Las mejores tarifas para tener Internet en tu segunda residencia

3 minutos
  • Vodafone, Orange y Movistar ofrecen tarifas con gigas ilimitados
  • Una opción menos conocida, pero con gran cobertura por toda España es Internet por satélite
  • Existen distintas opciones dependiendo de dónde esté la vivienda y del tiempo que se pase en ella cada año

Internet cada vez está más presente en el día a día, tanto es así que según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) el 91,8% de la población de 16 a 74 años ha utilizado Internet en los últimos tres meses, lo que supone un total de 33 millones de usuarios. Y es que incluso estando de vacaciones, la necesidad de estar conectado es mayor. Sin duda, contar con Internet en casa ya es una prioridad para los españoles.

Por esto, aquellos afortunados que cuentan con una segunda residencia para pasar sus días de descanso, buscan todas las posibilidades que les ofrece el mercado para tener Internet en su casa de veraneo. Tanto si está en la playa, en la montaña o en el pueblo familiar, la opción de poder estar conectado y tener acceso a la red, cada vez es más imprescindible.

Y es que, lo que hace años podía ser un relajado reposo, a día de hoy puede convertirse en todo un problema. A estas alturas, pasar unos días sin Internet puede suponer un perjuicio para algunos y un tormento para otros, ya que la forma de divertirse y la de trabajar ha cambiado mucho en los últimos tiempos. La conexión a la red es fundamental en la mayoría de estas ocasiones.

Así las cosas, cuando llega la hora de contar con una conexión a Internet en una segunda residencia, hay que valorar hasta qué punto es necesaria. Y es que no es lo mismo pasar unos días al año que estar allí dos meses completos. Además, puede que se tenga la posibilidad de desconectar por completo durante el tiempo de descanso, pero hay a quien no le queda más remedio que seguir conectándose. Por eso, entra todas las opciones, hay que tener claras las ventajas y desventajas de cada una.

Tethering

¿Sabías que puedes utilizar tu móvil como si fuera un router wifi? Desde hace tiempo, los teléfonos son capaces de compartir su conexión a internet con otros dispositivos, como puede ser una tableta, un ordenador o una televisión inteligente. Es lo que se conoce como tethering o conexión compartida. Es una solución bastante sencilla porque no requiere contratar líneas adicionales ni comprar otros aparatos, pero, al igual que tiene ventajas también tiene algunos inconvenientes.

Ventajas e inconvenientes de utilizar tu móvil como router wifi

En el caso de los inconvenientes, el primero es la velocidad. Si el teléfono alcanza señal 4G y es compatible con esta tecnología puede que no haya demasiado problema, pero en muchas lugares aún no está disponible y no todos los teléfonos pueden captarla, por lo que tendrías que pensar en otra solución para tener internet en zonas rurales. Además, recibir conexión y compartirla supone un gran esfuerzo energético para el teléfono, que agotará la batería a gran velocidad en comparación con un uso normal. Por lo que, si te planteas esta opción, debes tener en cuenta que será necesario tener cerca una toma de corriente para cargar el móvil o para hacerlo a través del ordenador.

En cuanto a las ventajas, hay que destacar que se trata de una opción bastante más económica que contratar fibra en tu segunda residencia. Ya que estarás ahorrándote los costes de instalación y alta del contrato. Sin embargo, que te compense o no dependerá del uso que vayas a hacer de internet y de la frecuencia con la que vayas a tu segunda residencia.

Las mejores tarifas para compartir datos

Por supuesto, si dispones de pocos GB para navegar, al compartir internet a otro dispositivo los agotarás mucho más rápido que haciendo un uso de estos datos solo con el móvil. Por eso, lo mejor es contratar una tarifa con gigas ilimitados que te asegure que no te vas a quedar sin datos antes de tiempo. Algunas de las opciones para tener internet en tu segunda residencia con Movistar, Vodafone, Orange o Yoigo es contratar una de sus tarifas ilimitadas.

Sinfin

Ver detalles

Precio

33€ /mes

Móvil: GB y llamadas ilimitadas

Ilimitada Esencial Básica

Ver detalles

Precio

25€ /mes

Móvil: GB ilimitados y llamadas ilimitadas

Go Up

Ver detalles

Precio

35,95€ /mes

Móvil: GB y llamadas ilimitados

Contrato Infinito

Ver detalles

Precio

39,95€ /mes

Móvil: GB y llamadas ilimitadas

Router 4G

La red 4G está más que asentada en España y, desde hace poco tiempo, en algunos puntos del país se puede disfrutar de una conexión 5G, una tecnología de acceso inalámbrica a la red que permite navegar muy deprisa. Aunque es utilizada principalmente en teléfonos móviles,  también puede servir para dar conexión a otros aparatos. Y es que al igual que se hace con el Tethering, se puede compartir la conexión que se recibe por 3G, 4G o 5G a través de wifi, pero contando con un dispositivo específicamente pensado para ello: un router. El funcionamiento será similar al de Tethering, pero mejorando aspectos como la velocidad de conexión o la intensidad de la señal. Ahora bien, lo más probable es que en tu segunda residencia todavía no haya llegado el 5G, por lo que tendrás que conformarte con una velocidad de conexión inferior.

Eso sí, también será necesario contar con una tarjeta SIM y un plan de datos para poder utilizarlo. Tendrá las mismas desventajas que en el caso de utilizar el móvil, es decir: tarifas y cobertura limitados.

Ventajas del 4G en casa

La principal ventaja es la sencillez de uso. No es necesario que ningún técnico realice una instalación con cierto grado de complejidad, como en el caso de la fibra óptica. Además, puedes tener tu internet 4G contigo en cualquier parte: tu conexión no tiene por qué estar fija en una residencia concreta, sino que puedes llevártela de una residencia a otra.

