¿Qué seguro cubre a las personas que viajan en un vehículo?

Febrero 2015

 

  • El seguro de Responsabilidad Civil cubre siempre los daños personales causados a un tercero como consecuencia de un siniestro pero no ocurre lo mismo con los materiales.
  • El conductor del vehículo causante del siniestro no está protegido por el seguro de RC, pero sí por el seguro del Conductor.
  • El Consorcio de Compensación de Seguros indemniza a aquellas personas que pese a tener derecho a indemnización no existe un seguro que las cubra, por ejemplo si los daños han sido causados por un vehículo sin asegurar o uno robado.

 

 

Todos los vehículos tienen una cosa en común: están obligados a estar asegurados, como mínimo, con un seguro de Responsabilidad Civil (RC). Carecer de esta póliza puede llevar aparejada una multa de entre 601 y 3.005 euros, además de la inmovilización del vehículo.

El único motivo por el cual un vehículo puede carecer del seguro obligatorio que cubra la RC del conductor es que esté dado de baja, ya sea de forma temporal o definitiva, en el Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico. Lo que cubre, principalmente, es la responsabilidad civil del conductor derivada de los daños personales y materiales que cause a un tercero mientras estaba circulando.

En el caso de que se produzca un accidente, no todos los seguros o coberturas que tienen contratados los vehículos protegen del mismo a modo a las personas que se han visto involucradas en él. El grado de protección tanto del conductor como del resto de ocupantes varía en función del tipo de seguro qué tenga contratado el vehículo responsable.

Tras un accidente, ¿quiénes tienen derecho a reclamar?

Cuando se produce un accidente de tráfico son muchas las personas que pueden verse implicadas. Desde el conductor del vehículo culpable y sus ocupantes hasta los pasajeros que viajaban en el resto de vehículos implicados o los peatones que sean atropellados. Ahora bien, no todas las víctimas de un accidente tienen derecho a ser indemnizadas.

El conductor y los pasajeros de los vehículos que no hayan sido los causantes sí que podrán reclamar al seguro de Coche, al igual que los ocupantes del vehículo responsable del siniestro, mientras que el conductor culpable sólo tendrá derecho a ser indemnizado si cuenta con la cobertura de seguro del conductor.

En cuanto a la cuantía indemnizatoria que percibirá cada una de las víctimas ésta viene recogida en el Baremo de indemnizaciones en accidentes de tráfico, que deberán ser pagadas por la aseguradora del vehículo responsable del siniestro.

El seguro de Responsabilidad Civil

El seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria tiene la obligación de indemnizar por los daños materiales y personales que cause el vehículo asegurado a los terceros que se vean implicados en el siniestro. Pero, ¿quiénes son considerados terceros? Están dentro de esta categoría tanto el conductor como el resto de ocupantes del vehículo que no ha ocasionado el siniestro como los pasajeros del auto responsable.

En el lado opuesto se encuentra el conductor del vehículo responsable del siniestro que no es considerado un tercero, y por lo tanto, no está cubierto por el seguro de RC.

Exclusiones

La Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor especifica en el artículo 5 los casos que no están cubiertos por el seguro de RC. Si bien esta póliza se hace cargo de los daños personales originados a terceros, no ocurre lo mismo con los materiales. Su cobertura no cubre los desperfectos que pueda haber sufrido el vehículo causante así como los objetos que transportaba en su interior. Además, quedan desprotegidos también los bienes que sean propiedad del tomador del seguro, el asegurado, el propietario, el conductor y los que sean propiedad del cónyuge o de los parientes hasta el tercer grado de consanguinidad, es decir, padres, hermanos, abuelos, tíos, hijos o nietos.

El seguro del Conductor

El conductor responsable de un siniestro que circule sólo con el seguro obligatorio de Responsabilidad Civil no está contemplado como uno de los terceros con derecho a ser indemnizado por éste. Ahora bien, esto no significa que quede desprotegido en caso de sufrir daños físicos como consecuencia del accidente que él ha ocasionado.

La póliza encargada de responder por ellos es aquella que incluye la cobertura de seguro de conductor. No todas las compañías dan la opción de contratarla y en caso de permitirlo pueden existir diferencias entre el grado de protección ofrecida por unas compañías y otras.

La cobertura del seguro del conductor puede incluir desde compensación económica al conductor por los daños físicos permanentes que pueda sufrir (invalidez total o parcial ) o asistencia sanitaria hasta una indemnización a sus beneficiarios o a determinados familiares en caso de fallecimiento.

El Consorcio de Compensación de Seguros

“Los ocupantes de un vehículo siempre tienen derecho a una indemnización, aunque el conductor del mismo sea culpable del accidente”, así lo afirma la Dirección General de Tráfico (DGT ). Ahora bien, se puede dar el caso de que el coche culpable no esté asegurado (pese a ser algo obligatorio) o que, pese a contar con una póliza en vigor, se dé alguna de las situaciones contempladas como eximentes.

Las víctimas tienen derecho a ser indemnizadas por los daños sufridos y el organismo encargado de darles cobertura es el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS ). Pero, ¿cuándo le corresponde a esta entidad hacerse cargo de indemnizar a los ocupantes implicados en un accidente de tráfico? La legislación vigente afirma que será “dentro del ámbito territorial y hasta el límite cuantitativo del aseguramiento obligatorio”.

Las principales situaciones en las que el CCS se hace cargo de las indemnizaciones pertinentes son las siguientes:

Vehículo sin asegurar

Si el vehículo responsable del siniestro tiene su estacionamiento habitual en España y no está asegurado será al Consorcio al que le corresponda indemnizar a las personas implicadas por los daños personales y materiales correspondientes. En el caso de que el coche esté sin asegurar y tenga su estacionamiento habitual en un tercer país no firmante del Acuerdo entre las oficinas nacionales de seguros de los Estados miembros del Espacio Económico y de otros Estados asociados, también será el CSS el que se haga responsable. Eso sí, el accidente ha tenido que producirse en España y las víctimas tendrán que residir también en este país.

Vehículo desconocido

Si el accidente ha tenido lugar en España por un vehículo desconocido, es decir, se ha dado a la fuga, por ejemplo, le corresponde al CCS indemnizar a aquellos que hayan sufrido daños como consecuencia de éste.

Vehículo robado

Al CSS también le corresponde indemnizar por los daños materiales y personales cuando el vehículo culpable, pese a contar con un seguro en vigor, haya sido robado y siempre que el accidente haya tenido lugar en España.

No tienen derecho a ser indemnizadas por el CCS…

Ahora bien, si los ocupantes que viajaban en el vehículo culpable del accidente sabían antes de montarse en él que no estaba asegurado o que era robado, entonces no estarán cubiertos por el CSS.

Blindarse con el mejor seguro de Coche

A la hora de asegurar un vehículo se puede optar por contratar la póliza más básica, que cubre principalmente la RC del conductor, hasta el seguro a Todo Riesgo sin Franquicia más completo. Para no equivocarse en la elección de la póliza es importante comparar primero ya que el mejor seguro de Coche para un vehículo nuevo no es el mismo que para uno que tiene 20 años.

Hay que saber qué riesgo se desea cubrir exactamente y cuáles son las coberturas con las que debe contar un vehículo concreto así como sus conductores (principales y ocasionales ). Rastreator te permite encontrar en apenas unos minutos aquel que mejor se adapta a tu perfil de conductor y a tu vehículo. Sólo tienes que rellenar un sencillo cuestionario y podrás elegir entre un gran número de ofertas seleccionadas exclusivamente para ti en función del cuestionario previo.

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...