Sistemas de retención infantil en el coche

  • El 37% de los asientos infantiles no pasa las pruebas de seguridad de la UE.
  • Existen distintos grupos de S.R.I diferenciados según el tamaño del niño.
  • Los niños deben viajar con S.R.I hasta que midan más de 135 cm.

Para viajar con niños en el coche es necesario llevarlos bien protegidos. La mejor manera de hacerlo es usar los sistemas de retención infantil (S.R.I.), también conocidos como sillitas infantiles. Según está reflejado en la Ley de Tráfico, los niños que midan menos de 135 cm deben viajar en un dispositivo de este tipo, adecuado a su tamaño y peso. No hacerlo no sólo pone en peligro su seguridad, sino que puede suponer una sanción e incluso es motivo de inmovilización del vehículo. Además de esto, en la última modificación de la Ley de Tráfico, que entrará en vigor el próximo 1 de octubre, se prohibió que los menores con estatura inferior a 135 cm viajaran en el asiento delantero del coche. Sólo podrán hacerlo en 3 situaciones: si se trata de un vehículo biplaza, si los asientos traseros ya están ocupados por otros menores, y si no es posible instalar en ellos los sistemas de retención infantil.

A partir del 1 de octubre de 2015, los niños de estatura inferior a 135 cm no podrán viajar en el asiento de copiloto

En el caso de darse alguna de estas circunstancias, los niños podrán viajar en el asiento del copiloto siempre que vayan sentados en un asiento homologado que deberá ir orientado hacia atrás y con el airbag del vehículo desactivado.

Tipos de S.R.I según el tamaño del niño

A la hora de elegir una sillita es imprescindible tener en cuenta la altura y el peso del niño. En caso de accidente, el riesgo de que sufra lesiones graves es mucho menor si viaja correctamente sentado en un dispositivo adecuado a su tamaño. Por este motivo existen distintos tipos de S.R.I. que se adecúan al pequeño desde que nace, hasta que tiene la altura necesaria para usar el cinturón de seguridad.

Grupo 0 y 0+

Este grupo de dispositivos es el apropiado para transportar bebés de hasta 1 año (o hasta que pesan aproximadamente 13 kilos). Dentro de éstos se encuentran los capazos (una cuna donde los niños pueden viajar tumbados), que pertenecen al grupo 0 y suelen usarse cuando los niños son recién nacidos. El capazo debe colocarse en los asientos traseros, de forma transversal y con la cabeza del niño en la parte central del vehículo. Sin embargo, antes de usarlo, debes saber que sólo se recomienda hacerlo en circunstancias especiales ya que el riesgo al que se expone el pequeño es mucho más elevado que si lo hiciera en las sillitas diseñadas especialmente para viajar en coche y adecuadas a su franja de edad.

La opción más segura para este periodo son las sillitas del grupo 0+. Éstas deben colocarse en el asiento central trasero y siempre en sentido contrario a la marcha ya que, en caso de siniestro, la zona de la columna, el cuello, y la cabeza, estará más protegida. Estos asientos podrás usarlos hasta que el niño pese unos 13 kilos, o su cabeza sobrepase la altura del respaldo.

Grupo 1

Si tu hijo tiene entre 1 y 4 años o pesa entre 9 y 18 kilos debes usar un dispositivo de este grupo. Para instalarlo, sigue las instrucciones que indica el fabricante y fíjalo al asiento mediante el cinturón de seguridad o el sistema Isofix, que es el modelo estándar internacional de sujeción de las sillitas y que te explicamos en esta guía más adelante. Una vez hecho esto, el niño queda sujeto mediante un arnés de cinco puntos que siempre debe ir bien ajustado al cuerpo. Hay que prestar especial atención a que no se suelte ningún agarre, ya que el sistema perdería toda su efectividad.

Grupos 2 y 3

A este grupo pertenecen los asientos alzadores o elevadores. Deben usarlos los niños con un peso entre  los 15 y  los 36 kilos. Pueden llevar o no un respaldo (es recomendable que sí) y sirven para levantar al niño en el asiento para que pueda usar el cinturón de seguridad. Este tipo de dispositivos no se fabrica con el sistema Isofix.

A partir de 135 centímetros

Los niños que midan más de 135 cm podrán utilizar directamente el cinturón de seguridad sin que sea necesario instalar un sistema de retención infantil. Sin embargo, es recomendable que sigan usándolo hasta que midan al menos 150 cm y puedan usarlo de manera adecuada. Hay que tener cuidado, porque en ocasiones puedes pensar que está correctamente colocado y no es así.

Si la banda del cinturón toca el cuello o pasa bajo el mentón, el niño deberá seguir usando un asiento elevador

Para comprobarlo debes fijarte en que la banda diagonal pase por encima de la clavícula, sobre el hombro y pegada al pecho; y la horizontal quede lo más baja posible, sobre la cadera y los muslos, nunca por encima del estómago. Si la banda del hombro toca el cuello o pasa bajo el mentón, el niño deberá seguir usando el asiento elevador.

Cómo fijar el S.R.I al asiento del coche

Según la Dirección General de Tráfico (DGT), usar correctamente estos dispositivos puede reducir las muertes en un 75% y las lesiones en un 90% en caso de que se produzca un siniestro. Para no cometer ningún error, antes de colocarla debes fijarte en el tipo de silla que puedes instalar en tu coche: si cuenta con el sistema Isofix o si, por el contrario, tiene que ser instalada con el cinturón de seguridad.

