones o resulta difícil entender cuáles son sus ventajas e inconvenientes. 

Por este motivo, Abanca ha diseñado unas hipotecas sencillas, fáciles de contratar y sin comisiones, comercializadas bajo el nombre “Hipotecas Mari Carmen”. Con este producto, los clientes pueden contratar una hipoteca como las de toda la vida, con intereses variables o fijos, según la modalidad que elijan

Estas hipotecas son flexibles y se adaptan a las necesidades de financiación del cliente. En concreto, se podrá solicitar hasta el 80% del valor tasable de la vivienda en cuestión y el plazo de devolución será, como máximo, de 30 años. 

Además, como ocurre en muchas otras entidades, cuanto mayor sea la vinculación del cliente con el banco, mayores serán las bonificaciones que podrá obtener en el tipo de interés a pagar. 

Si quieres conocer las características principales de las Hipotecas Mari Carmen de Abanca y cómo solicitarla, sin duda, este artículo es para tí. 

Hipoteca Fija de Abanca

Hipoteca Fija

Ver detalles

Financiación

Hasta el 80% del valor del inmueble.

Ventajas

  • Interés no variable a lo largo del tiempo.
  • Plazo de devolución de hasta 30 años.
  • Sin comisiones de apertura.
  • Posibilidad de obtener bonificaciones contratando otros productos de la entidad.

Los clientes particulares de Abanca disponen de dos modalidades de hipoteca: una con intereses a plazo fijo y otra con intereses variables. 

Los más conservadores se decantarán por la Hipoteca Fija Mari Carmen, con la que pagarán la misma cuota desde el día de la contratación hasta que terminen de pagar la hipoteca. El mayor diferencial de esta modalidad es que sus intereses no varían con el paso del tiempo en función del valor del Euríbor, lo cual puede ofrecer una gran tranquilidad al cliente.

Los clientes podrán solicitar hasta el 80% del valor de la compraventa de su vivienda. Además, el plazo de amortización será el que ellos elijan en función de su capacidad económica. Podrán seleccionar:

  • Plazo de 15 años.
  • Plazo de 20 años.
  • Plazo de 25 años.
  • Plazo de 30 años.

Pero la principal ventaja de este producto son sus gastos asociados. Esta hipoteca está exenta de comisión de apertura y será Abanca quien asuma todos los gastos derivados de la notaría, el registro y la gestoría. 

En cuanto a los intereses, estos serán desde el 2,45% TIN y el 3,06% TAE, si se elige un plazo de amortización de 15 años. En caso de que se seleccionen plazos más largos, los intereses incrementarán.

Asimismo, los clientes que contraten otros productos relacionados disfrutarán de bonificaciones en el tipo de interés de hasta un 1%. En concreto, será el cumplimiento de los siguientes requisitos lo que conllevará una reducción de los intereses:

  • Domiciliar una nómina, pensión u otras aportaciones periódicas. Cuanto mayor sea el importe habitual de estos ingresos, mayores serán las bonificaciones.
  • Contratar un Seguro de Vida de Abanca a nombre del titular de la hipoteca y con un importe del 100% del saldo pendiente.
  • Realizar, al menos, 24 compras anuales con una tarjeta de crédito de Abanca o compras por valor total superior a 2.500€.

Hipoteca Variable Abanca

Hipoteca Variable

Ver detalles

Financiación

Hasta el 80% del valor del inmueble.

Ventajas

  • Plazo de devolución de hasta 30 años.
  • 1,99% TIN durante el primer año.
  • Bonificaciones al contratar otros productos de la entidad.

Aquellos clientes que busquen una hipoteca cuyos intereses se vayan adaptando al valor del Euríbor en cada momento, deberán optar por la Hipoteca Variable Mari Carmen. Esta hipoteca de Abanca está libre de comisiones y gastos de contratación, notaría, modificación del contrato o reembolso. 

