¡Humano! En Rastreator.com utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar tu experiencia ofreciéndote contenidos de tu interés. Puedes tener más detalles aquí. Entendemos que si sigues navegando, estás de acuerdo ;)

¿Cómo pedir una hipoteca al 100% de financiación?

10 minutos
  • Para solicitar un préstamo hipotecario se necesita tener, como mínimo, un 20% del valor de la vivienda ahorrado
  • Tener un perfil solvente o utilizar un intermediario financiero puede ayudar al cliente a conseguir la financiación deseada

Rastreator - Cómo conseguir financiación hipotecaComprar una vivienda supone un desembolso inicial importante para el bolsillo de los consumidores. La adquisición de una casa exige tener ahorrado, como mínimo, el 20% de su precio, un importe no apto para todos.

Los años de crisis económica y el estallido de la burbuja inmobiliaria supusieron para la banca un elevado aumento de la morosidad, una situación que ahora tratan de evitar por todos los medios. Es por ello que solicitar una hipoteca al 100% de financiación es una tarea complicada para el comprador. Sin embargo, existen varias vías para quienes no cuentan con los ahorros necesarios. Algunas de las claves se encuentran en el valor de tasación del inmueble, la solvencia del cliente o la intermediación financiera.

¿Cuánto dinero necesito para solicitar una hipoteca?

El desembolso inicial que supone adquirir una vivienda es uno de los mayores inconvenientes que encuentra el comprador a la hora de decidir entre comprar o alquilar. Dado que las entidades suelen conceder, como máximo, un 80% de financiación, la mayoría de los clientes debe contar con un colchón de, al menos, el 30% del valor del inmueble. Y es que, además de necesitar el 20% que no les presta el banco, también deben hacer frente a una serie de gastos iniciales e impuestos. Estos incluyen:

  • Notaría. El coste de la notaría variará en función del importe del préstamo, pero suele rondar entre el 0,1% y el 0,5% del mismo, además del precio de la escritura.
  • Gestoría. Este gasto se sitúa entre los 300 y 400 euros aproximadamente.
  • Gastos de tasación. La tasación también dependerá del valor del inmueble, por lo que puede situarse alrededor de los 300 euros para una vivienda de 150.000 euros.
  • Registro de la propiedad. Se sitúa en torno al 0,2%.
  • Comisión de apertura de la hipoteca. Variará en función del banco con el que se contrate el préstamo, pudiendo ir desde el 0% hasta el 1,5% aproximadamente.
  • Impuestos. Después de la decisión del Gobierno de repercutir al banco el impuesto IAJD (Impuesto de Actos Jurídicos Documentados), el cliente únicamente deberá hacer frente al IVA de la compra del inmueble (solo para los de obra nueva), que en 2018 se sitúa en el 10%.

Así, para un inmueble valorado en 150.000 euros,el comprador deberá contar, como mínimo, con 30.000 euros para llegar hasta el 100% del valor de la hipoteca. Si, además, se añaden los gastos de apertura y el pago de otros impuestos, el cliente deberá tener ahorrados 15.000 euros más, es decir, en total unos 45.000 euros para solicitar un préstamo hipotecario.

¿Cómo conseguir financiación al 100%?

Contar con un colchón económico que permita hacer frente a los gastos iniciales de solicitar una hipoteca es una situación que no se produce habitualmente. La mayor parte de la población suele tener dificultades para acceder a la financiación ya que no disponen del 20% necesario para cubrir la parte que las entidades financieras no facilitan. Por tanto, si lo que se desea es acceder al 100% de financiación, existen algunas opciones:

Valor de tasación

Los bancos tienen como norma común ofrecer financiación para la adquisición de la vivienda por un importe de hasta el 80% de su valor de tasación. Aunque no se trata de un requerimiento legal, las entidades buscan protegerse de la morosidad desencadenada con la burbuja inmobiliaria. Así, se entiende que si un cliente ha tenido la capacidad para ahorrar más del 20% del valor del inmueble, significa que ha tenido una situación económica lo suficientemente estable como para poder hacer frente en el futuro a las cuotas del préstamo.

Sin embargo, si el usuario no cuenta con esta cantidad, el valor de tasación de la vivienda puede ayudarle a conseguir una mayor financiación. Para ello, siempre y cuando el precio de compraventa del hogar se sitúe por debajo del importe de tasación, la entidad podrá barajar la opción de ofrecer el 100% del coste del inmueble. Por tanto, si el cliente desea adquirir un hogar con un valor de 150.000 euros, necesitará que su tasación sea, como mínimo, de 188.000 euros. De este modo, el banco le podría conceder el 80% de ese precio, que serían 150.400 euros.

Perfil solvente

Aunque la mayoría de los productos hipotecarios que ofrecen las entidades financieras suelen estar condicionadas al 80% de financiación, las propuestas de los bancos pueden variar si el perfil del cliente es solvente. Esto significa que si el usuario cuenta con una alta estabilidad financiera y laboral existen mayores posibilidades de conseguir una hipoteca al 100%. Para ello, tendrá que tener un sueldo, como mínimo, de 2.500 euros, un contrato de trabajo indefinido con cierta antigüedad laboral y no poseer deudas ni figurar en ningún fichero de morosidad, entre otros.

Vivienda en propiedad del banco

Como consecuencia de los impagos generados durante los años de crisis económica, las entidades financieras han acumulado numerosos activos inmobiliarios en propiedad de los que ahora se tienen que deshacer. Por este motivo, los bancos ofrecen condiciones de financiación mucho más ventajosas cuando los clientes se interesan por una de sus viviendas. No obstante, este porcentaje estará condicionado siempre al perfil del cliente. Es decir, aunque las condiciones sean más favorables cuando se trata de una casa propiedad del banco, no siempre significa que la financiación hipotecaria llegue hasta el 100%.