Desventajas del 4G en casa

Las principales desventajas son dos: por un lado, la velocidad de navegación es menor que la que se obtiene con una conexión de fibra óptica de alta velocidad. Por otro lado, tu conexión depende de la cobertura 4G que haya disponible, por lo que es recomendable comprobar que, en el lugar en el que se va a utilizar, la señal sea lo suficientemente fuerte.

Cuánto cuesta tener un router 4G en tu segunda residencia

Actualmente se pueden encontrar opciones de Internet 4G para casa por precios que oscilan entre los 30 y los 40 euros mensuales, aproximadamente. En muchos casos, no tendrás que comprar un router para disfrutar de internet en tu segunda residencia, pero tendrás que cumplir un periodo de permanencia si quieres que la compañía te ceda el aparato. De lo contrario, a la tarifa tendrás que sumarle el coste de un router 4G.

4G en casa

Ver detalles

Precio

19,97€ /mes

Internet: Wifi 4G con GB ilimitados de descarga

Internet por satélite

Una de las opciones más desconocidas, pero que ofrecen un gran número de compañías es Internet por satélite. Además la disponibilidad de la cobertura es, sin ninguna duda, la más amplia del mercado. Y es que prácticamente está cubierto el 97% del territorio español. No obstante, tendrás que tener en cuenta que la estabilidad de la conexión no es igual a la de otro tipo de alternativas como, por ejemplo, la fibra. También, es importante que recuerdes que tendrás que instalar una antena parabólica en el exterior de tu casa, aunque su coste está subvencionado por los fondos Res,es y Feder.

Las empresas que suministran Internet por satélite en España son: Eurona, SkyDSL, BigBlu, Embou y Viasat, y los precios de las conexiones están entre los 19,90 euros de la conexión más básica (10/1 Mbps) hasta los 69,99 euros de la más rápida (50/5 Mbps).

Satélite Eurona 2ª Residencia

Ver detalles

Precio

12€ /mes

Condiciones: Alta gratuita, 18 meses de permanencia y puedes subir la velocidad gratis 3 veces

Internet: 30 Mb

Clásica 30

Ver detalles

Precio

19,99€ /mes

Condiciones: Después de 3 meses el precio es de 29,99€

Internet: 30 Mb Internet satélite

Internet radio

Aunque cualquiera de las opciones anteriores son totalmente válidas, ¿qué pasa cuando la casa se encuentra perdida en mitad de la nada donde no hay fibra, ADSL o ni siquiera cobertura móvil?

Para casos tan extremos también existe una alternativa: Internet Radio. Más conocida con el nombre de WiMax, es una tecnología muy parecida al wifi, que permite tener conexión a Internet a través de microondas. Por esto, no es necesario cableado y se puede ubicar en cualquier lugar que reciba señal. Eso sí, no hay que perder de vista los periodos de permanencia, que en este caso suelen ser de un año, y los costes de instalación, que pueden superar los 150 euros.

En la actualidad no se trata de una opción muy extendida en España, sin embargo, se trata de una alternativa más a tener en cuenta.

Contratar una línea

La primera opción es hacerse con una línea de teléfono y una conexión a Internet, igual que la que se tiene en el domicilio principal. Con esto no hay sorpresas. Siempre que los operadores tengan cobertura, se podrá contratar una línea como cualquier otra, con las luces y sombras que ello supone: contar con una conexión de calidad siempre a costa de pagar todos los meses por algo que sólo se utiliza ocasionalmente.

Línea vacaciones

Línea vacaciones es el nombre de un servicio que permite instalar una línea telefónica que se active durante sólo unos meses. Está especialmente pensado para este tipo de residencias y en los últimos años ha avanzado bastante el desarrollo de la red, que ha llegado a pequeñas poblaciones costeras. Además, las ofertas de fibra y móvil de las compañías han mejorado de manera exponencial, por lo que

Así, durante el tiempo que está activa, tiene las mismas prestaciones que una línea telefónica cualquiera, por lo que se puede contratar un servicio de fibra de alta velocidad. Eso sí, no hay que olvidar que la conexión a Internet hay que activarla y desactivarla en poco tiempo y que este trámite suele tardar. Además, es posible que el cliente esté obligado a firmar varios meses de permanencia como, por ejemplo, en el caso de Movistar, que exige medio año.

Actualmente son varias las compañías que ofrecen este tipo de servicios, por lo que tenerlo es de lo más sencillo. Basta con ponerse en contacto con el operador elegido e informar de que se quiere contratar.

Contratar internet para una segunda residencia

Sea cual sea la modalidad que se elija, en todo caso habrá varios operadores de telefonía que ofrecerán el servicio con prestaciones y precios distintos. Por eso, es fundamental comparar las distintas opciones antes de decantarse por una ya que existen importantes diferencias entre las ofertas de cada empresa.

Si se elige una conexión basada en una tarifa de datos, con el comparador de tarifas de móvil de Rastreator se puede encontrar fácilmente la que más se ajusta a las necesidades de cada cliente. Si se opta por una línea fija, en Rastreator también se pueden comparar con sencillez entre todas las ofertas del mercado.

Tarifas móvil con más gigas para segunda vivienda
Operador y tarifa Datos y llamadas Precio
Xenet Ilimitada GB ilimitados y llamadas ilimitadas 21 €
Digi GB ilimitados y llamadas ilimitadas 25 €
ORANGE Go up GB ilimitados y llamadas ilimitadas 35,95 €
YOIGO La Sinfín  GB ilimitados y llamadas ilimitadas 35 €
MOVISTAR Contrato infinito GB ilimitados y llamadas ilimitadas 39,35 €
VODAFONE Ilimitada Esencial GB ilimitados y llamadas ilimitadas 34,99 €

¡Compártelo en redes!