Con esta hipoteca, el titular no podrá saber cuál será el importe exacto de su cuota del año siguiente, ya que esta dependerá de los intereses que se apliquen en ese momento. Por este motivo, esta modalidad de hipoteca suele ser más interesante cuando se trata de plazos cortos, ya que el riesgo es menor. Sea cual sea el caso, hay que tener en cuenta que en la actualidad el valor del euríbor es bastante bajo.

Para contratarla, el cliente deberá pensar en la cantidad que quiere solicitar, hasta el 80% del valor de compraventa de su nueva vivienda, y el plazo en el que quiere devolverlo, hasta 30 años

Los interesados en contratar una de estas hipotecas deben saber que, en ningún caso, la suma de su edad y la del plazo de la hipoteca deben sumar 75 años

Aunque la mayoría de condiciones son similares a las de la Hipoteca Fija Mari Carmen de Abanca, los intereses son distintos. En este caso, los clientes podrán pagar intereses bastante atractivos desde:

  • 1,99% TIN durante el primer año.
  • El valor del euríbor más el 1,99% durante el resto de años.
  • 2,55% TAE variable.

Estos intereses podrán variar en función del importe y el plazo de amortización contratado. Además, los clientes podrán bonificarse en gran medida los intereses a pagar si cumplen algunos requisitos. Estas condiciones son las mismas que para la reducción de intereses de la hipoteca a plazo fijo.

Solicitar una hipoteca Abanca

Solicitar una de estas hipotecas es un proceso sencillo y sin demasiadas complicaciones. Sin embargo, aunque la Banca Electrónica de Abanca es una plataforma digital muy completa, no es posible realizar la contratación de una hipoteca a través de ella

La parte positiva es que, al tener que acudir a una oficina, el cliente recibirá una atención más directa y podrá resolver todas sus dudas con un experto de la entidad.

Al consultar la información de la página web de la entidad, los interesados encontrarán el botón “Pide cita en tu oficina”. Si pulsan aquí, la página les dirigirá a un formulario en el que deberán cumplimentar:

  • Su nombre y apellidos
  • Su NIF o Tarjeta de Residencia
  • Su fecha de nacimiento
  • Su teléfono móvil
  • Su dirección de email
  • Su código postal

A continuación, el cliente deberá escoger la oficina en la que quiere ser atendido y podrá elegir una cita. También podrá optar por llamar a su oficina de confianza o más cercana para pedir la cita. 

En la oficina, un gestor de la entidad estudiará la situación del cliente y le asesorará sobre cuál de las dos modalidades de hipoteca es más conveniente para él. Asimismo, también le ayudará a determinar el plazo de amortización que le permitirá pagar las cuotas de manera cómoda pero sin pagar demasiados intereses. 

Una vez esté todo decidido, el cliente deberá entregar la documentación que su gestor le solicite. La entidad valorará la viabilidad de la financiación y notificará lo más pronto posible al cliente de si se concede o no.

Calculador de hipoteca Abanca

La mayoría de grandes entidades financieras que ofrecen productos a través de su banca online ofrecen una herramienta digital para simular los gastos hipotecarios.

En concreto, Abanca no ofrece esta herramienta en su banca online. Para conocer una estimación del importe de sus cuotas, los intereses y los gastos, el cliente deberá acudir a una oficina. 

Eso sí, en la página web de Abanca encontrará toda la información sobre las Hipotecas Mari Carmen y algunos ejemplos.

Solicitar una hipoteca 100% en Abanca

Aunque a priori solo es posible solicitar hasta el 80% del valor de una vivienda, los clientes interesados en obtener el 100% de la financiación podrán consultarlo en la oficina

En algunos supuestos, cuando el cliente presente una situación financiera y garantías de pago óptimas, Abanca valorará la opción de concederle una financiación mayor. En estas ocasiones también se estudiará cuáles son las características de la vivienda a adquirir. 

En todo momento, la entidad se reserva el derecho a conceder o no conceder este tipo de financiación exclusiva.