Los coches que no necesitan seguro

Rastreator.com encuentra los coches más raros del momento.

Quizá alguna vez te hayas preguntado si hay algún coche que no pueda tener seguro y es que como te hemos dicho alguna vez desde Rastreator.com, el seguro a terceros es obligatorio para todos los coches en España.

Sin embargo, hemos recopilado una serie de coches que no necesitan seguro o que, en caso de necesitarlo, estamos seguros de que tendrán pólizas con coberturas muy muy especiales. Queremos empezar este listado con tres coches singulares: el más pequeño, el más dulce y el más caro. Empecemos por el coche más pequeño del mundo.

El Nanocar

Este coche diminuto ha sido desarrollado por investigadores de la Universidad de Rice en Texas. Su tamaño era de 4x3 nanómetros, algo totalmente inapreciable a simple vista ya que un nanómetro equivale a la millonésima parte de un milímetro. Su estructura era muy simple ya que se componía de cuatro ruedas – formadas por 60 átomos de carbono- y un chasis.

Hasta aquí, parece que el seguro saldría barato ya que tenemos que descartar las coberturas de lunas, daños en la chapa, etc…

Lo que nos encarecería bastante la póliza es que el nanocar se desliza por una superficie de oro calentada a 200 grados –aunque más tarde le incorporaron un motor que funcionaba con luz-. Además, no sabemos si las compañías contemplan a las “pulgas” como posibles conductoras del coche.

El más dulce. Coche pastel de Skoda

Quién no recuerda el famoso coche pastel que lanzó la marca Skoda en uno de sus anuncios de televisión. Este coche no sólo estaba hecho de dulces en su parte exterior, si no que cada una de sus piezas estaba hecha por expertos pasteleros.

Las piezas que conforman el motor estaban elaboradas con chocolate y bizcocho, el aceite estaba hecho de miel y el resto de piezas, ventiladores, correas, asientos… eran de chocolate negro y blanco. No nos podemos imaginar el número de partes que puede dar un coche así al seguro. Por lo menos dejarlo aparcado a la puerta de un colegio podría encarecer bastante la póliza…

El coche más caro.

En esta extraña lista, no nos podemos resistir a incluir el coche más caro vendido en una subasta. Hace unos días la casa de subastas Sotheby’s vendió un Ferrari 250 TR de 1957 por algo más de 9 millones de euros. Se trata de un diseño Scaglietti producido únicamente entre 1957 y 1958, del que se fabricaron 22 unidades.

Este coche sí necesita un seguro a todo riesgo, pero suponemos que se lo tendrán que hacer a medida.

Seguiremos informando…

Redacción Rastreator.com

COMPARAR SEGURO DE COCHE AHORA