Asesor hipotecario

Rastreator_pedir-hipoteca-100-financiacionLa figura de los asesores hipotecarios es crucial a la hora de negociar una hipoteca. Estos intermediarios, además de guiar al cliente cuando solicita el préstamo, simplificar las gestiones y el proceso de solicitud, pueden ayudarle a conseguir la financiación que necesita. Y es que estos profesionales mantienen una relación muy cercana con las entidades bancarias y conocen de una forma muy precisa los productos que éstas tienen en cada momento en el mercado. Por ello, tienen más probabilidades de éxito cuando se trata de conseguir más de un 80% de financiación durante el proceso de negociación de la hipoteca.

Doble garantía hipotecaria

Si el cliente ha agotado todas las vías y aun así sigue sin conseguir más del 80% de financiación, puede recurrir, en última instancia, a la doble garantía hipotecaria. Esto significa que el banco prestará el 80% del valor de la vivienda y, además, el 20% restante, que estará cubierto a través de una hipoteca sobre un segundo inmueble.

Por lo general, esta última suele recaer sobre la casa de los padres de quien intenta conseguir el préstamo. Así, si existe algún problema de impago el banco podrá ejecutar esa vivienda, aunque se trataría solo del 20% y no del total de la misma. Por lo tanto, se trata de una medida que permite al cliente poder hacerse con mayor financiación aunque también conlleva riesgos que es necesario valorar.

Características de las hipotecas al 100%

Este tipo de hipotecas, al contar con un mayor volumen de financiación, tienen ciertas características que las diferencian de las tradicionales:

  • Es necesario contratar algún producto con la entidad. Además de domiciliar la nómina o los ingresos mensuales el cliente tendrá que adquirir algún seguro de Vida, seguro de Hogar o tarjeta con la entidad.
  • Los tipos de interés suelen ser más altos, pues el banco asume un mayor riesgo.
  • Los plazos de amortización son mayores ya que se trata de una cantidad de dinero más elevada y se presupone que el cliente tardará más en devolverlo.
  • Se dirigen fundamentalmente a los inmuebles que vayan a constituir la primera vivienda de la persona que solicita la hipoteca.

¿Existen riesgos al pedir una hipoteca 100?

Aunque las hipotecas al 100% de financiación pueden resultar más atractivas, lo cierto es que también tienen varios riesgos, ya que se estará asumiendo una deuda mayor, lo que implica que el riesgo de que se pueda producir una situación de impago sea más alto.

  • Posibilidad de endeudamiento. Esta es la característica que más problemas puede generar a quienes contraten un préstamo hipotecario al 100%. Y es que el hecho de que el banco nos conceda una financiación mayor también hará que el importe a devolver y los intereses se incrementen. Por ello, será recomendable valorar si este tipo de préstamo nos conviene o no, ya que, en un principio, el atractivo de no tener que adelantar nada para adquirir la vivienda puede cegarnos y que la cuota acabe superando el 35% de nuestros ingresos mensuales, algo que no se recomienda cuando se contrata este tipo de financiación.
  • El inmueble puede tener un valor inferior. Si el banco nos concede una financiación superior al precio de la vivienda es posible que si en algún momento dejamos de pagar el préstamo y la entidad se queda con el inmueble, este se subaste por un precio inferior al que debemos. Lo mismo ocurriría si decidimos vender el hogar y la deuda pendiente supone todavía una parte importante del préstamo, ya que no conseguiríamos suficiente para cubrir todo el capital pendiente.

¿Qué bancos ofrecen hipotecas al 100% de financiación?

Actualmente, no son muchos los bancos que comercializan hipotecas al 100%, al menos de forma oficial. No obstante, esto no significa que algunos no estén abiertos a negociar con los clientes más solventes.

En concreto, entidades como Abanca ofrecen hasta el 90% de financiación máxima, siempre y cuando el cliente cumpla con todos los requisitos que exige, como pueden ser la domiciliación de nómina y la contratación del seguro de hogar, de vida y la tarjeta del banco. Otras entidades, como por ejemplo, banco Santander, proporcionan el 100% del importe de la hipoteca siempre y cuando se adquieran inmuebles de Altamira o Casaktua, sus filiales inmobiliarias, con un plazo máximo de 40 años. De igual forma, Liberbank también oferta hipotecas financiando el 100% del valor de tasación de la vivienda si el cliente se decanta por adquirir un inmueble propiedad del banco. Y es que aunque no son muchos los bancos  que muestran de forma explícita una oferta de financiación superior al 80%, en algunas ocasiones es posible negociar con los mismos o encontrar otras vías para conseguir un importe más alto.

Comparar las mejores hipotecas

Solicitar una hipoteca es una decisión que se toma muy pocas veces en la vida. El desembolso inicial, los requisitos y los gastos que conlleva hacen que encontrar la opción más adecuada para cada tipo de perfil no sea una tarea fácil. Si el cliente necesita, además, mayor financiación de la que se suele conceder normalmente es necesario informarse previamente y analizar todas las opciones para poder encontrar las condiciones más ventajosas antes de calcular la cuota del préstamo. En el comparador de Hipotecas de Rastreator podrás elegir entre una gran variedad de préstamos destinados a la compra de la vivienda y escoger el más adecuado a tu perfil. Además, si necesitas a un experto que te ayude a encontrar la mejor oferta podrás contactar con nuestros asesores hipotecarios de forma gratuita.

Noviembre 2018


COMPARAR HIPOTECAS

¡Compártelo en redes!