El déficit en educación financiera dificulta la capacidad de ahorro de los españoles

2 minutos
  • Más del 30% de los que no invierten afirman que no lo hacen por temor a perder sus ahorros
  • Muchos españoles no tienen los conocimientos básicos necesarios para contratar un producto financiero ni son capaces de entender la letra pequeña de sus facturas
  • El 56% de los encuestados asegura que no tiene suficientes conocimientos sobre los tipos de hipotecas y el 41% desconoce qué gastos conlleva la compra de una casa

La educación financiera en España sigue siendo una de las asignaturas pendientes.  Con motivo del Día de la Educación Financiera, que este año celebra su sexta edición bajo el lema ‘Finanzas responsables’, Rastreator ha realizado un estudio para analizar el conocimiento en materia de finanzas de los españoles con el objetivo de concienciar acerca de la importancia de estar financieramente formados.

Tal y como desprende el estudio, el 69% de los españoles afirma que no invierte nada al mes pero, entre los que no invierten, más del 20% reconoce que lo haría si tuviera más conocimientos e información sobre finanzas, siendo los jóvenes de 18 a 24 años los que se muestran más temerosos al respecto (39%). De hecho, el 31% de los que no invierten aseguran que se debe al miedo de correr riesgos con su dinero.

Por el contrario, del 31% que afirma invertir de forma periódica, tan solo 3 de cada 10 lo hace a través de plataformas online, ya que requiere un alto conocimiento financiero para poder realizar este tipo de transacciones con éxito y sin asesoramiento.

Debido a ese desconocimiento, son muchos los que recurren a ayuda profesional para contratar productos financieros como hipotecas (53%), planes de pensiones (48%) o préstamos o créditos (47%).

En palabras de Álvaro Bas, COO y director de desarrollo de negocio de Rastreator: “En España no existe una amplia cultura en educación financiera. Esto puede ser un motivo clave que afecte directamente al bolsillo de cada uno de nosotros y al ahorro en general. Por eso, antes de contratar un producto financiero sobre el que no tenemos un amplio conocimiento es necesario comparar las opciones disponibles, sus condiciones y ventajas. Además, la ayuda de un asesor que aconseje, ayude a entender la “letra pequeña” y acompañe en cada una de estas decisiones siempre hará que sea mucho más fácil y que no existan esos miedos”.

Conocimiento del sector hipotecario

En el caso de productos financieros más complejos como es el caso de la contratación de una hipoteca, el 68% de los encuestados considera que es un proceso complicado y el 56% asegura que no tiene suficientes conocimientos sobre los tipos de hipotecas que hay en la actualidad en el mercado.

Somos conscientes de que el proceso de contratar una hipoteca es algo que de por sí tiene una gran importancia en la vida de cualquier persona. Por ese motivo y sabiendo las dudas que pueden surgir durante el proceso, nació el servicio de asesoramiento hipotecario, que es totalmente gratuito para el usuario, cuyo principal objetivo es ayudar al usuario a encontrar la mejor hipoteca en función de sus necesidades y su perfil, y además, acompañarle durante todo el proceso, resolviendo dudas y aclarando conceptos, con el fin de que la contratación de su hipoteca sea más sencillo, claro y transparente”, explica Sergio Carbajal, responsable de hipotecas de Rastreator.

De hecho, el 41% de los encuestados afirma que no sabe qué gastos conlleva la compra de una casa y contratación de hipoteca. Es muy común que el usuario no sepa por ejemplo cuánto debería tener ahorrado para poder acceder a una vivienda o qué tipos de gastos extras supone la adquisición de una vivienda”, matiza Carbajal.

La complejidad en las facturas de la luz y la falta de comparación

La complejidad del sector energético y la dificultad para entender las tarifas y facturas son los principales motivos de la falta de interés por el ahorro en este concepto por parte de los usuarios. De hecho, un 80% de los españoles asegura que cambiaría de compañía si esto supusiera un ahorro en sus facturas energéticas pero seis de cada 10 asegura que nunca ha comparado tarifas de luz y gas entre diferentes compañías.

Además, el 77% de los españoles afirma que cambiaría si su compañía subiera los precios pero el 56% sostiene que no entiende la factura y más de la mitad (63%) no sabe qué tipo de contrato tiene ni la potencia que tiene contratada. Ante esta falta de conocimiento, la probabilidad de no tener contratada la tarifa que mejor se adapta a lo que necesitan puede suponer un gasto innecesario cada mes.

¡Compártelo en redes!