El uso adecuado de los S.R.I puede reducir las muertes en un 75% y las lesiones en un 90%, según la DGT

Instalación con el sistema Isofix

El sistema Isofix es un sistema de sujeción estandarizado internacionalmente. Desde el año 2014 es obligatorio que todos los vehículos nuevos tipo turismo de 4 o más plazas cuenten con él. Una de sus principales ventajas es que es la forma más sencilla y segura de fijar la silla al asiento y asegurarse de que vaya correctamente instalada.

Isofix está adaptado en las sillas del grupo 0+ y del grupo 1 y cuenta con 3 puntos de anclaje. 2 de ellos sirven para sujetar la silla y están situados entre el respaldo y el asiento. El tercer punto sirve para darle mayor estabilidad y evitar que en caso de impacto, la silla rote. Puede ser de 2 tipos: el Top Tether o la pata de apoyo. El top Tether es un gancho que sujeta la parte posterior de la silla a la parte del respaldo del asiento o al maletero; y la pata de apoyo, es una pieza adicional que se conecta de la base de la silla al suelo del coche. Es importante saber dependiendo de este tercer anclaje la silla podrá ser instalada en un tipo de vehículo u otro. Esto vendrá determinado en la etiqueta del S.R.I., en la que se especificará si el asiento es universal, semiuniversal o específico.

Universales

Son los asientos que llevan como tercer punto de anclaje el Top Tether, que sujeta la parte superior de la sillita con el respaldo del asiento o el maletero del vehículo. Se pueden instalar en los coches que llevan este anclaje en la parte trasera del asiento de atrás, que son los que están habilitados para ello. Hacerlo en vehículos que no cuenten con él pone en peligro al niño, ya que con un movimiento brusco la sillita podría volcar.

Semiuniversales

Son los asientos que cuentan con 2 puntos de anclaje fijos, situados entre el respaldo y el asiento, y 1 punto de anclaje adicional, que suele ser una pata de apoyo. Se instalan en vehículos que no están diseñados para poner el enganche Top Tether. Antes de comprar este tipo de sillas es recomendable que compruebes si tu vehículo está incluido en la lista de compatibilidades que proporciona el fabricante del S.R.I.

Específicos

Están diseñados para ser instalados de manera no convencional en determinados modelos de coche.  Si quieres saber si el tuyo está entre ellos, deberás consultar las especificaciones del fabricante.

Instalación con cinturón de seguridad

Es la alternativa para cuando un coche no tiene el sistema Isofix. Utiliza los anclajes de los cinturones como medida de sujeción. Uno de sus mayores inconvenientes es que con frecuencia se cometen errores al instalar la silla como por ejemplo, que el cinturón no esté lo suficientemente ajustado o que quede retorcido. Para evitar que esto ocurra y, en consecuencia, que la sillita deje de ser segura, deberás seguir al pie de la letra las instrucciones que indica el fabricante.

Normativa europea de los S.R.I

Además de instalar estos asientos, un aspecto al que hay que prestar especial atención es que las sillas estén homologadas por la Unión Europea. Según el último Informe Europeo de Sistemas de Retención Infantil de 2015, el 37% de las sillitas infantiles no pasó las pruebas de seguridad, instalación, uso y confort que impone la norma comunitaria.

El 37% de las sillas infantiles no pasó las pruebas de seguridad que impone la Unión Europea

Para saber si estás usando las sillitas adecuadas, debes fijarte en la etiqueta. Ésta debe tener el sello de  homologación, que garantiza que cumple los requisitos de seguridad establecidos por la normativa europea. Hasta el momento hay 2 normas que coexisten y rigen cómo deben ser los S.R.I.: la ECE R44/04 y la i-Size.

Norma ECE R44/04

La norma ECE R44/04 entró en vigor en 1982 y desde entonces ha sido revisada en 3 ocasiones para introducir mejoras. Regula los distintos grupos de dispositivos que existen, diferenciados por un lado, según el tamaño del niño, y por otro, en relación a si su instalación. En 2013 empezó a aplicarse la nueva norma i-Size y, aunque se prevé que ambas coexistan hasta el 2018, poco a poco dejarán de comercializarse las sillitas fabricadas según la  antigua R44.

Norma i-Size

La nueva norma (i-Size), cuya primera fase se introdujo en el año 2013, sustituirá a la anterior en el año 2018. Esta normativa se encargará de solucionar los fallos que se encontraron en las anteriores sillitas. Uno de los puntos en los que esta norma pone el foco es en garantizar que el anclaje sea correcto, ya que es bastante frecuente que las sillas reguladas bajo la norma anterior se instalen de manera incorrecta. Otras de las modificaciones que se incluirán serán reforzar las pruebas de seguridad añadiendo como obligatoria la del impacto lateral, cambiar el sistema de clasificación de los grupos de edad para que sea menos confuso y apostar por una mayor compatibilidad de sillas y vehículos. Además de esto, el nuevo sistema elevará hasta los 15 meses la edad mínima obligatoria hasta que el niño pueda viajar de frente (actualmente es hasta los 12 meses).

Conducir seguro

La seguridad es el aspecto principal a tener en cuenta cuando nos ponemos al volante. Al viajar en coche son muchas las normas que tenemos que cumplir, tanto dentro, como fuera del vehículo. Además de las relativas a la circulación, una de las primeras con las que nos encontramos al comprar un vehículo es la obligación de contratar un seguro. En España, para poder circular con un coche es obligatorio contar con un seguro que al menos cubra la responsabilidad civil obligatoria, o lo que es lo mismo, un seguro a Terceros. Si necesitas uno Rastreator puede ayudarte. Su comparador de seguros busca entre una gran cantidad de pólizas y te muestra la que más se adecúa a lo que buscas.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Cynthia RosellRastreator.com


Seguro que te interesa...